Otra hazaña de los hermanos Pease: completan de nuevo el IRONMAN de Florida

Kyle padece parálisis cerebral cuadriplejia espástica (se trata de la parálisis cerebral más grave, en la que las cuatro extremidades y el tronco se ven afectados), una discapacidad que le diagnosticaron cuando tenía seis meses.

Foto: triathlete.com

Otra hazaña de los hermanos Pease  completan el IRONMAN de Florida
Otra hazaña de los hermanos Pease completan el IRONMAN de Florida

Kyle y Brent Pease ya forman parte de la leyenda IRONMAN. Hace tres años, en el 40º aniversario del Mundial de Kona, invitados por la franquicia, los dos hermanos se conviertieron en finisher en 14 horas y 29 minutos... Kyle padece parálisis cerebral cuadriplejia espástica (se trata de la parálisis cerebral más grave, en la que las cuatro extremidades y el tronco se ven afectados), una discapacidad que le diagnosticaron cuando tenía seis meses.

Los hermanos Pease hicieron historia, convirtiéndose en el segundo dúo en completar el IRONMAN de Hawaii. El primero fue el famoso 'Team Hoyt', el equipo formado por Dick y Rick Hoyt, padre e hijo, que lo hicieron en 1989 y 1999.

"Queremos compartir con todo el mundo lo que Brent y yo hemos logrado. Como dice el lema de IRONMAN, todo es posible", comentaba Kyle tras su gesta en Kona. 

Brent, con un arnés fijado a su cintura, tira de Kyle, instalado en un kayak hinchable, durante el segmento de la natación. Para el sector de cicismo, Kyle se acosta de espaldas en la zona delantera de la bici adaptada, mientras que Brent pedalea en la parte trasera. En el maratón, Brent empuja a Kyle, sentado en una silla de ruedas. 

Brent y Kyle han hecho varios IRONMAN juntos: Wisconsin (2013), Florida (2014), Boulder (2017), Hawaii (2018)... Y este sábado han sumado a su particular palmáres una hazaña más. Porque han vuelto a traspasar la línea de meta del IRONMAN de Florida. En esta ocasión, en 14 horas y 58 minutos, rebajando la marca de 2014 (15h09).

Los hermanos Pease comenzaron a competir juntos no sólo para cumplir los sueños de Kyle de participar en las carreras, sino para inspirar a otras personas con discapacidad para que no se rindan. Tanto Kyle, de 36 años, como Brent, de 38, saben que el equipo adaptado es bastante caro, pero se han propuesto que los niños con alguna discapacidad pueden cumplir sus sueños, como Kyle.

Con este propósito, crearon en 2011 la Fundación Kyle Pease, que brinda la asistencia necesaria para que las personas, sobre todo jóvenes, con discapacidad puedan disponer del equipo adaptado para participar en pruebas deportivas.

Los mejores vídeos