"Podemos usar mi sanción y otras sanciones injustas (hay muchas) para buscar un cambio"

Actitud ejemplar de Sam Long, que por fin se ha manifestado sobre la polémica penalización por drafting que le impusieron en el Mundial IRONMAN 70.3 de St. George y que acabó con sus opciones de luchar por el podio.

Podemos usar mi sanción y otras sanciones injustas (hay muchas) para buscar un cambio.
Podemos usar mi sanción y otras sanciones injustas (hay muchas) para buscar un cambio.

Pongámonos en antecedentes... Sam Long había preparado con mimo el Mundial IRONMAN 70.3 que se disutó el pasado fin de semana en St. George y donde el año pasado acabó 2º, por detrás de Gustav Iden. Por ello, renunció a competir en Hawaii el pasado 8 de octubre. 

El día de la prueba, a las 4:30 de la madrugada, ya estaba haciendo su particular 'despertar' nadando en estático en una pequeña piscina. Tenía ganas de plantarle cara a los temibles noruegos: Iden y Blummenfelt.

El triatleta estadounidense, de 26 años, salía del agua muy retrasado, a tres minutos de cabeza de carrera, pero sobre la bici de crono comenzaba su habitual remontada...

Hasta que llegó el momento fatídico para él, cuando se puso a la altura del canadiense Jackson Laundry (dorsal 5) y del portugués Filipe Azevedo (dorsal 10). Así lo reflejan las imágenes de la retransmisión de IRONMAN...

Esta acción fue merecedora, según el juez-árbitro de IRONMAN que controlaba ese tramo, de tarjeta azul: cinco minutos de penalización... y sus opciones de pelear por las medallas borradas de un plumazo: acabó 19º, a 15 minutos del campeón, Blummenfelt.

La polémica sanción ha provocado un encendido debate en las redes sociales.  Muchos aficionados no están en absoluto de acuerdo con la decisión del oficial de IRONMAN, que tuvo que publicar en Facebook el siguiente vídeo para aclarar lo sucedido.

“La penalización fue por encajarse, lo que supone una penalización por drafting. Cuando tienes dos triatletas que están adecuadamente separados, a 12 m de distancia, entonces tendrías que pasar a ambos antes de poder moverte hacia la derecha”, expilcaba Ron Kowalcyzk, de IRONMAN, en la entrevista con Matt Lieto.

Oída la explicación, entendemos, pues, que si Long estaba intentando adelantar a varios triatletas, necesitaba pasar a todo el grupo, ya que todos estaban separados por 12 m. Debido a que se "encajó” entre esos dos triatletas que estaban a 12 m de distancia, técnicamente entró en la zona de drafting de otro triatleta, por lo que recibió la penalización.

En su primera publicación en las redes tras la carrera, Sam Long se mordía la lengua: "Luchando por encontrar cosas positivas que decir; siento que me estoy ahogando en la ira y la tristeza. Me calmaré un poco antes de hablar más concretamente".

Pues bien, el bueno de Sam se ha "calmado" y ha preferido acatar la penalización y aceptar lo sucedido sin echar más leña al fuego. Éstas son las acertadas y constructivas reflexiones que ha publicado este miércoles en redes:

Han sido unos días difíciles…

He trabajado para dar sentido a lo que sucedió y encontrar mis propios fallos...

Para culparme a mí mismo... o para estar cabreado y pelear; para buscar algún tipo de justicia...

En última instancia, he decidido que lo mejor que puedo hacer es seguir adelante.

El compromiso que le puse a la carrera me cambió como persona y el trabajo y el tiempo no se pierde... 

Me ha hecho más fuerte.

Sin embargo, NOSOTROS, en la comunidad del triatlón, podemos usar mi sanción y otras sanciones injustas (hay muchas) para buscar un cambio, mejorar las carreras y evitar que alguien más sufra una situación similar.

Las carreras han evolucionado y las reglas deben progresar...

Trabajemos todos juntos en esto para lograr un cambio positivo...