Aciertos y errores del entrenamiento por potencia

Entrenar con un medidor de vatios es interesante para cualquier triatleta que quiera mejorar su rendimiento, ya que nos permite medir nuestro estado de forma de manera objetiva en cualquier situación.
Yago Alcalde (foto: Thomas Endurance Coaching) -
Aciertos y errores del entrenamiento por potencia
Aciertos y errores del entrenamiento por potencia

Por hacer una comparación, medir la potencia a la que pedaleamos es el equivalente a saber si estamos corriendo a 4 minutos el mil, es decir, nos dice el ritmo al que somos capaces de ir.

Si sabemos la potencia que somos capaces de mantener durante un periodo de tiempo (5 minutos, 20 minutos o dos horas), podemos saber si estamos en mejor o en peor forma, así de sencillo. Al fin y al cabo, ¿de qué sirve entrenar y sacrificarnos tanto si no podemos saber si nuestros entrenamientos nos están sirviendo para ser capaces de ir más rápido en bici? Es una cuestión de ir descubriendo qué tipo de entrenamientos me sirven para ser más potente en la bici y, por lo tanto, ser más rápido.

La utilidad del medidor no se limita a conocer nuestros valores máximos. Es muy útil e interesante la relación entre la potencia y la frecuencia cardiaca, ya que esta nos permite saber el impacto de una potencia determinada sobre nuestro sistema cardiovascular.

El ejemplo es muy sencillo. Empezamos a entrenar y vemos que cuando vamos a 140pp estamos desarrollando una potencia de 200w. Lo interesante es analizar si con el entrenamiento conseguimos que para ir a 200w nuestro corazón vaya a 130ppp. Esto supondría una clara mejoría en nuestro rendimiento.

Además de para entrenar mejor, un medidor de vatios supone el mejor aliado a la hora de regular el esfuerzo en competición, especialmente en media y larga distancia. Con un poco de experiencia o asesoramiento, es relativamente sencillo saber a qué potencia debemos hacer el sector de ciclismo cumpliendo la premisa de ir lo más rápido posible sin que nos penalice en exceso el ritmo de la carrera.

Cuando hablamos de distancia sprint y olímpica el uso del medidor en competición solo existe para el análisis posterior de la carrera, ya que durante la misma el ritmo vendrá más o menos impuesto por la situación de la carrera así como el grupo en el que vayamos.

Aparte del precio, el único inconveniente que pueden tener estos artilugios es que nos dan una gran cantidad de información que sin los conocimientos necesarios no seremos capaces de interpretar, es decir, que son complejos. Por este motivo, lo más recomendable es dejarse asesorar por un entrenador con experiencia en entrenamiento por potencia, sobre todo al principio. Eso, o dedicar bastantes horas al estudio específico del tema. Con este asesoramiento, le sacaremos todo el partido a la inversión realizada.

Errores en los que NO caer

Un error que he observado con frecuencia es la tendencia a obsesionarse con el entrenamiento por potencia en el sentido de pretender hacer todos los entrenamientos siguiendo unas pautas de potencia muy definidas. Esto es un gran error, ya que la potencia a la que pedaleamos es, de por sí, muy variable.

Cuando hacemos entrenamientos de fondo o de base aeróbica es mucho más recomendable usar la frecuencia cardiaca como referencia de intensidad, ya que es mucho más estable que la potencia. Cuando circulamos en grupo y cuando las carreteras no son totalmente llanas, la entrega de potencia es muy variable y, por lo tanto, resulta muy complicado ir constantemente a la potencia deseada. Es necesario aprender a usar el medidor en estas circunstancias.

Gran parte de la utilidad del medidor de vatios la encontramos una vez hemos acabado el entrenamiento o la competición, cuando analizamos los datos en el ordenador.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....