"Predator" Sanders, el triatleta de moda que amenaza con dar la campanada en Kona

En 2017 sólo Alistair Brownlee ha conseguido derrotarle en el Ironman 70.3 de St. George.
-
"Predator" Sanders, el triatleta de moda que amenaza con dar la campanada en Kona
"Predator" Sanders, el triatleta de moda que amenaza con dar la campanada en Kona

Su última victoria en el Campeonato del Mundo de Penticton (Canadá), donde consiguió sobreponerse al pinchazo que sufrió en el segmento de bici y remontar el tiempo perdido en la carrera a pie, no hace sino confirmar que Lionel Sanders se ha convertido en uno de los triatletas más fiables y temibles de la larga distancia. “Siempre doy dos recomendaciones: llevar una cámara de repuesto en la bici y no darse por vencido, porque las carreras sólo terminan cuando terminan. Ahora he tenido que aplicarme ambos consejos en una misma prueba. Y el hecho de ir recuperando la desventaja supuso para mí una motivación extra", comentaba el triatleta canadiense tras ganar el título en casa.

Salvo el Ironman de St. George (Estados Unidos), en el que se impuso Alistair Brownlee, aunque por un escaso margen de 30 segundos, Sanders ha ganado todas las carreras que ha disputado: el Ironman 70.3 de Pucón (Chile) en enero, el de Buenos Aires (Argentina) en marzo, el de Oceanside (Estados Unidos) en abril y el Challenge "The Championship" de Samorin (Eslovaquia) en junio. Allí le devolvió la afrenta al mayor de los Brownlee, se llevó el mano a mano con todo un campeón del mundo Ironman como el alemán Sebastian Kienle y, además, batió el récord del segmento ciclista en distancia 70.3.

La extraordinaria racha de Sanders, sólo superada por Jan Frodeno, que también ha ganado todo en 2017 (Ironman de Austria, Ironman 70.3 de Barcelona, Chia Sardinia Triathlon 70.3, Challenge 113 de Taiwán y Allgäu Triathlon), se remonta a la última prueba de la temporada pasada, cuando se impuso en el Ironman de Arizona (Estados Unidos) a finales de noviembre con un gran registro de 7:44:29. Aquel triunfo valía por tres: le aportó 2.000 puntos para el KPR (Kona Points Ranking); supuso su tercera victoria en un Ironman (Arizona 2016, Arizona 2015 y Florida 2014); y se quitó el mal sabor de boca que le dejó su participación en Hawaii unas semanas antes, donde acabó 29º.

Esta campaña es, sin duda, su principal objetivo: Kona. Ha trabajado a conciencia, asesorado por Dave Scott, para mejorar sus prestaciones, aún más, en la bici y en la carrera a pie; ha descartado el Mundial Ironman 70.3 de Chattanooga (Estados Unidos) del próximo 9 de septiembre para concentrarse de lleno en la fase final de su preparación para Hawaii; y, por los duros entrenamientos que está haciendo para llegar en las mejores condiciones, "Predator" Sandrers (como le bautizó Kienle tras el 70.3 de St. George) amenaza con "liarla" en Kona.

 

Te recomendamos

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Además de entrenar duro, hay que prestar especial atención a la recuperación, element...

¿Sabías que nuestra salud y rendimiento dependen muy mucho de nuestra población de ba...

¿Sabías que en tu cuerpo conviven 100 billones de microorganismos? Y una buena parte ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

Si crees que no estas a tiempo de ponerte en forma para el Lurbel Mountain Festival 2...