30.000 m de natación, 500 km de bici y 6 días de carrera: así entrena Sam Long

El triatleta estadounidense, una de las estrellas emergentes de la larga distancia, relata cómo es su preparación para poder competir con los mejores.

Así entrena Sam Long
Así entrena Sam Long

La eclosión definitiva de Kristian Blummenfelt y Gustav Iden la temporada pasada presagia emociones fuertes para este 2022. Los dos noruegos han arrasado en todas las distancias y se han convertido, con todo merecimiento, en los rivales a batir

Con los Juegos de París 2024 aún muy lejos, Kristian (oro olímpico, campeón del mundo ITU y recordman IRONMAN tras completar el de Cozumel en 7h21) y Gustav (campeón del mundo 70.3 y ganador del IRONMAN de Florida en 7h42) ya han señalado sus objetivos para la próxima campaña: los campeonatos del mundo IRONMAN y IRONMAN 70.3. Por tanto, los Frodeno, Noya, Sanders, Brownlee... se topan en su camino con dos enemigos temibles que, con su extraordinario rendimiento, han inaugurado una nueva era en el triatlón

Todos quieren "elevar su nivel" para poder igualar el que han mostrado Blummenfelt, de 27 años, e Iden, de 25. Es el caso de Sam Long. El triatleta estadounidense, de la misma generación que los 'vikingos' (cumplió los 26 en diciembre), estaba siendo una de las revelaciones de los últimos meses hasta que su figura quedó eclilpsada por el 'toro' y su compañero de fatigas, Iden, que relegó al propio Long al segundo puesto en el Mundial 70.3 de St. George el pasado mes de septiembre.

"No me quedaré atrás. No quiero renunciar a ganar un título mundial porque los dos mejores tienen mi misma edad. Y no sólo ellos. El año que viene habrá un cambio de guardia, con gente joven, como Ben Kanute, Daniel Bakkegard, Rudy Von Berg... que darán un paso adelante. Estoy obsesionado con mi propia mejora. No miro lo que hacen los demás. Realmente, no me importa", explicaba en uno de sus últimos vídeos de su canal de Youtube Sam Long, que hasta canceló sus vacaciones de Navidad en pos de seguir con su preparación.

"He equilibrado mi entrenamiento para que los tres deportes y el trabajo de fuerza sean una prioridad. En efecto, esto significa que he disminuido algunas de las millas base en la bicicleta para aumentar las otras tres. En este momento, mi semana es, más o menos, así:

-Ocho sesiones de natación, llegando a los 30.000 metros, con cinco entrenos de calidad a la semana.

-Cinco entrenamientos de bici: dos son duros y largos. Los otros tres son solo hacer kilómetros aeróbicos. En total, 500 km.

-Seis entrenos de carrera a pie, con un día de entrenamiento de series (el último que he hecho ha sido una sesión de cuestas) y otro para hacer una tirada larga (ahora estoy haciendo entre 30 y 40 km). El resto de día hago transición tras la bicicleta o sólo carrera fácil, a un ritmo de 4:35/km", describe Long en una entrevista en slowtwitch.com.

"Hago muy poco trabajo de fuerza. Obviamente, hago 2-3 horas a la semana. Mi entrenamiento aumentará en intensidad a medida que nos acerquemos a la competición. Las horas permanecerán más o menos iguales: 30-33 horas a la semana", añade el estadounidense, que también habla sobre su dieta.

"¡Oh, cielos. Como sano y como mucho! Soy un hombre de rutinas, por lo que tiendo a comer los mismos alimentos. El desayuno y el almuerzo suelen ser una combinación muy similar de huevos, pan, cereales, avena, batidos o un sándwich. La cena cambia todos los días. También como algún postre todos los días. Al menos, uno todos los días. Creo que quise decir un postre después de cada comida. Suelo empezar el día con algún tipo de galleta. Vaya, ¿se supone que debo decir eso? Entonces también me gusta tomar algún tipo de helado o pastel después de la cena. Si crees que me gusta el postre, ¡deberías ver a mi novia! No cuento las calorías y no rehuyo la comida. Si tengo hambre, como", bromea Long.

Nuestros destacados