BH Aerolight RC Ultegra

Esta BH Aerolight RC Ultegra es rápida y agradable de conducir, además de tener un precio muy razonable.

Antonio del Pino

COMPROMISO

BH cree en el triatlón desde los orígenes de nuestro deporte. Nadie puede decir que su presencia en nuestro mercado haya sido por puro oportunismo, ni mucho menos. Sin ser uno de los grandes monstruos de la industria de la bicicleta, siempre han tenido los pies en el suelo y han ido paso a paso para tener actualmente una de las colecciones de bicis más atractivas del mercado. En el triatlón también. Por ese motivo, por su compromiso incondicional con nuestro deporte, ahora cuentan en su staff con corredores de referencia como Mario Mola, Eneko Llanos o Fernando Alarza.

Su filosofía del paso a paso y de crecer desde la experiencia, también les confiere la capacidad de hacer bicis como esta Aerolight RC que, lejos de las inalcanzables bicis tope de gama para larga distancia, suponen una de las bicis que buscan y necesitan más usuarios en la actualidad. Es una bici aerodinámica de larga distancia con todas las innovaciones necesarias y tangibles para ir muy rápido y a un precio razonable (2.599 €), que funciona bien desde el primer contacto al día de la gran carrera, sin complejidades y ofreciendo puras satisfacciones. Esto exactamente es lo que se espera de una buena bici para larga distancia.

Bicis como esta Areolight RC hacen que un triatleta incluso de buen nivel, se plantee seriamente si merece la pena meterse en una versión tope de gama.

Hay que ser franco en esto, un triatleta necesita aerodinámica, pero por encima de todo funcionalidad y que la bici no exija un repaso diario antes de salir a entrenar cada día, que es algo que algunas bicis tope de gama de larga distancia no están consiguiendo frente a las versiones supuestamente más modestas.

No es el caso de BH, ya que la Aerolight de Eneko Llanos es un misil de referencia mundial, bien acabada y útil para quien tenga las piernas y corazón de los que salen a disputar. Sin embargo a efectos prácticos y para un usuario no profesional cuyas medias de velocidad vayan más hacia los 30 que hacia los 40Km/h, hace que esta versión Aerolight RC sea mejor opción desde cualquier punto de vista.

Su cuadro full carbon atrae a todo el que la mira, con una espectacular y funcional horquilla aero envolvente sin complicaciones de frenos integrados, que de salida incluye unos puentes convencionales que ya frenan mejor que todos los sistemas ocultos existentes. Sobre este cuadro merece la pena ir invirtiendo dinero a medida que tu nivel suba, para por ejemplo, montar en un futuro unos frenos hidráulicos que
conviertan a tu bici en una máquina de alta precisión. Aerodinámicamente no es ningún juguete, funciona de manera ejemplar.

El aire entra dentro del cuadro limpiamente y sale del mismo modo. Biomecánicamente permite un ajuste rápido y sencillo del manillar y el sillín, con todas las posiblidades de altura y avances sin accesorios añadidos. Técnicamente sólo monta primeras marcas e incluye un pétreo pedalier 386 EVO. Se pueden instalar tres bidones al cuadro y el precio, siempre con esfuerzo, es asumible para la mayoría
de economías.

Te subes y todo funciona muy bien, es rápida y mucho más versátil que la bicis más técnicas. Es exactamente como te imaginabas que debía ser una bici de estas características: Rápida y agradable de conducir.

AERODINÁMICA Y REALIDAD

Cada kilómetro recorrido con esta Aerolight RC Ultegra ha sido un rato agradable, que es mucho decir con un bici para larga distancia cuando entrenas por terrenos variados. Uno de los principales defectos que estamos asumiendo tanto algunos "testers" de producto como bastantes usuarios de cierto nivel, es tener tantos prejuicios respecto a que si una bici no viene de serie "vestida" como si fuéramos a disputar el Ironman de Hawái, es que no puede ser una buena bici.

