Comparativa Sram: Force22 y Red22

Ponemos a prueba dos grupos icónicos de la firma Sram: Force22 y Red22 sobre dos monturas espectaculares.

Triatlón

Comparativa Sram: Force22 y Red22
Comparativa Sram: Force22 y Red22

SRAM RED22

El salto de calidad que ha pegado con el grupo Red22 de SRAM le ha puesto en primera línea con otros competidores. No sólo por alcanzar la relación de 11 piñones sino por añadir el mecanismo hidráulico a sus frenos con la gama Hydro R. La corona extra que los norteamericanos llaman "True 22", por ofrecer de verdad 22 velocidades con unos mandos de pulsación  contundente, intuitivos en su paso de cadena y baja fricción total en sus 22 velocidades. Son reales.

Prueba a cruzar la cadena como quieras, todas las combinaciones son posibles sin ruidos ni tensión extra que puedan averiar el grupo a largo plazo. SRAM ya está subida al carro de los mecanismos hidráulicos tanto en puentes de freno para carretera como en sistema de discos para carretera y/o ciclocross, expectantes de los inescrutables caminos que el mercado pueda tomar al respecto de los discos en bicicletas de carretera y triatlón. Desde el punto de vista práctico ya hemos comentado que no lo vemos de momento, pero el público es quien decide lo que quiere comprar y quien marcará la pauta. 

Desviador
El Red22 sigue heredando la tecnología Yaw que consiste en un patín del desviador cuyo movimiento no es en paralelo sino en ángulo para facilitar que la cadena pueda moverse de manera más natural en relación al inevitable grado de rigidez que tiene la cadena. Muy interesante, tanto en el Red como en el Force, el guiacadenas de serie en aluminio, que evita salidas de cadena hacia el cuadro con el consiguiente inconveniente y posible arañazo en la zona del pedalier.

Cambio
Ha ganado en suavidad y precisión y destacan detalles al nivel del grupo como la tornillería de titanio o las roldanas cerámicas  aerodinámicas. Pequeños detalles que lo convierten en un gran conjunto. Especial mención merece su gran capacidad para abordar fuertes cruzadas de cadena sin afectar a la fricción extra ni a la tensión que suponen.

Frenos
Los puentes de acción hidráulica tienen una modulación igual a la de un puente mecánico en su primer tramo pero con una mayor suavidad y sin interferencias provocadas por la resistencia que tiene un cable mecánico. Lo mejor es que para detener
la bicicleta en un momento dado no necesitas toda la mano ni posturas forzadas, con un sólo dedo es posible realizar tal maniobra. El ajuste del mismo es también exquisito, al tener una rosca parecida al de los puentes tradicionales pero  uncionando en realidad abriendo o cerrando el puente de manera independiente al circuito hidráulico. Para facilitar el mantenimiento y sangrado de los mismos han ideado el sistema de empalmaje de latiguillos 'Connectamajig' con el que sólo hay que liberar el manguito de la maneta, pasarlo por el enrutado del cuadro y del manillar y volver a empalmarlo anualmente, sin necesidades de herramientas: ' Plug & Play'.

Manetas
SRAM ha diseñado las manetas ErgoFit con un alto nivel de comodidad y un agarre que ha mejorado ostensiblemente. La transición del manillar a maneta es suave, sin escalón y el compuesto de la goma muy agradable para su agarre con las manos, incluso si no llevamos guante y nos cae sudor. Hay más espacio para las manos y eso permite también más posiciones y gran seguridad de agarre en terrenos bacheados, al quedar la mano mucho más bloqueada. El pulsador 'Double Tap' tiene un toque de suavidad muy bueno merced a las levas, que son más largas que en el anterior modelo y tienen mayor fuerza de palanca.

RED22 sobre un cuadro Cannondale Supersix Evo Black Edition
Para montar el RED22 quisimos disponer de una de las bicis de carretera más 'bestias' que existen en el mercado la Cannondale Supersix Evo Black Edition. Un cuadro fuera de categoría, listo para la alta competición, rígido sin igual y con una ligereza inaudita. Una bici cuyo perfil ha sido afilado al máximo con una pipa de dirección cuya base de dirección es de 1 1/4". No hay turbulencias en este cuadro, sus vainas y horquilla con tecnología SAVE Speed absorben con suma delicadeza cualquier obstáculo.

Argumento de compra
El Red 22 es un grupo para uso o al menos mentalidad de profesional. Es el único grupo de alta gama que de serie llega con opción de vatios con tecnología Quarq. Frena como un formula uno y además permite llevar el plato grande hasta el cuerpo aguante. Ha reducido la rumorosidad de la transmisión a cero y puesto que Campagnolo renunció a esta caracteristica, SRAM se queda como la unica marca con cambios sólidos, nitidos y contundentes en los que la mano manda sobre el cambio y actua cuando tú quieres.

1.747gr de peso el grupo entero por 2.368€ tienen la 'culpa' de llevar la más ligera y profesional versión de la firma norteamericana. Es la opción de aquellos que buscan la excelencia (tanto entrenando como compitiendo) o que, simplemente, quieren llevar lo mejor a sabiendas de que no pueden exprimir más del 50% de las posibilidades que ofrece un grupo realmente diferente en el mercado.

En este caso la calidad sí que tiene un precio y hay que pagarlo, pero reconocemos que una vez hecho el desembolso seguro que te enamora. Además, estéticamente, el Red22 se reconoce a la legua y eso es un innegable punto a favor que todo triatleta avezado sabe apreciar. Mención especial merecen los frenos hidráulicos, punto y aparte en materia de retención y tacto, además te aportar mucha lógica en bicis aero con cableado interno que exponen a los cambios mecánicos a demasiados 'codos' y resistencia innecesaria.

