Piernas, ¿sí o no? El eterno dilema en la natación del triatlón

La respuesta es un rotundo "SÍ"... por muchas razones.
Alfonso Maltrana -
Piernas, ¿sí o no? El eterno dilema en la natación del triatlón
Piernas, ¿sí o no? El eterno dilema en la natación del triatlón

Antes de contestar piensa una cosa: ¿Los top mundiales mueven las piernas al nadar? Sí. Por tanto, si intentas según tus posibilidades imitarlos en kilómetros, equipamiento, intensidades, etc., ¿por qué no lo haces también en su forma de nadar? Por continuidad de ideas, Ésa es la mejor forma de aumentar tus prestaciones.

Sin embargo, ¿por qué surge esta duda de forma recurrente? Hay varias razones por las que los triatletas, sobre todos los no profesionales, que no cobran por competir, no sólo se plantean si dedicar o no tiempo al entrenamiento de piernas en natación, sino que deciden prescindir de esa parte de la preparación.

NO ENTRENAR LAS PIERNAS: TOP 3 DE RAZONES “SIN RAZÓN”

1) “Ya entreno las piernas suficiente para el ciclismo y la carrera… nadando sólo hay que tirar de brazos”. Esto carece de lógica porque ¿correrías con los brazos muertos colgando sin tono, cada uno de ellos a cada lado del tronco? No, ¿verdad? … pues ahí tienes la respuesta, con el añadido de que nadando las piernas te pueden llevar más lejos que el balanceo de brazos corriendo.

2) Invertir más tiempo en el batido de piernas de natación te resta tiempo para entrenar la bici y la carrera. Tampoco es así porque trabajas el tren inferior en otros ángulos, rebajando la tensión en los ángulos musculares específicos de los otros 2 deportes. Esto, a medio y largo plazo, aumentará tu rendimiento. Y también “no” porque además trabajas cardiovascularmente a la misma intensidad pero con menor fatiga cardiaca.

3) “Yo ya soy muy mayor para aprender a darle a los pies”. Es cierto que con la edad los aprendizajes pueden tardar más en llegar, pero sólo eso, tardan más. Una de las claves de la vida y del triatleta es superarse a sí mismo, insistiendo e insistiendo como actitud vital. Por tanto, en cuanto a técnica de natación se refiere, te aseguro que hacer un batido eficiente es uno de los retos más duros. Que no te venza.

BATIDO DE PIERNAS: PROS

-Provoca un aumento de la velocidad de nado entre un 10 – 15%.

-Eleva las piernas cerca de la superficie del agua, reduciendo la resistencia a la forma del propio cuerpo.

-Aumenta la intensidad de tus entrenamientos de natación, por tanto, tu nivel de preparación y, probablemente, tu rendimiento en competición.

-Ausencia de lesiones musculares en la carrera y en el ciclismo por el trabajo muscular en ángulos no específicos.

-Mejora indirecta en la carrera al mejorar la musculatura específica en ángulos no específicos –transferencia positiva–.

-Mejora indirecta en el ciclismo al mejorar cardiovascularmente –transferencia positiva–.

BATIDO DE PIERNAS: CONTRAS

-Al inicio de tu vida deportiva, puedes necesitar una buena inversión de tiempo hasta su dominio.

-Posible exceso de laxitud en la articulación del tobillo.

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....