La realidad de la mayoría de nosotros, todos los triatletas que leemos esta revista y los que pagamos por competir en grupos de edad en la mayoría de carreras, nuestra realidad, es bastante menos glamurosa que la de un pro en Kona. Nuestras bicis tienen que ser más realistas, como esta Aerolight RC.

Logicamente queremos una bici que nos atraiga, que sea rácing y de estética diferenciadora. A todas luces esta Aerolight RC lo es y si no lo ves, imagínala con unas ruedas de mayor perfil que ya tengas o que más adelante puedas adquirir para competir. Mientras, siempre podrás entrenar con estas Vision Team 30, que te acompañarán temporada tras temporada y a las que bien le puedes montar unos neumáticos con ancho 25, entre otras cosas, porque es de las pocas bicis de 'tri' de larga distancia que lo pemiten.

También queremos una bici que no necesite un mecánico encima de la bici cada cuatro salidas y esta bici no requiere más atenciones que ninguna otra bici de carretera al uso, es decir: aire en las ruedas de vez en cuando, algun lavadito y aceite para la cadena. Luego, irónicamente, que uno mismo pueda ajustarla es todo un avance, que para poder subir un centímetro el manillar no tengas que esperar dos meses a que el distribuidor de la marca te sirva las tres arandelas específicas que necesita tu manillar aerodinámico integrado. En el caso de esta Aerolight RC, cualquier ajuste se realiza en unos pocos minutos con conocimientos básicos y con dos simples llaves allen. 

Muchos sólo podemos permitirnos una bici para todo y cada vez más se extiende esa idea que planteamos en su día de "Bici Inteligente". Una bici aerodinámica que te permita instalar un manillar convencional de carretera con doblemandos de cambio y un acople de olímpico para entrenar. Así puedes disfrutar de una bici normal durante los meses de preparación y montar el manillar específico de larga de cara a las pruebas clave de la temporada. Desde luego, si hay una bici que posibilita esa metamorfosis estacional es esta Aerolight RC.

Su horquilla con tubo de 1 1/8" estándar permite que puedas montar el manillar de carretera incluso con otra potencia más larga. Luego los impresionantemente generosos 13 cm de margen de ajuste que suman el patín de la tija aero junto con los raíles del sillín, hacen que te puedas sentar en un posición más retrasada y relajada, que la específica de crono para ir apoyado sobre el manillar aero Vision que  trae de serie.

Nunca será una bici de ruta al 100% pero... tampoco un triatleta necesita ser un ciclista por completo. Si a todo esto le añades que el cuadro es muy rígido y que la bici tal y como la ves pesa sólo 8,430 Kg, frente a los 8,890Kg de otra bici de 11.000€ que tengo delante de mí, subiendo es una bici que no tiene complejos.

Mira esta BH Aerolight RC Ultegra con detalle y te darás cuenta de que estás ante una bici de alto nivel. 

  1. El freno posterior queda anclado en un duro nervio central que queda suspendido entre los tirantes aerodinámicos.
  2. Cada tubo de la Aerolight RC hereda muchos de los avances aerodinámicos de la tope de gama Aerolight para que el cuadro y la horquilla trabajen como un solo elemento eficiente en su relación contra el viento.
  3. La horquilla de esta versíon Aerolight RC acoplada en el tubo diagonal es impecable. En términos de practicidad y mientras los frenos integrados no frenen al nivel de un puente convencional, este sistema sigue siendo el más razonable.
  4. Puedes encontrar el avance o retraso del sillín que necesites sin complicación alguna. Toda una ventana abierta a la biomecánica sin complejidades.
  5. Está claro que ha sido desarrollada por triatletas, porque poder llevar un tercer portabidón el día de la carrera ya no implica poner insertos que vibran y se mueven.
  6. Es alucinante que una bici de este precio incluya pedalier BB386 EVO. Su ancho de caja de 86.5 mm hacen que sea casi imposible flexar la bici con el pedaleo.