Arregla tu neopreno

¿Reparar "el viejo"... o comprar uno nuevo?
-
Arregla tu neopreno
Arregla tu neopreno

Puedes hacer ambas cosas y dejar el reparado para entrenamientos y el nuevo para competir. Después de todo, arreglar no es complicado... Te explicamos cómo...

CORTES SUPERFICIALES

En primer lugar, hay que destacar que los cortes habitualmente acostumbran a ser limpios, sobre todo cuando se trata de cortes superficiales, es decir, que no han atravesado la parte de tejido interior. Estos cortes se producen generalmente en el momento de colocárselo o de sacárselo. Presentan una forma característica de U o V y son a consecuencia de pequeños tirones. En ese caso, son relativamente fáciles de reparar.

Es necesario abrir un poco los dos lados del corte, y se pone el pegamento de forma generosa en la parte interior, hasta que queden bien untados los rincones de dicho corte. Dejar esperar un minuto antes de juntar fírmemente las paredes, aprentando con los dedos.

Una vez está pegado, si ha salido pegamento hacia la zona externa, siempre es mejor sacarlo frotándolo suavemente hasta que desaparezca sin dejar rastro externo. Se trata de un pegamento muy cómodo de trabajar y no te ensucias las manos cuando lo manipulas. El neopreno ya estará listo para usar en un par de horas.

CORTES PROFUNDOS

Por otro lado, existen los cortes que atraviesan el neopreno, bien sea por un desgarro ocasionado por un tirón demasiado fuerte, o por algún que otro accidente similar. También suele pasar con el uso continuo del mismo, poco a poco se van deteriorando, sobre todo, en la zona delantera y posterior de las axilas, que es donde más sufre el neopreno cuando se utiliza.

En este caso, se debe repetir la operación exactamente igual que cuando el corte es superficial, pero a continuación hay que añadir otro tipo de pegamento totalmente distinto por la parte interior. Una vez realizada la reparación externa, se debe girar el neopreno del revés con el fin de trabajar con mayor comodidad. La cola que se usa para este lado del neopreno ya es más delicada, necesariamente se tiene que hacer con la zona a reparar, completamente horizontal y plana, de lo contrario, este adhesivo se desplazaría y provocaríamos un desastre, además en este caso no hay que tocarlo con los dedos en ningún caso. Hay que echar generosamente el pegamento encima del corte y alrededor del mismo para que quede cubierto y bien repartido, dejando una capa un poco gruesa.

Una vez terminado, hay que dejarlo reposar y secar durante 24 horas totalmente inmóvil, pasado ese tiempo ya estará listo para su uso.

CREMALLERAS ROTAS, DESGARROS, ETC

Si la incidencia ya es mayor, cremalleras rotas, mangas totalmente desgarradas, velcros descosidos, etc... ya es preferible contactar con alguna empresa profesional que se dediquen a la reparación de neoprenos de otras disciplinas acuáticas.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....