Asier San Juan Oviedo: Pasión por el triatlón

Perder peso fue la motivación de Asier para empezar a hacer deporte y ahora quiere estrenarse en el mundo del triatlón.

Triatlón

Mi historia es otra más de superación, pero me gustaría compartirla con aquellos que dicen que no pueden o es imposible. Tengo 22 años y hace tres era un chaval “gordito” llegando a marcar en la báscula 102 kilos, midiendo 1,74 m.

En una fecha como hoy decidí cambiar mi vida. Desde siempre me ha gustado el deporte, sobre todo nadar y correr (cosa que estuve sin hacer hasta llegar a un límite). Con 19 años todavía seguía escuchando cosas del estilo de “pero qué va a correr ese” o “ese en el agua no se ahoga”. Un día, al subir una cuesta que diariamente tengo que atravesar para ir a la Universidad, vi que me ahogaba al llegar arriba y que ya no tenía fuerzas para aguantar un día entero. Pensé, “¿ésta es la vida que quiero para mí?”.

Esa misma noche, nada más llegar de la Universidad, fui a correr. Recuerdo que era una noche de invierno y con lluvia; corrí dos kilómetros en 20 minutos y me volví para casa porque ya no podía más. Pero entonces me dije, “mañana lo supero”. De esa forma, poco a poco fui cogiendo resistencia y, sobre todo, quitándome los kilos de más que me sobraban. Hasta llegar a los 70 kilos que peso en la actualidad.

Después de estos años de lucha contra mí mismo, de constancia y sacrificio, de ánimos por toda la gente me rodea, este año empiezo en el triatlón tras verme capacitado para ello.

Han sido tres años pegándome conmigo mismo, diciendo que no podía. Pero una vez pasado he visto que este deporte es el que me apasiona. Aprovecho para dar las gracias a toda la gente que me ha rodeado y animado en este camino de piedras; sobre todo a mi familia por el gran desembolso que supone este mundo, y por confiar en mí de esta manera. Son mis mejores patrocinadores. Y al equipo que me ha dado la oportunidad de iniciarme en este mundo del triatlón, la Sociedad Ciclista Rebonza.

Este 2014 espero dar mucha guerra en este deporte que me apasiona y seguir con la constancia y sacrificio que he tenido estos años. Creo que nada es imposible y que aquello que te propongas se puede conseguir con constancia y sacrificio.