Triatletas por el mundo

Si eres de los que viaja al fin del mundo para disputar una prueba de Triatlón, te damos unos cuantos consejos para que tu viaje y tu competición sean perfectos.

Alberto García

Llevas meses preparando tu Ironman de Hawái o una prueba Olímpica y ambas se desarrollan a miles de kilómetros de tu lugar de residencia y eso te obliga a hacer un cambio de horario de varias horas. No dejes que la imprevisión o el desconocimiento te arruinen la prueba, aquí tienes una buena selección de consejos que te van a ayudar a no cometer errores.

CONSEJOS TRIVIAJEROS

Lo primero que tienes que tener claro es que no es lo mismo que te desplaces de Madrid a Hawai (hacia el oeste) que a Japón (este), la adaptación es completamente distinta. Aunque en ambos casos hay puntos comunes.

Las diferencias vienen por el ritmo de adaptación. Hacia el este tienes que calcular 1 hora por día, es decir que un cambio de 7 horas tardaras 7 días en adaptarte y por tanto de estar en condiciones óptimas de competir, sin embargo hacia el Oeste es más rápido y estarás listo en 4 días.

El día anterior comer y desayunar abundantes proteínas y cenar hidratos, ya que estos ayudan a dormir.

En cuanto te subas al avión deja de pensar en el horario español, pon tu reloj en hora de lugar al que te diriges y actúa en consecuencia, duerme o mantente despierto.

Cuando llegues haz lo que corresponda según la hora, entrena ligero, come, duerme, cena, etc.

En el avión elige siempre pasillo para sentarte, mejor aún la fila de la salida de emergencia.

7º Debes llevar en mochila de mano todo aquello que te hará falta para competir (menos la bicicleta claro!)

En la cabina del avión debes ir con manga larga, calcetines y algo que te proteja el cuello. Es fácil que durante el vuelo te duermas y cojas frío porque las cabinas de avión van refrigeradas y la humedad del aire es muy baja.

Por último debes planificar y organizar tu viaje de manera que un pequeño detalle no te arruine todo el trabajo.

10º Hay un pequeño truco para adaptarte antes, y es empezar a hacer cambio de horario los días previos al viaje en tu casa. Si vas al Este debes adelantar todo tu horario media hora cada día durante una semana. Si vas al Oeste debes hacerlo al revés, es decir atrasar todo media hora cada día.

 

ESTRATEGIA DE HIDRATACIÓN PARA LA COMPETICIÓN

Antes de la competición:

-Si pierdes más de un 6% de peso de la mañana a la noche, al día siguiente descansa 48-72 horas antes. El color de tu orina debe ser transparente como el agua.

-La temperatura del líquido a ingerir debe estar entre 15º y 21º.

-Beber lentamente y, si el ambiente es caluroso y húmedo, debes beber 500 ml en la hora previa al inicio de la competición; 125 ml cada 15 minutos. Debe ser una bebida con sales y si tu competición va a durar más de una hora debes añadir en el agua una ligera concentración de hidratos de carbono.

 

Durante la competición:

-No empieces a beber inmediatamente al comenzar la competición, deja que todo tu organismo se estabilice en el esfuerzo, espera media hora para empezar a beber y comer.

-En los puestos de avituallamiento si hace calor y/o humedad, además de beber es imprescindible que te refresques la cabeza, muñecas e ingles.

-Si los días previos estás bien hidratado no te obsesiones con beber en la competición, pero es imprescindible que te mojes constantemente

 

Después de la competición:

-Empieza a rehidratarte nada más llegar, fruta, bebida, etc.

-Si has perdido más de un 2% de peso debes beber aún sin sed durante las 6 horas posteriores a la finalización de la competición.