El triatleta de élite que "escuchó la llamada de Dios" y lucha contra el Covid19 en una ambulancia

La nueva vida de Akos Vanek, que ganó la Copa del Mundo de Tiszaujvaros en 2014 y ahora trabaja como tripulante de ambulancia.

El triatleta de élite que "escuchó la llamada de Dios" y lucha contra el Covid19 en una ambulancia.
El triatleta de élite que "escuchó la llamada de Dios" y lucha contra el Covid19 en una ambulancia.

Tiene 35 años. Ha estado en el triatlón de alto nivel casi dos décadas. Llegó a ganar la Copa del Mundo de Tiszaujvaros en 2014. Y se retiró hace poco más de un año...

En poco tiempo, el triatleta húngaro Akos Vanek ha pasado de competir por todo el mundo en carreras ITU (Unión Internacional de Triatlón) a luchar en primera línea contra el coronavirus –hasta el domingo, Hungría había registrado más de 1.400 infectados y 99 fallecidos a causa de la enfermedad–.

Y todo, por una "llamada de Dios". Así lo explica el propio Vanek, que ahora trabaja como tripulante de una ambulancia en Budapest, trasladando a los centros hospitalarios a pacientes enfermos de Covid-19.

Se unió a los servicios de emergencia el pasado mes de noviembre. Ahora trabaja día y noche, con su correspondiente equipo de protección personal y máscarilla, resucitando a las personas si es necesario y administrando test de detección de coronavirus.

Vanek fue bautizado el pasado fin de semana. Habían programado la ceremonia para el domingo de Pascua, pero las iglesias están cerradas en todo el país. La iglesia franciscana Pasaret de Budapest pidió permiso para bautizar a Vanek el sábado por la noche, en una iglesia vacía, con la única presencia de unos pocos monjes franciscanos.

"Un amigo, sacerdote protestante, me hizo el turno de noche en la ambulancia para poder asistir a mi bautizo", comentaba Vanek tras recibir el sacramento.

"Ser deportista profesional ha requerido una creencia especial y un compromiso similar a una relación con Dios", añadía el triatleta húngaro, que cree que el deporte le ha concedido atributos positivos que puede usar en otros campos de la vida, precisamente en esta delicada situación que estamos viviendo: "Perseverancia, humildad y respeto".

La iglesia de Budapest ha explicado en un comunicado que el bautismo especial de Vanek estuvo en la línea de los mensajes del Papa Francisco durante el período de Pascua. El Papa ha calificado al personal sanitario que arriesgan su vidas ayudando a los pacientes con coronavirus como "los santos cercanos". Y Akos Vanek es uno de ellos...

Los mejores vídeos