Pautas de psicología deportiva para el encierro: "Hay que centrarse en lo que se puede controlar"

Para empezar, "los deportistas deben hacerse un cronograma como si estuviesen entrenando de manera normal".

EFE

Pautas de psicología deportiva para el encierro: "Hay que centrarse en lo que se puede controlar".
Pautas de psicología deportiva para el encierro: "Hay que centrarse en lo que se puede controlar".

La pandemia del coronavirus ha paralizado el mundo del deporte a nivel mundial y esto ha provocado que los deportistas se hayan encontrado con algo que nunca habían vivido: dificultades para seguir con su preparación física en una situación de confinamiento e incertidumbre respecto a cuándo se reanudarán las competiciones que estaban disputando y cuándo se harán las que debían disputar.

Luana Prato (Colombia, 1987) es psicóloga del deporte y hace tres temporadas que trabaja con el equipo de natación sincronizada del Club Natació Sabadell, además de ser la encargada del trabajo psicológico de las categorías base de natación del club catalán y de algunos jugadores profesionales de los conjuntos de waterpolo. Todos estos deportistas viven la situación actual alejados de su hábitat de trabajo natural, el agua, y además, los olímpicos tienen que sobrellevar la incógnita sobre cuándo se celebrarán los Juegos de Tokio.

¿Cuáles son las pautas más importantes que tienen que llevar a cabo los deportistas durante este confinamiento?

Lo primero que deben tener en cuenta es que esta situación no la pueden controlar. Se tienen que centrar tan solo en lo que pueden controlar.

Pero muchos deportistas llevan cuatro años preparándose para los Juegos y ahora se les ha derrumbado parte del esfuerzo hecho en este período de tiempo.

La carrera deportiva es larga y los deportistas tienen unos objetivos más allá del corto plazo, aunque los Juegos Olímpicos sean la cumbre. En las carreras deportivas hay muchas transiciones por las que pasan todos: iniciación, tecnificación y maestría. Al mismo tiempo esas transiciones avanzan en paralelo con otras de nivel educativo. Todas ellas se pueden preparar.

¿Cuáles son las que no?

Una lesión, un accidente de tránsito, una muerte de un familiar o una pandemia. Son situaciones inesperadas que no te dan tiempo de prepararte y te obligan a ser recursivo para adaptarte al máximo a la situación con los elementos que tienes a tu alcance.

Estos días imagino que los deportistas le habrán comentado muchas inquietudes derivadas del confinamiento.

Desde el punto de vista deportivo, sus principales preocupaciones son si se podrá terminar la temporada o no y cuándo se celebrarán los Juegos en el caso de los olímpicos. Necesitan saber qué hacer ante estas situaciones. Pero la mayor preocupación que tienen es la de todos: que sus familiares y amigos estén bien. Y en su estar bien individual ante la incertidumbre es importante que mantengan un plan de trabajo físico y una mentalidad fuerte para lo que pueda venir a nivel familiar, personal y deportivo.

Además, los deportistas son un tipo de personas que no están acostumbradas a estar en casa. Normalmente viajan mucho y pasan bastante tiempo entrenándose y compitiendo. ¿Esto puede provocar que les afecte más el confinamiento que a otros sectores de la población?

Sí, por este motivo es muy importante la gestión del tiempo. Es la misma recomendación que les hago a los deportistas que se retiran cuando tienen ante sí un montón de tiempo libre y no saben cómo emplearlo. La sensación que experimentan es similar. Así que deben gestionar su tiempo entrenándose físicamente y preparándose mentalmente durante el día. Y, como la mayoría de nadadores también estudian porque no son totalmente profesionales, para ellos éste es un momento propicio para poner más hincapié en los estudios. Cuando se reanude la competición dudo que tengan demasiado tiempo para dedicarlo a otras cosas que no sea el deporte.

¿Durante estos días es importante mantener unos horarios?

Los deportistas deben hacerse un cronograma como si estuviesen entrenando de manera normal. Le tendrían que dedicar a la preparación física y mental más o menos las mismas horas que antes del confinamiento. Y, si puede ser, deben entrenarse en los mismos momentos del día que durante su rutina normal.

Los nadadores acostumbran a levantarse muy temprano para nadar.

Quizá no hace falta que se levanten a las cinco de la mañana como suelen hacer, pero sí a las seis y media o a las siete. Y también tienen que mantener los horarios de los estudios y la alimentación. Así lograrán que el cuerpo y la mente no se desajusten. Todo esto es importante que se haga con una comunicación constante con el entrenador, a pesar de la distancia física. El entrenador y el deportista deben seguir trabajando los objetivos a corto y largo plazo.

El hábitat natural de los nadadores y los jugadores de waterpolo es el agua. Imagino que éste es un contratiempo añadido en estas semanas de confinamiento.

Efectivamente. Por eso en el entrenamiento no solo se tiene que trabajar el aspecto físico. A nivel psicológico los deportistas pueden aprovechar estas semanas de confinamiento de muchas maneras.

¿Por ejemplo?

Se pueden hacer correcciones de técnica y táctica visualizando vídeos con el entrenador. Así, su cerebro y su cuerpo se estarán conectando con lo que hacían en la piscina. Además, los deportistas de élite están acostumbrados a trabajar con la visualización de los movimientos. Se pueden imaginar en un partido de waterpolo o haciendo una coreografía de natación sincronizada.

¿Qué se consigue con esta práctica?

Provoca que en el cerebro se activen las mismas zonas que cuando están llevando a cabo la práctica deportiva. Hay un 80% de similitud con la realidad si el deportista sabe visualizar de forma correcta.

¿Y cuánto tiempo hay que dedicarle al descanso?

Es muy importante descansar. Estar encerrados con la angustia de qué sucederá con las competiciones que deben disputar y con el desgaste mental añadido que supone estudiar puede acabar pasando factura a medio plazo. Tienen que descansar y desconectar para evitar que sus cerebros estén todo el día enfocados en las preocupaciones.

Exactamente, ¿qué significa descansar?

Descansar no es estar con el móvil con la luz apagada, lo cual sobreactiva el cerebro. Hay que dormir, meditar, hacer yoga, tocar un instrumento o pintar mandalas. Y también es un momento ideal para que los deportistas de élite aprendan habilidades nuevas que no tienen que ver con el deporte y que siempre han tenido en mente. Dicho esto, tampoco es cuestión de querer llevar a cabo mil cosas y después frustrarse por no llegar a todas.

¿Recomienda que los jugadores de equipo durante este confinamiento mantengan a menudo el contacto con sus compañeros?

Sí, y también con los entrenadores. Es muy importante que éstos incentiven sesiones conjuntas de entrenamiento por videollamada y estén atentos a los deportistas que viven solos y a los que son extranjeros y no han podido regresar a sus países por culpa del confinamiento. A estas personas la situación les puede afectar mucho más desde el punto de vista psicológico. 

Los mejores vídeos