Alex Cortijo: Enamorado del Tri

Este joven triatleta se enamoro del tri deporte con 15 años.

Mi nombre es Álex Cortijo y mi historia se inicia dos años atrás.

Siempre había jugado al fútbol y los últimos años había ganado mucho peso, y eso no me hacía sentir nada bien conmigo mismo. Más de 80kg a los 15 años. Decidí que era el momento de cambiar mi historia.

Animado por un amigo empecé a probar el running, él lo practicaba y gracias a su ánimo decidí comprarme unas zapatillas para corre. Comencé a salir a correr dos o tres tardes por semana. Acompañado de un cambio en mi dieta, el primer mes perdí mucho peso (casi unos 5kg) y me inicié en carreras de 10.000m. Me enganché mucho y no podía parar de correr carreras, mejorando mis marcas.

No fué hasta mitad de año, en septiembre, cuando me enteré que en mi instituto se organizaba una extraescolar de iniciación al triatlón. Me mostré muy interesado (para mí significaba algo totalmente nuevo) y decidí dejar el fútbol, que hasta al momento había alternado con el running, para probar ese deporte llamado triatlón.

Desde el principio me centré totalmente en darlo todo en cada entrenamiento y en mejorar poquito a poco, dos entrenos a la semana no daban para mucho, es por eso que iba entrenando también por mi cuenta, con la finalidad de probar a entrar en el equipo de mi ciudad, el C.N. Mataró, en verano.

Con una bicicleta de carretera vieja (de esas con el cambio en el cuadro) corrí mi primer triatlón, al que le sucedieron tres más, este deporte me enganchaba cada día más. Tenía que mejorar aún, poco a poco, entrenamiento a entrenamiento. Mi transformación fue espectacular, tanto en forma física como en lo que a mi aspecto se refiere.

Ese mismo verano mis expectativas se cumplieron, entré a probar en el C.N Mataró, y con el que estaba seguro que si entrenaba duro, lograría mejorar mucho y conseguir mis metas personales. Después de mucha insistencia conseguí que me compraran mi primera bicicleta de carretera y tras un largo invierno de entrenamientos, he logrado una mejora impresionante en comparación a lo que me esperaba desde un principio.

Mi natación ha mejorado mucho y ya he podido subir al podio de mi categoría en alguna ocasión. ¿Victorias? No puedo hablar de victorias. Para mi cada competición, acabe el primero o el último, es una victoria. Mi gran victoria es haber llegado donde estoy, gracias a todos mis compañeros del club y a todos los que me han animado (tanto amigos como familiares) para alcanzar mi sueño, que es haber llegado hasta aquí.

¿He conseguido mis objetivos? Desde el momento que empecé ya los he cumplido. El pasado 27 de abril corrí el Campeonato de España de
duatlón júnior en Pontevedra, y el 23 de junio, el Campeonato de España de triatlón júnior en Altafulla (Tarragona). Es un sueño estar compitiendo con los mejores de mi categoría a nivel español, y por el momento no me quiero despertar de este sueño.

Ahora que tengo 17 años y muchos triatlones por delante, me estoy preparando para mi primer triatlón olímpico, un reto que se presenta difícil, pero interesante. No me considero un triatleta extraordinario, pero si un triatleta que lucha por sus objetivos hasta el final, muchos sólo ven lo que soy, pero pocos saben mi historia.

El deporte ha pasado de ser algo secundario a una cosa indispensable en mi vida, no sólo para sentirme bien, sino para aislarme de todo lo demás.

El día de mañana me gustaría dedicarme a correr en la larga distancia, pero por el momento voy a vivir el presente, que es el gran regalo que el deporte me ha dado, y ¡voy a disfrutarlo al máximo!

Un nota interesante: animé a mi amigo Tomás (quien me inició en el running) a empezar en el triatlón, y el pasado mes acabó su primer triatlón!