Víctor Arroyo, el nuevo PRO que ha llegado a la élite para quedarse

Víctor Arroyo Bugallo compitió en el Ironman de Cozumel y acabó 7º.
Carlos Asensi / fotos: Cristian Poot y Carlos Asensi -
Víctor Arroyo, el nuevo PRO que ha llegado a la élite para quedarse
Víctor Arroyo, el nuevo PRO que ha llegado a la élite para quedarse

El pasado 26 de noviembre, en la zona de llegada del Ironman de Cozumel (México), sonaron con fuerza los nombres de dos triatletas españoles... Iván Raña se hizo con la tercera plaza, después de una remontada antológica...

Y Víctor Arroyo debutó como PRO en una prueba Ironman, conquistando el 7º puesto, un gran resultado que augura un prometedor futuro dentro ya de la élite del triatlón mundial...

-¿Llegabas a esta prueba, tu primer Ironman con licencia PRO, en el estado de forma previsto en tu planificación de la temporada?

Mi vida en la distancia Ironman es de apenas dos años, en los que he podido disfrutar de dos campeonatos del mundo en Hawaiii. No quería hacerme PRO hasta conseguir ganar la clasificación general de grupos de edad del Mundial Ironman. Este año me sentía capaz de realizar ese sueño. Pero como bien sabes, no fue mi mejor día en carrera a pie y tuve que caminar toda la maratón para ser un finisher más con lágrimas en los ojos. Una vez concluyó esta carrera, muchas dudas rondaron mi cabeza. Solo mi mujer (que me acompañó en los entrenamientos clave) y yo sabíamos del potencial que aún no habíamos podido demostrar. Es por eso que, tras meditarlo unas semanas, decidí demostrarme a mí mismo que podía estar arriba luchando con los mejores del mundo en la prueba más dura que existe. Y tras Hawaii podía conseguir mi licencia profesional y competir con la élite.

-Describe brevemente tu rendimiento en cada segmento en relación a lo planeado...

Mi objetivo en Cozumel era acercarme a las 8 horas y 30 minutos. Sabía que podría hacerlo y toda mi carrera estuvo enfocada a realizar ese tiempo. Era mi tercer Ironman en la isla y tenía referencia de otros años (en 2016 terminé con 8 horas y 50 minutos).

En natación tenía calculado salir por debajo de 55 minutos, pero las corrientes a favor y un recorrido de 3.400 metros (en vez de los 3.800) hicieron que saliera en 46 minutos, nadando a ritmo muy cómodo con un grupito de triatletas que nos habíamos despegado del grupo de favoritos.

La bici es totalmente llana y tienes que ir acoplado los 182 kilómetros. Tenía muy trabajado el ritmo y no necesité referencia de ningún triatleta durante el recorrido. Hice toda la bici solo, como uno de tantos entrenamientos que había hecho hasta la fecha y me salió una bici más que aceptable en 4 horas y 35minutos (un poquito por debajo de los 40 km/h de media).

Y en la maratón volví a encontrar al Víctor corredor que no había salido en casi ninguna carrera importante del año. Me puse a correr un poquito por debajo de 4 min/km y ahí sentí que otra vez era yo corriendo. Me bajé de la bici el 12º y acabé la maratón en 2 horas y 52 minutos, con un tiempo final de 8 horas y 18 minutos.

-Tu crono en la carrera a pie fue excelente, como suele ser habitual en ti. ¿Puedes llegar a alcanzar ese nivel en el segmento ciclista, donde ya tienes una gran solidez y regularidad, en las próximas temporadas?

Sí. Ya tengo estructurado el plan de trabajo para mejorar en los dos segmentos donde tengo gran margen de mejora: la natación y la bici. Este año, gracias a Celera Indoor Pro Training aquí en Mérida (Yucatán, México), que me ayudó con uno de sus rodillos Wahoo, pude entrenar muy bien los días claves de intensidad en mi propia casa, donde con un buen plan de objetivos semanales fui alcanzando un buen nivel en la bici. Este 2018 tengo la experiencia y el entrenamiento aún mejor estructurado, y ya estoy motivado y con ganas de empezar para ver qué soy capaz de conseguir.

