Cómo elegir tu neopreno

El neopreno te permitirá nadar en aguas con temperaturas bajas, pero has de saber cómo elegir el que más se adapta a tus necesidades.

Antonio del Pino

Cómo elegir tu neopreno
Cómo elegir tu neopreno

El principal objetivo de un traje de neopreno es protegerte del agua fría. No olvides que elegir correctamente puede beneficiarte en competición mucho más de lo que crees. Por eso aquí te contamos algunos detalles sobre el uso y la elección del neopreno:

El neopreno es un tejido sintético de caucho laminado que por su flexibilidad se ajusta al cuerpo, permitiendo que entre algo de agua y que se quede alojada en el propio tejido. Al entrar en contacto con el cuerpo, el agua se calienta y permanece a temperatura estable aislada del exterior. El tejido está formado por pequeñas burbujas de aire que nos hacen flotar, ese porcentaje influirá en la flotabilidad del
traje, pero también en nuestra movilidad.

Según el reglamento de la Federación Española de Triatlón, el traje de neopreno no puede tener más de 5 mm de grosor y no se puede hacer uso de una única parte inferior o cualquier elemento de neopreno, como gorros, manoplas o escarpines. El grosor indicado es el máximo, pero los neoprenos más avanzados combinan diversos paneles de distintos grosores y compuestos, alternando también otros tejidos para encontrar el mejor equilibrio entre flotabilidad, elasticidad y contención térmica.

La principal cualidad común a todos los neoprenos es que mejoran la flotabilidad. Haz un perfil real de tus cualidades como nadador y busca el neopreno que mejor se ajuste a tus necesidades y cualidades, porque la oferta es muy extensa y variada. El más caro no va a ser necesariamente el que mejor servicio te haga, de hecho las principales marcas desarrollan sus neoprenos más sofi sticados para sus mejores atletas, que suelen tener una menor flotabilidad y una contención térmica muy justa, a favor una flexibilidad increíble. De este neopreno sólo se podrá beneficiar un nadador consagrado, para sacar el 100% de su técnica perfecta y excelente adaptación al medio acuático. Hay versiones más equilibradas en todos los sentidos, incluso en el precio, que te ayudarán mucho más en el segmento del agua.

Existen neoprenos de manga larga y otros sin mangas. La mayoría de los triatletas utilizan manga larga, aunque son más incómodos porque limitan la movilidad articular del hombro, pero no te la juegas con la posibilidad de quedarte bloqueado por el frío en los brazos. Los trajes sin mangas son más cómodos, restan esfuerzo al estirar el brazo para coger agua y eliminan mucha tensión en el cuello y el tronco del traje. Nosotros sólo recomendamos su uso en las pruebas en las que el agua esté al límite de la legalidad del uso del neopreno, es decir, lo más cercano a los 20º, porque cuando la temperatura se acerca al límite en el que el neopreno es obligatorio, 16º, con los brazos desnudos se pasa demasiado frío.

El neopreno es más “efectivo" en triatletas "no nadadores" que en los buenos nadadores, ya que mejora la flotabilidad y el deslizamiento. En aguas abiertas mejora el rendimiento en natación de un 3% a un 10%, pero entrena con él algún día por semana los meses previos a tu gran cita, aunque sea en la piscina y pases un poco de calor. Aunque mejore tu flotabilidad y deslizamiento, hay que acostumbrarse a la movilidad reducida o el día del triatlón nadarás con malas sensaciones por un exceso de carga muscular.

Elige bien la talla. Comprar un neopreno de una talla menos a la que te corresponde es una tendencia que se extendido entre muchos triatletas, sobre todo experimentados, y es un error. Es cierto que llevar un traje muy ajustado evita que entre flujo de agua y se hagan bolsas, que es unos de los factores que más te frenan si usas neopreno. Pero más te frenan algunos de los inconvenientes que supone llevar un traje demasiado ceñido. La talla depende del peso y de la altura, y casi todas las marcas disponen de patrones distintos para mujer y para hombre.

Cuando te pongas el neopreno… que no te entren las prisas o lo romperás. No le claves los dedos por la superficie externa y por supuesto, no te mojes ni lo mojes antes de ponértelo. Para meter las piernas, ponte una bolsa de plástico en los pies e igual en las manos, y entrará con total suavidad. Ponte un poco de vaselina en el cuello, especialmente en el lado hacia el que más saques la cabeza para respirar. Cuando lo hayas cerrado, métete en el agua y abre un poco el cuello con la mano para permitir que entre agua. De esa manera lo calentarás bien antes de empezar a nadar y al sacar el agua por las piernas empujando con la mano, quedará totalmente ceñido y listo para nadar al 100%.

Guárdalo como se merece

Para el mantenimiento del traje solo hay una serie de requisitos importantes a seguir:

1- Lavar el traje únicamente con agua dulce y a mano.
2- Guardar el traje colgado de una percha amplia sin puntas y en un armario.
3- Evitar el contacto del traje con el sol.
4- Para llevarlo en la bolsa hay una manera correcta de doblarlo:

Dobla tu neopreno

Los mejores vídeos