La Titan Desert grita: ¡¡Vivan los novios!!

El flechazo surgió pedaleando en plena carrera por el desierto infinito de Marruecos.

EFE (Carlos de Torres)

Vivan los novios.
Vivan los novios.

La Titan Desert gritó ¡¡Vivan los novios!! en medio de las dunas de Erg Chebbi tras la boda que se celebró entre dos titanes, Lorena Isasi y Edi Díaz, valencianos ambos, que están en plena disputa de la 17ª edición de la carrera más importante del calendario en la BTT.

Un escenario espectacular en rampa con una duna alfombrada de rojo que daba paso a un escenario escoltado por ramas de palmera resaltaba en medio de un enclave de película, las dunas de Erg Chebbi, donde Lorena y Edi acabaron pocas horas antes la quinta etapa de la Titan Desert.

Él llegó primero en un vehículo de la organización de color rojo, vestido con un impecable traje blanco, y tras subir la rampa se sentó en una de las dos butacas del escenario. Ella llegó más tarde, un cuarto de hora después. Lorena se subió a un camello, con su elegante vestido blando de novia, y fue conducida hasta el inicio de la rampa.

Tras subir unos metros, Lorena se encontró con Edi. Primer beso en el escenario, desde donde se divisaba en campamento de los titanes, muchos de ellos en las inmediaciones de la duna para ver la boda y sacar fotos para el recuerdo.

Jesús García, CEO de la Titan Desert, dirigió desde un atril la ceremonia. Bienvenida a los novios, discurso exaltando los valores de los de los contrayentes y del espiritu de la Titan y acto simbólico con la arena del desierto como símbolo que identifican dos ciclistas que se conocieron en la Titan hace dos años.

Tras el "Sí" definitivo los novios bajaron la rampa, escoltados por las palmeras, recibieron un chaparrón de pétalos de rosa y escucharon el grito unánime de los titanes concentrados cerca del escenario, sobre todo de los compañeros de equipo, vestidos la mayoría de ciclista.

No faltó detalle. Enseguida empezó la sesión de foto, con los compañeros, con los amigos, organizadores, e incluso algún curioso. Después la ceremonia entró en la fase de compartir alguna copa a pie de duna.

Un momento para recordar que ambos recibieron "un flechazo brutal cuando se conocieron en la TItan. Días antes recordaban que este escenario para la boda era el "ideal para vivir la aventura y celebrar nuestro amor. Este sueño vamos a poder llevarlo al final de la quinta etapa". Y ambos cumplieron el sueño.

Nuestros destacados