-Aunque los aficionados no lo sepan, llevas menos años de entrenamiento intensivo que la gran mayoría de tus rivales del circuito, incluyendo a los de menor edad, y has tenido que alcanzar un nivel de natación digno para un triatleta PRO en muy pocos tiempo. ¿Consideras la natación tu asignatura pendiente o te conformas con tu nivel actual? ¿Dispones de tiempo para aumentar los entrenos en el agua sin que sufra tu nivel alcanzado en las otras dos disciplinas?

Considero que puedo mejorar mucho más en el agua, solo es cuestión de organizarme un poco mejor y de motivación. Voy por el buen camino y nunca me conformo. Quiero salir del agua lo más delante. ¿Quién no? ¡Jaja!

-Has entrenado los últimos años en condiciones duras por el clima del Yucatán. Con la experiencia adquirida, ¿recomendarías periodos de entreno en climas húmedos y calurosos al igual que se entrena en altura?

Sin duda, vivir aquí me ha hecho más fuerte físicamente y psicológicamente. No solo por el clima, si no por estar muy lejos de mi mujer, familia y amigos. He tenido que aprender a vivir y entrenar solo en un país con una cultura diferente aunque parecida a la nuestra. Aquí la vida me ha enseñado muchas cosas que puedo usar a mi favor durante un Ironman, cuando tu cabeza quiere rendirse y abandonar un sueño.

-Ahora ya estás compitiendo con los mejores –por no decir leyendas del triatlón en algún caso– y eso significa tener que entrenar a nivel ‘excelso’ de alguna manera. Tú tienes formación universitaria en el área del deporte, así como el título de entrenador nacional de triatlón y otros. Pero como es bien sabido, no es bueno ser el único entrenador de uno mismo. ¿Quiénes te asesoran y ayudan en tus entrenos, planificación de temporada, etc.?

Aquí tendré que ser egocéntrico, pero sincero y realista. Me auto-entreno desde hace tiempo y es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.
Entreno con mi propio sistema en Dzero.

-En el triatlón, afortunadamente, la vida deportiva a alto nivel suele ser larga en el tiempo. ¿Te atreverías a decir cuántos años te faltan para adquirir tu máximo rendimiento?

No me atrevería, pues me estaría limitando. Quiero pensar que el tiempo no pasa y que cada año va a ser mejor que el anterior. Como he dicho, quiero soñar con que sea así.

-Eres muy partidario, y así lo muestras en las redes, de apoyarte en todo los métodos de cuantificar lo ‘medible’: potencia desarrollada, etc. Tú entrenas a populares también. ¿Debe el entrenador asumir ese control del alumno y dejarle que disfrute o prefieres que se empape también de conocimientos y tecnología?

Es importante que el alumno sepa el porqué se están haciendo las cosas y entenderlas. El tener un conocimiento avanzado de estos datos hace que el alumno esté por encima en la toma de decisiones en carrera sobre el que solo se guía por sensaciones, sobre todo en principiantes, donde el nivel de experiencia y los datos subjetivos sucumben sobre los datos objetivos y reales del deportista. A nivel más elevado, la experiencia y las sensaciones pueden jugar a la par con los datos científicos, pero los datos objetivos han llegado para quedarse y soy partidario al 100% de usarlos. Aquí la interpretación de datos y un buen asesoramiento de un buen entrenador hace la diferencia.

-El año pasado competiste, y con buen resultado, en Vitoria. ¿Tienes alguna ayuda o patrocinio para el 2018?

2018 será uno de mis años más motivantes, no solo por el reto de competir en PRO y demostrar que puedo estar arriba en el ranking Ironman, sino por representar a marcas tan importantes como ENDURA, que este año está apostando fuerte por mí, siendo su único triatleta esponsorizado en España y Portugal

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....