'Los tres tenores' del triatlón español, a por el trono olímpico de Alistair

La prueba masculina, que abrirá la competición del deporte del 'tres en uno', se disputará a las 6:30 del lunes (23.30 del domingo, hora española). Un día después, a idéntica hora, se disputará la competición femenina.

EFE (Adrian R. Huber)

Puja por los tronos olímpicos de Jorgensen y de Alistair, al que opta España.
Puja por los tronos olímpicos de Jorgensen y de Alistair, al que opta España.

El Parque Marino de Odaiba de la capital japonesa albergará las pruebas de triatlón de los Juegos de Tokio, donde estará en juego la sucesión en el historial olímpico de la estadounidense Gwen Jorgensen y del inglés Alistair Brownlee, a cuyo trono optan tres españoles: Javier Gómez Noya, Mario Mola y Fernando Alarza.

La prueba masculina, que abrirá la competición del deporte del 'tres en uno', se disputará a las 6:30 del lunes (23.30 del domingo, en hora CEST, las 21:30 GMT). Un día después, a idéntica hora, se disputará la competición femenina; y el relevo mixto, que debuta en el calendario olímpico, arrancará el próximo sábado a las 7:30 (las doce y media de la noche del viernes al sábado, en horario centroeuropeo).

La competición de hombres, en la que Gómez Noya -único quíntuple campeón del mundo de la historia-, Mola -triple oro mundial- y Alarza -bronce en 2016- apuntarán muy alto, se disputará en la citada bahía de Odaiba. Con un recorrido de 1.500 metros a nado (un lazo de un kilómetro y otro de 500 metros), 40 kilómetros en bici (en un exigente circuito de cinco, al que se darán ocho vueltas) y diez más de carrera a pie (cuatro giros a un lazo de 2,5): idéntico al que afrontarán las mujeres 24 horas más tarde.

Alistair, que en Río de Janeiro (Brasil) repitió el oro de Londres 2012, no compite en Tokio. Por lo que el primer interesado en sucederle será su hermano menor Jonathan, que completó 'doblete' británico en la prueba de Copacabana y capturó bronce en la capital inglesa; donde la plata olímpica fue para Gómez Noya. 'Jonny' y Alex Yee -que este año ya sabe lo que es ganar en Japón (en Yokohama, la primera prueba del Mundial 2021)- intentarán que vuelva a sonar el 'God Save The Queen' tras una prueba abierta en la que destaca la presencia del francés Vincent Luis, ganador de los últimos dos títulos mundiales: el de 2019, aún por etapas; y el del año pasado, a una sola carrera, debido a la pandemia del covid-19.

Los noruegos Kristian Blummenfelt, vencedor en la segunda prueba del Mundial, en Leeds (Inglaterra), y Gustav Iden también buscarán medalla en Tokio; donde Jacob Birtwhistle será la principal baza de Australia: junto a Noruega, Francia y España el único país con un tope de tres competidores.

Al igual que la de chicas de un día después, la prueba de chicos arrancará a primera hora de la mañana, para intentar evitar el gran calor y la elevada humedad; aunque otro enemigo a tener en cuenta es el agua -centro de polémicas, por su cuestionada salubridad-, cuya temperatura puede rondar los nada habituales 28 grados centígrados.

El belga Marten Van Riel, el canadiense Tyler Mislawchuk y el neozelandés Hayden Wilde también sueñan con suceder al mayor de los hermanos Brownlee en el historial del triatlón olímpico. Debutante en unos Juegos hace 21 años: en Sydney, en Australia.

El gallego Gómez Noya, de 38 años, cuádruple campeón de Europa, cuarto en los Juegos de Pekín 2008 y con once medallas mundialistas, perfiló su preparación para optar al único oro que falta en su superlativo palmarés con dos concentraciones en Cozumel (México). Diploma olímpico en Rio (donde acabó octavo), Mola, balear, de 31, con siete trofeos en Mundiales y que, al igual que Javi, afronta sus terceros Juegos, se preparó entre Font Romeu (Francia) y Banyoles (Gerona). Y Alarza, nacido hace 30 años en Talavera de la Reina (Toledo), subcampeón de Europa hace tres años y cuarto el mes pasado en Leeds, lo hizo en la altura de Sierra Nevada (Granada), antes de buscar parecidas sensaciones de humedad y calor en Alicante.

La extremeña Miriam Casillas -octava en Yokohama, que será olímpica por segunda vez- y la debutante catalana Anna Godoy (ambas nacidas en 1992, el año de los Juegos de Barcelona) representarán a España en la prueba femenina. En la que Jorgensen no defenderá su oro, ya que de forma infructuosa se centró en intentar ser olímpica en atletismo (de la idea inicial del maratón pasó a la del 10.000).

Así que, sobre el papel, se espera una lucha entre británicas y estadounidenses: al igual que Italia y Australia -única nación con pleno absoluto-, que saldrán con tres competidoras.

La inglesa Georgia Taylor-Brown, último oro mundial, sucedió en el historial de esa prueba a Katie Zaferes, que encabeza el trío estadounidense completado por Summer Rappaport y Taylor Knibb, vencedora este curso en Yokohama.

La australiana Ashley Gentle, la alemana Laura Lindemann -bronce mundial el año pasado en casa, en Hamburgo-, la inglesa Jessica Learmonth, la holandesa Maya Kingma -ganadora el mes pasado en Leeds- y la francesa Cassandra Beaugrant también pedirán cartas en la partida por la gloria deportiva que se jugará en las próximas horas en Tokio.

La inglesa Vicky Holland -bronce en Rio-, de 35 años, es una de las ilustres veteranas participantes, junto a la doble campeona del mundo (2016 y 2017) de Bermudas Flora Duffy (33), plata mundial hace un año.

Pero por encima de ellas destaca aún más la suiza Nicola Spirig, oro olímpico en Londres y plata en Rio. La helvética se convertirá en la primera de la historia (entre hombres o mujeres) con cinco participaciones olímpicas en triatlón. Y sería mejor, incluso a sus 39 años, no descartarla nunca.

Los mejores vídeos