Tummo, la práctica tibetana para generar calor interno

El Tummo es una práctica milenaria del budismo tibetano que genera calor interno y ha llegado a occidente con el auge de las terapias de exposición al frío

Alicia Beltrán, profesora de Yoga Tibetano o Lu Jong

Tummo, la práctica tibetana para generar calor interno
Tummo, la práctica tibetana para generar calor interno

¿Qué es el Tummo?

El tumo o tummó es una práctica de meditación en el budismo tibetano, cuya característica más evidente es la capacidad para subir a voluntad la temperatura del cuerpo para sobrevivir sin abrigo, a bajas temperaturas. Una práctica tibetana para generar calidez interior.

Hoy en día se ha despertado interés por técnicas milenarias como el Tummo, por el auge de las terapias en frío, como los baños de agua helada o el método Win Hoff, que encuentran en la exposición al frío, una terapia para la salud física, mental y emocional, y en las que se incluyen técnicas de respiración originadas en el Tummo, conocida como la respiración de fuego. .

La realidad es que el Tummo es mucho más que una técnica de respiración para generar calor, es una práctica ancestral que tiene su origen en los yogas tibetanos y ya se relata desde el 1.016-1.100 d.C. que es el periodo en el que el gran yogui Naropa, prácticó en profundidad estos métodos, donde generaba calor interno. Ha llegado a nuestros días con los maestros de budismo tibetano, y el mundo de la ciencia y el deporte están descubriendo y confirmando también sus beneficios.

Es una práctica milenaria del budismo tibetano que genera calor interno y ha llegado a occidente con las terapias de exposición al frío

 

El Tummo es nuestro fuego de sabiduría. De forma natural tenemos esta calidez en nuestro interior, en la zona por debajo del chakra del ombligo, pero normalmente no somos conscientes de ella y no la utilizamos. Cuando generamos una concentración adecuada y empezamos a trabajar con nuestro fuego interno, podemos transformarnos completamente.

Empleando la visualización, técnicas de respiración y movimiento, conectamos con nuestro fuego interno y lo generamos cada vez más grande. Trabajamos con nuestra respiración, elevándola de nivel, y esto cambia nuestra sangre. Esta sangre caliente a su vez afecta a nuestras hormonas.

Alicia Beltrán, es profesora de yoga Lu Jong, conocido como Yoga tibetano, y discípula de uno de los sostenedores de esta práctica, gran médico y yogui tibetano Tulku Lobsang Rinpoche. En este artículo sobre Tummo, nos transmite el valor que tiene profundizar este método desde la comprensión completa, para evitar lesiones o trastornos físicos o mentales, pues este yoga si no es practicado de forma adecuada o totalmente puro, puede también tener contraindicaciones.

La práctica del Tummo proviene de diferentes vertientes o linajes, pero la más extendida es nombrada en los 6 Yogas de Naropa, en la actualidad se ha fragmentado una parte concreta y comercializado únicamente como reto de fortaleza, sosteniendo las retenciones o las condiciones de bajas temperaturas y frío como si fuera una competición independiente, mucho más lejos de la realidad de este sistema meditativo.

Más allá de esta visión occidental reducida, los practicantes y discípulos que desarrollan este entrenamiento en su totalidad, siguen una alimentación adecuada, que nutre la sangre y elimina las toxinas, realizan sesiones preliminares de movimientos para abrir los canales, y mantienen una mente en calma, cero estresada o competitiva, más bien compasiva ante el ejercicio. No olvidemos que el origen de este método es una práctica totalmente espiritual.

Grabados de Respiración Tummo
Grabados de Respiración Tummo

Beneficios de la práctica de Tummo

Al realizar esta práctica de forma constante, podemos experimentar los profundos cambios que resultan cuando cultivamos el fuego interno y lo repartimos por todo el cuerpo. Y no solo es visualización, sino algo real.

1/ A nivel físico: el fuego interno es responsable de la temperatura de nuestro cuerpo —el calor de la digestión y el metabolismo, el calor que potencia las reacciones químicas y fabrica las hormonas.

Nutre la calidad de la sangre, gracias que el calor interno ayuda en los procesos metabólicos del cuerpo, mejorando las digestiones y absorción de ellos nutrientes, esto hace que se equilibren nuestras hormonas

2/ A nivel energético, sutilmente, el fuego del Tummo ilumina y abre los canales físicos y mentales, derritiendo los bloqueos más sutiles y haciendo aumentar repentinamente la energía por todo el cuerpo.

