Plantillas: ¿sí o no?

En los casos de pies peor estructurados, o con ciertas alteraciones morfológicas, los correctivos ortopédicos a medida son de gran ayuda.
Alberto Cebollada -
Plantillas: ¿sí o no?
Plantillas: ¿sí o no?

Mi opinión sobre las plantillas es que hay evidencia científica y consenso entre los especialistas en biomecánica acerca de la importancia que tiene un buen apoyo del pie, no solo durante la marcha y la carrera, sino también a la hora de pedalear. Una descarga homogénea de las presiones a lo largo de la planta del pie, el equilibrio entre ambos pies y la adecuada trasmisión de la propulsión a través de la compleja estructura de sus 28 huesos es determinante. No solo en lo referente a la prevención de lesiones, sino también en el grado de comodidad, influyendo de forma directa en la calidad de vida de las personas. No creo que sean la panacea a todas las molestias, ni tampoco que todos los deportistas las necesiten, pero sí tengo claro que en los casos de pies peor estructurados, o con ciertas alteraciones morfológicas, los correctivos ortopédicos a medida son de gran ayuda.

El dolor de la planta del pie, según varios informes, tiene una prevalencia del 24% en las mujeres y el 20% en varones y puede deberse a muchas causas. Entre ellas figuran el sobreentrenamiento, padecer una infección de los tejidos del pie, alteración de la forma de los huesos y de sus articulaciones, debilidad de la musculatura intrínseca (de la planta del pie) y extrínseca (musculatura superior que afecta al pie y al tobillo), afectación de sus ligamentos, tendones, nervios, piel y uñas. En todos estos casos se recomienda el uso de plantillas para tratar el dolor de pies.

A pesar de que los datos son inequívocos, sigue habiendo deportistas que dicen que no funcionan, bien porque a ellos no les han ido bien o porque quizás no estuvieran bien diseñadas para la práctica deportiva concreta. Respecto a que en ocasiones no se obtengan los resultados previstos, está claro que hay excepciones como las hay en otras intervenciones médicas, como al prescribir antibióticos o en las cirugías de rodillas en las que hay pacientes a los que no les ha ido bien. A este respecto, las ortésis a medida, en cuanto a tasas de éxito, no son diferentes a cualquier otro tipo de intervención.

Por esta razón yo siempre he orientado al deportista a que acuda a un podólogo especialista en deporte que tenga los conocimientos biomecánicos y la tecnología necesaria para determinar las necesidades ortopédicas particulares de cada cliente. Que sepa cual es la solución para customizar las plantillas de acuerdo a la actividad deportiva del cliente, porque no tiene nada que ver la plantilla para correr, que la que se requiere para andar o la que se necesita para estabilizar el pie al pedalear.

Y respecto a si solo se deben utilizar para tratar de corregir las alteraciones biomecánicas a corto plazo o se pueden utilizar de forma prolongada, no hay nada malo en el uso continuado de las plantillas. Si te van bien, ¡sigue usándolas¡. No hay evidencia de ningún efecto contraproducente de su uso mantenido en el tiempo. Varios estudios han demostrado que en absoluto debilitan los músculos, argumento que seguro habrás oído en alguna ocasión.

Estoy convencido de que para complementar el tratamiento y asegurar el éxito del uso de las plantillas en el caso de existir una lesión articular o que afecte a determinado tejido músculo tendinoso, se requiere realizar de forma paralela un programa de rehabilitación y de acondicionamiento neuromuscular. Tratar de aumentar mediante la práctica de determinados ejercicios físicos, por un lado la capacidad de los tejidos para soportar las cargas y por otro mejorar la capacidad de coordinar adecuadamente los gestos deportivos por parte del sistema nervioso central, mejorando la técnica. Así se sabe que la capacidad de los tejidos de aguantar mejor las cargas del entrenamiento, concepto que se conoce como “tensegridad” y que estudia la mecanobiología, es susceptible de mejorar sus prestaciones mediante la realización de contracciones excéntricas y el trabajo de técnica. Pero esto lleva tiempo y esfuerzo en comparación con usar solo las plantillas y pretender que te curen por sí mismas. Mejorar las prestaciones a nivel neuromuscular permite, en un buen numero de casos, ir reduciendo la necesidad del uso de correctivos.

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....