Veremos hacia dónde sigue la tendencia hidráulica en materia de frenos y mecánica en general. SRAM se ha puesto un paso por delante con el Red22, algo que el usuario sabrá apreciar.

SRAM FORCE22

Vamos a tomarnos la licencia de decir que este grupo, que cuesta 1.243€, es democrático. A lo mejor no está al alcance de todo el mundo, doscientas mil de las antiguas pesetas es un 'dinerito', pero el nivel de prestaciones que el potencial cliente adquiere son realmente de alto nivel.

Un grupo que hereda casi toda la tecnología de su hermano 'mayor', el Red22, salvo los frenos hidráulicos con un ratio de precio/prestaciones/peso realmente competitivo. Un grupo que funciona y que emociona, es vital que funcione la estética y en SRAM han cuidado también la mencionada democracia hasta este nivel.

Realmente han conseguido un grupo de estética radical en el que llaman poderosamente la atención las bielas con tallado X Glide R Cambio: Aprovechamos el Force22 para montar un casete singular, un 11-32 que a muchos os parecerá exagerado pero que ofrece una polivalencia inusitada además de interminables opciones para subir cualquier puerto (por duro o largo que sea), así como encadenar épicas jornadas alpinas o largos entrenamientos sobre el llano.

La patilla de caja larga recuerda a la estética de las bicis de ciclocross o las de mountain bike... Pero sólo te llamará la atención al principio, algo parecido pasó cuando en mountain bike se pasó a único plato y enormes coronas con piñones de hasta 42  dientes... En cuanto te subes y pruebas sus prestaciones quedarás enamorado, sobre todo si eres de los que te gusta jugar con la frecuencia de pedalada en cualquier terreno. Totalmente recomendable el WiFli. No obstante la versión de caja corta permite engranar un 28 con total facilidad.

Desviador
Apenas 10gr más que su hermano Red, pero mucho más barato (56€ frente a 128€ del Red), podemos decir que  funciona exactamente igual. Incorpora la misma tecnología Yaw de la que hablamos en el caso del Force y también el  guiacadenas de serie en aluminio. Es el componente que más caro se paga por cada gramo que conseguimos adelgazarlo  frente al Force.

Manetas:
No sólo han ganado en estética sino también en prestaciones y ergonomía. Son tan sólo 27 gramos más pesadas y 139€ más baratas y realmente son uno de los puntos calientes del grupo junto a las bielas reforzadas con fibra de carbono UD que también hereda el citado tallado X Glide R.

Frenos
Comparativamente es donde más diferencia vamos a encontrar entre un grupo y otro, pero no te engañes. Los frenos del Force funcionan con gran potencia, tan sólo falta que cada uno ajuste el punto de su modularidad. Nosotros utilizamos unas Zipp60 con banda de frenado en aluminio (850gr delantera /970gr trasera) y realmente estamos contentos. En descensos rápidos y  revirados, de esos que añaden bastante carga dinámica a las ruedas y realmente ponen a prueba al conjunto frenos/ruedas, y quedamos más que satisfechos. Fácil ajustes.

FORCE22 sobre un cuadro Boardman Air/9.8
Boardman acaba de renovar su  ama de carretera y triatlón, pero este cuadro sigue siendo una referencia en términos de rigidez y gran transferencia de pedalada. Lo hemos elegido porque, no en vano, sigue siendo el vigente cuadro Campeón Olímpico (y bronce con Alistair y 'Jonny' Brownlee, respectivamente) y Chris Boardman (exciclista profesional, Campeón del Mundo de contrarreloj y bronce en JJ.OO. Atlanta 1996) su mentor en faceta de Ingeniero Industrial. Es un cuadro de sección aero realmente rígido, muy deportivo, polivalente merced a su tija bidireccional. Se puede ajustar facilmente en configuración de bicicleta de carretera o como bicicleta de media o larga distancia simplemente montando acople. Un cuadro de 'oro'.

Haciendo una prueba ciega de los cambios, poca gente ha sabido diferenciar el Force del Red. El rediseño del sistema Double Tap de SRAM se ha aplicado a ambos grupos y ha demostrado funcionar igual usando materiales menos nobles en el caso del Force respecto al Red. Aunque los frenos hidraúlicos juegan en otra liga, los puentes Force clavan al nivel del usuario más kamikaze, con llanta de aluminio o full carbon. Menudo invento el WiFli, quien lo prueba no lo suelta.

Argumento de compra
402,5gr de diferencia y 1.125€ pueden ser mucho o muy poco si lo comparamos con su hermano mayor, el Red22. Pero te  aseguramos que las sensaciones que ofrece el Force22 en la prueba dinámica son muy parecidas a las del Red22. Eso si, vas  lastrado' con algo más de 400gr, algo importantísimo para algunos triatletas y ciclistas o absolutamente inapreciable para muchos otros. Nuestro argumento de compra, en este caso, si el peso no es un dato que te preocupe en exceso (400gr extra para el 99% de los triatletas no son nada) es que por la diferencia de precio es que montaras unas ruedas Zipp60 como hemos  hecho nosotros, cuestan 1.386€ y supondrían un sobreprecio de 261€ frente al Red22 pero teniendo un jugoso conjunto de grupo ruedas por 2.629€ al que sólo tendrías que montar un cuadro y empezar a ganar carreras.

Los mejores vídeos