Wellbrock se corona "rey" con su sensacional récord del mundo en los 1.500

El pasado jueves ya se impuso en la final de los 10 kilómetros de las Series Mundiales de aguas abiertas disputada también en Abu Dabi.

EFE (Javier Villanueva)

Wellbrock se corona %22rey%22 con su sensacional récord del mundo en los 1.500
Wellbrock se corona %22rey%22 con su sensacional récord del mundo en los 1.500

El alemán Florian Wellbrock se coronó como el "rey" de los Mundiales de piscina corta de Abu Dabi, tras destrozar este martes el récord del mundo de los 1.500 con un espectacular crono de 14:06.88 minutos.

Un tiempo que permitió al germano, que el pasado jueves ya se impuso en la final de los 10 kilómetros de las Series Mundiales de aguas abiertas disputada también en Abu Dabi, rebajar en 1.18 segundos la anterior plusmarca universal.

Sensacional "mordisco" que permitió a Wellbrock reclamar el cetro por delante de otros nadadores más laureados como el japonés Daiya Seto, que se impuso en los 200 y 400 estilos, o el ruso Kliment Kolesnikov, oro en los 50 espalda y los 100 estilos.

Un título que en la categoría femenina recayó en la hongkonesa Siobhan Haughey, que además de dos oros -100 y 200 libre- y un bronce -400 libre, logró un nuevo récord del mundo en el doble hectómetro con una marca de 1:50.31.

Corona de reina que le discutió hasta el final la canadiense Margaret Mac Neil, que añadió al oro y la plusmarca universal que logró en los 50 espalda, la victoria que cosechó este martes en los 100 mariposa.

SJOSTROM Y MIRESSI BRILLAN EN LAS PRUEBAS DE VELOCIDAD

Wellbrock y Mac Neil no fueron, sin embargo, los únicos nombres propios de la última jornada en la que brillaron en las pruebas de velocidad la sueca Sarah Sjostrom, que se alzó con el triunfo en los 50 libre, y e italiano Alessandro Miressi, que se colgó el oro en el hectómetro libre.

Sjostrom, que se impuso con un tiempo de 23.08 segundos, se tomó la revancha de la derrota sufrida ante Ranomi Kromowidjojo en la final de los 50 mariposa, tras arrebatar el oro por 23 centésimas a la nadadora neerlandesa en los 50 libre.

Un triunfo que no pareció saciar el hambre de victoria de Sarah Sjostrom que apenas media hora después condujo al oro al cuarteto sueco en la final del 4x100 estilos con una sensacional posta de mariposa, que permitió a las escandinavas establecer un nuevo récord de Europa con un tiempo de 3:46.20 minutos.

Igualmente decisivo se mostró el italiano Alessandro Miressi que tras imponerse con un tiempo de 45.57 segundos al estadounidense Ryan Held en la final de los 100 libre, volvió a derrotar minutos después al norteamericano en la posta final del 4x100 estilos.

Si en la final del héctometro Miressi aventajó por tan sólo 6 centésimas a un Held que había nadado los primeros 50 metros por debajo del récord del mundo, en el relevo 4x100 estilos el transalpino superó en 38 centésimas al norteamericano.

Una sensacional actuación que permitió a Italia colgarse el oro con un tiempo de 3:19.76 minutos, nuevo récord de los campeonatos

KAWECKI RECUPERA SU CORONA DE REY DE LOS 200 ESPALDA

Por su parte, el veterano polaco Radoslaw Kawecki recuperó la corona de "rey" de los 200 espaldas que el polaco perdió hace tres años en los Mundiales de Hanzhou, donde tuvo que conformarse con el bronce, tras sumar este martes su cuarto título de campeón del mundo.

Indetectable en la calle uno Kawecki hizo valer su maestría en los volteos y el nado subacuático para imponerse con un tiempo de 1:48.68 al estadounidense Shaine Casas, ganador de los 100 espalda, al que de nada le valió liderar la prueba hasta el último largo.

Un victoria que permitió a Radoslaw Kawecki, de 30 años, sumar un nuevo oro mundial tras los logrados en la prueba larga de espalda en Estambul 2012, Doha 2014 y Windsor 2016.

Si el polaco recuperó el cetro en los 200 espalda, el estadounidense Nic Fink se consagró como el "rey" de la braza en Abu Dabi tras sumar el oro que ganó en los 200 y el bronce que cosechó en los 100 la victoria en los 50.

Fink no desaprovechó la mala salida del plusmarquista universal, el bielorruso Ilia Shymanovich, que finalmente no pudo subir al podio, para situarse desde el principio en cabeza de la prueba.

Un liderato que el norteamericano, que se impuso con un tiempo de 25.53, que conservó pese al ataque final del italiano Nicolo Martinenghi, que tocó la pared tan sólo 2 centésimas de Nic Fink.

Más sorprendente fue el triunfo de Emily Escobedo en la final de los 200 braza, en la que la estadounidense, que se impuso con un tiempo de 2:17.85 minutos, arrebató por tan sólo 3 centésimas el oro a la gran favorita, al rusa Evgeniia Chikunova.

La tardía reacción de la nadadora rusa, que a falta de dos largos figuraba en la quinta posición, impidió a Chikunova culminar su remontada en un largo final en el que Escobedo resistió el furibundo ataque de la rusa.

Completó la nómina de ganadores el cuarteto estadounidense femenino de 4x50 libre que con un tiempo de 1:34.22 minutos se colgó el oro por delante de Suecia, plata, y los Países Bajos, que lograron la medalla de bronce con una magnífica posta final de Ranomi Kromowidjojo.
 

Los mejores vídeos