Trucos triatléticos

Unos trucos rápidos que te ayudarán a mejorar en tus entrenamientos y tus competiciones.

Triatlón

PARA TUS ENTRENAMIENTOS:

En la piscina, no te olvides de entrenar algún largo nadando con la cabeza fuera del agua (a modo de waterpolista), pues durante la competición tendrás que hacerlo para orientarte con las boyas que marcarán los 300 ó 750 metros de circuito. Aprender a respirar hacia los dos lados (cada tres brazadas), pues hay situaciones que te impedirán respirar por el lado habitual.

Sobre la bici, no te olvides nunca el casco en tus entrenamientos y en la competición. Es muy importante que adquieras habilidad con la bicicleta, practica las curvas, siempre con la pierna interior levantada en el momento del giro. Lleva siempre uno o dos dedos sobre la palanca de cada freno y nunca frenes sólo con el freno de delante (puedes salir disparado por delante de la bici), siempre usa los dos frenos a la vez.

Aprende a combinar el desarrollo de la bici para llevar siempre una buena frecuencia de pedaleo. Los piñones más grandes se combinan con el plato más pequeño, para grandes subidas y los piñones más pequeños con el plato más grande, para llanear y descender.

Entrena la carrera a pie después de un entrenamiento en bici. Cámbiate lo antes posible y sal a correr entre 10 y 15 minutos, de esta forma iremos adaptando la musculatura para pasar de la bici a correr y evitaremos esas sensaciones tan extrañas que tenemos en  el cambio de deporte. Usa gomas elásticas en tus zapatillas para evitar tener que atártelas en la competición y perder tiempo, ya sabes que el crono no se detiene cuando cambias de deporte en triatlón, sino cuando cruzas la meta corriendo.

PARA EL DÍA DE LA COMPETICIÓN:

Enfúndate el neopreno. Si es necesario el uso del neopreno, échate aceite corporal (no a base de petróleo, que estropea los trajes) en brazos, axilas, cuello y tobillos, además de evitarnos rozaduras (sobre todo si se nada en el mar) nos ayudará a quitarnos el traje con mayor facilidad. Para poder ponerte el traje con más facilidad, colócate unas bolsas de plástico en pies y manos.

Goma portadorsal. Usa una goma elástica para el dorsal, que te permitirá cambiar de posición el mismo, llevándolo visible por la parte trasera en el segmento de ciclismo y por la parte de delante durante la carrera.

Gomas en las zapatillas de bici. Si dejamos las zapatillas de bici en los pedales, para evitar que éstas nos molesten mientras corremos con la bici por el box y para facilitar la acción de meter los pies en ellas, una vez que montamos en la bici, podemos usar unas gomas para sujetar éstas a la vaina trasera de la bici y/o a la biela que se romperán y no nos molestarán cuando comencemos a  pedalear.

Cordones elásticos. Si sustituimos los cordones convencionales de las zapatillas de correr por unos elásticos, simplificaremos en dificultad y tiempo la acción de calzarnos y salir a correr.

Rozaduras. Son uno de los mayores temores de los triatletas, sobre todo porque se suele montar en bici y correr sin calcetines. Para ahuyentarlas, tu mejor aliado es un poco de vaselina o polvos de talco en las zapatillas de correr e incluso en las de bici si hay alguna zona donde notes alguna fricción desagradable (para ello entrena algún día sin calcetines, para anticiparte a este problema).