Patrick Lange: "Hubiera preferido que Jan Frodeno también compitiera en Niza"

Así afronta el triatleta alemán el Mundial Ironman 70.3 de este domingo.

Patrick Lange: "Hubiera preferido que Jan Frodeno también compitiera en Niza"
Patrick Lange: "Hubiera preferido que Jan Frodeno también compitiera en Niza"

Aunque su gran desafío es revalidar por tercer año consecutivo su título en Kona el próximo 12 de octubre, Patrick Lange se toma muy en serio su participación en el Campeonato del Mundo Ironman 70.3 de este domingo. Después de sus dos victorias en Hawaii y su histórico récord de 7h52'39" de 2018, el triatleta germano buscaba nuevos retos. Y lo ha encontrado en la carrera de Niza, donde se medirá a Javier Gómez Noya, Pablo Dapena, Kristian Blummenfelt... y también a Alistair Brownlee o su compatriota Sebastian Kienle. Brownlee y Kienle también serán sus rivales en Hawaii, al igual que Jan Frodeno, del que se 'libra' en Niza. "Hubiera preferido que Jan Frodeno también compitiera en Niza. Siempre quieres competir con los mejores", explica Lange en una entrevista en la Agencia de Prensa Alemana.

"No tengo celos de Jan. No siento que no me consideren un campeón solo porque Jan gana sus carreras como lo hace, dominando desde el principio. Ha conseguido resultados espectaculares en los últimos años. Lleva más de una década en lo más alto del triatlón desde que fue campeón olímpico en 2008. Desde entonces acapara la atención y, por supuesto, tiene una ventaja publicitaria de ocho años", añade.

En cuanto al inminente Mundial 70.3, Lange cree que puede rendir a un gran nivel. "El segmento de bici de Niza es duro y técnicamente muy exigente (91,3 kilómetros, con un desnivel positivo de 1.367 metros, incluida la ascención al Col de Vence: 10 km con una pendiente media del 6,5%), pero empecé mi carrera deportiva con el ciclismo de montaña y ahora me puede venir bien. Quería buscar nuevas motivaciones con esta carrera. Y espero que con los entrenamientos específicos que he hecho, que corresponden más a distancias más cortas, también alcance otro nivel de velocidad con vistas a Hawaii. Niza es un objetivo de prioridad alta, pero siempre pensando en Hawaii. Me gustaría alcanzar otro nivel de rendimiento en Kona nuevamente", explica el bicampeón del mundo Ironman, de 33 años, que se casó hace unos días con Julia Hofmann, a la que pidió matrimonio nada más ganar su segundo Mundial.

"Es muy importante y muy práctico si tu compañera de vida también se ocupa del deporte en sí, si puede empatizar con lo que significa entrenar durante cinco o seis horas al día y luego, por ejemplo, no puedes volver y cenar con amigos. Es por eso que estoy muy contento de que mi esposa ahora también haya dedicado su afición al deporte. Estoy muy feliz. Por supuesto, me gustaría tener más tiempo libre, pero me siento bendecido de poder perseguir y vivir mi gran sueño y pasión. Cada vez que surge un pensamiento negativo, me gusta volver a la situación antes de 2016, cuando mi futuro en el triatlón era incierto. Eso me motiva. Creo que es extremadamente importante que confíes en tu entrenador y en tu entorno. Aun así, no soy una máquina que simplemente ejecuta. También me gusta aportar ideas de forma independiente. Yo ya entrené a triatletas. Para mí es importante que no trabaje en un plan como un soldado. Me gusta ser un atleta adulto. Me gusta hacer un kilómetro más o incluso completar una sesión completamente diferente a la planificada", aclara Patrick Lange, favorito a la victoria en el apasionante Mundial Ironman 70.3 que nos aguarda este domingo.