Permite que el viento de sabiduría (energía vital), fluya sin bloqueos (sufrimiento u dolor emocional). Aumenta nuestra atención, favorece la calma mental y el gozo interno,

3/ En el nivel de la mente, es la fuente del amor, la alegría, la felicidad y el gozo.  Es la felicidad del cuerpo, nos lleva a la verdadera naturaleza de la mente.

 

Tummo Respiración Alicia Beltran 2
 Alicia Beltran

 

Alicia nos invita a descubrir el Yoga Tibetano Lu Jong, qué es el método destilado que está ayudando actualmente a miles de practicantes para introducirse posteriormente la práctica del Tummo, ya que es una variación adaptada a nuestros cuerpos occidentales, en la que se realizan los ejercicios más suavemente, para abrir y tonificar los canales, potenciar nuestro sistema inmune y mejorar nuestra resistencia con las retenciones de respiración.

Tummo y Yoga Lu Jong

Lu Jong está diseñado desde los movimientos del Tummo con variaciones en cuanto a la repetición, orden, y con una respiración más suave para que poco a poco el cuerpo se vaya adaptando.

Este método te ofrece tres etapas:

1/ Introducirte en la pura conciencia y calma mental, cultivando una respiración genuina. Con una práctica de ejercicios y técnicas de automasaje conocidas como Kum Nye, para eliminar tensiones musculares, y generar calor rápidamente.

2/ Serie de 21 movimientos, en los que cada uno pone énfasis en abrir los canales corporales (arterias, venas, venas pequeñitas, canales de visualización), mediante una forma y movimiento específico para cada uno de ellos. Los canales corporales físicos se tonifican y también facilitan que fluyan equilibrado las esencias (hormonas). También desbloquea los traumas en los Cinco órganos vitales (riñones, corazón, pulmones, bazo e hígado).

Se practican con una respiración dinámica muy concreta en cada gesto, inhalando siempre que el movimiento vaya hacia la extensión del cuerpo, reteniendo en el momento máximo de fuerza o extensión y exhalando en el momento de soltar el gesto.

Una vez conocidos estos movimientos, ya se puede empezar a usar las retenciones. Pero no es aconsejable que empieces, hasta que no consigas la flexibilidad y fortaleza correcta o una buena posición en tu columna vertebral.

3/ Para finalizar siempre se vuelve a la práctica meditativa, recordando que el objetivo final de este método es sostener nuestra energía vital, que favorece tener una vida genuina y plena, ya que Tummo es el fuego de la sabiduría, ese calor natural que sostiene la vida.

 

Esta práctica necesita de una concentración adecuada, pues si se práctica originalmente necesitaremos instrucciones muy detalladas. La visualización de fuego interno por debajo de nuestro ombligo como indican los maestros, no se visualiza fácilmente, si no estabilizamos la mente y entendemos el origen de ésta. No es meramente una ilusión, debemos ir más allá de nuestras creencias occidentales, condicionadas por nuestra cultura que se sostienen meramente, desde una conciencia materialista o física, y comprender la naturaleza que surge cálidamente del cuerpo y que habita en esta área o chakra como comentan tantas distintas tradiciones orientales.

En el Tummo, al crecer la llama, partiendo desde debajo del ombligo y elevándose cada vez más alto, penetra suavemente cada uno de los chakras principales, extendiéndose por todas las ramas y cada poro de nuestro cuerpo. Al abrirlos y conectarlos con nuestro fuego interno, accedemos a nuestra sabiduría interior. Desde esta gran presencia podemos realizar la verdadera naturaleza de nuestra mente, la sabiduría fundamental y el amor y la compasión incondicionales.

Alicia Beltrán, la autora de este artículo es una reconocida profesora y maestra de Yoga Lu Jong o Yoga Tibetano, y nos recomienda recibir estas enseñanzas de auténticos yoguis experimentados como Tulku Lobsang Rinponche, que sostiene y forma a estudiantes internacionalmente para que puedan practicarlo de forma correcta y no dañina.

Tulku Lobsang Rinpoche 1
Tulku Lobsang Rinpoche

Puedes encontrar más información sobre el maestro Tulku Lobsang Rinpoche y el Tummo en este vídeo https://tulkulobsang.org/es/teachings/tummo

Maestro Tulku Lobsang Rinpoche y el Tummo

 

En este video, puedes seguir una práctica de ygoa tibetano con Alicia Beltrán