Noya, Frodeno, Brownlee o Sanders lucharán en la Collins Cup por el mayor premio de la historia del triatlón

La 'Ryder Cup' del triatlón se hará realidad definitivamente el fin de semana del 30 y 31 de mayo de 2020 y repartirá hasta 2 millones de euros.

Noya, Frodeno, Brownlee o Sanders lucharán en la Collins Cup por 2 millones de dólares
Noya, Frodeno, Brownlee o Sanders lucharán en la Collins Cup por 2 millones de dólares

Dicen sus creadores que, con la Collins Cup, el triatlón se convertirá en el último deporte en modificar su formato de competición para ser más espectacular, con más acción, conectarse mejor con los aficionados y, lo más importante, tratar de atraer a las cadenas de televisión necesarias para hacerlo crecer. La denominación es un homenaje a John Collins, el artífice en 1978 de la primera edición del IRONMAN de Hawaii, 'meca' del triatlón.

Después de varias temporadas ideando el proyecto, auspiciado por la Organización de Triatletas Profesionales (PTO) y finalmente financiado por Crankstart Investments, verá la luz el fin de semana del 30 y 31 de mayo, en el marco del Challenge The Championship que se disputará en el complejo X-bionic®sphere de Samorin (Eslovaquia) por cuarta vez. La Collins Cup tendrá lugar el sábado 30. El domingo 31 quedará reservado para The Championship.

Esta 'Ryder Cup del triatlón' (La Copa Ryder o Ryder Cup es un torneo bienal de golf que enfrenta a los equipos de Europa y los Estados Unidos) enfrentará a tres equipos: Estados Unidos, Europa y el 'Internacional' o 'Resto del Mundo'. Cada conjunto estará formado por 12 triatletas, seis mujeres y seis hombres, que competirán en batallas individuales, de tres en tres. Se ha elegido el formato de la media distancia para que todos los triatletas, tanto los especialistas de corta como los de larga, sean competitivos y tengan las mismas posibilidades. Sumarán más o menos puntos según la posición que consigan y puntos extra por el tiempo de diferencia que puedan sacar.

Ocho miembros de cada equipo serán elegidos de acuerdo a los distintos rankings mundiales. Los capitanes se encargarán de seleccionar a los cuatro restantes hasta completar los doce.

De momento, los ocho triatletas masculinos del equipo de Europa son, por este orden: Jan Frodeno, Alistair Brownlee, Sebastian Kienle, Javier Gómez Noya, Michael Weiss, Joe Skipper, Pieter Heemeryck y Andreas Dreitz. En el de Estados Unidos competirían: Ben Hoffman, Rodolphe Von Berg, Timothy O’Donnell, Matt Hanson, Andrew Starykowicz, Matthew Russell, Ben Kanute y Andy Potts. Y en 'Resto de Mundo': Lionel Sanders, Cameron Wurf, Braden Currie, Tyler Butterfield, Sam Appleton, Cody Beals, Terenzo Bozzone y Tim Reed.

La competición concederá el mayor premio económico de la historia del triatlón. Serán dos millones de dólares, a repartir por igual entre hombres y mujeres. De tal forma que la primera y el primer clasificado se llevarán 125.000; la segunda y el segundo, 115.000; la tercera y el tercero, 105.000. Y así sucesivamente hasta la 18ª y el 18º, que se embolsarán 18.000 dólares.

Hay que recordar que, actualmente, el ganador/a de las Series Mundiales de la ITU percibe 83.500; 100.000 otorga la Super League al primer/a clasificad@ de la general final; y 120.000 obtiene el campeón del Mundial IRONMAN de Hawaii.

Los capitanes estadounidenses serán Dave Scott, seis veces campeón del mundo IRONMAN, y Karen Smyers, campeona olímpica y también campeona del mundo IRONMAN.

Los capitanes europeos también están designados: Chrissie Wellington, ganadora en Kona hasta en cuatro ocasiones, y Normann Stadler, otras dos veces campeón del mundo en Hawaii.

Los canadienses Simon Whitfield, campeón olímpico en 2000 y plata en 2008, y Lisa Bentley, con 11 victorias IRONMAN a sus espaldas, se unen al australiano Craig Alexander, tres veces campeón del mundo IRONMAN, y Erin Baker, de Nueva Zelanda, que ganó 104 de las 121 carreras en las que participó, como capitanes del equipo 'Internacional'.

Bentley ya está pensando en cómo podrían funcionar los duelos individuales y quién se enfrentaría, por ejemplo, contra Alistair Brownlee o Jan Frodeno. "¿Apostamos por una de nuestras mejores bazas contra ellos o ponemos al triatleta con menos posibilidades?", señala, anticipando que serán carreras muy emocionantes en las que la estrategia de equipo tendrá una importancia capital.

En el segmento de ciclismo y en la carrera a pie, los triatletas y sus respectivos capitanes de equipo estarán interconectados por pinganillo para poder recibir y transmitir órdenes.

Pablo Dapena, Judith Corachán, Patrick Lange, Sebastian Kienle, Lucy Charles, Alistair Brownlee y muchos otros triatletas internacionales han brindado, a través de las redes sociales, una calurosa acogida a este proyecto...