El mítico Cam Brown, a sus casi 49 años: "Estoy motivado para seguir entrenando como si tuviera 20"

Charlamos con el legendario triatleta neozelandés Cameron Brown, dos veces subcampeón en Kona y que, a sus casi 49 años, quiere seguir dando guerra.

El mítico Cam Brown, a sus casi 49 años: "Estoy motivado para seguir entrenando como si tuviera 20".
El mítico Cam Brown, a sus casi 49 años: "Estoy motivado para seguir entrenando como si tuviera 20".

Se ha escrito mucho sobre los logros de Cameron Brown en el deporte del triatlón. Y con razón. Es difícil de creer el nivel de compromiso que se requiere para, ¡a un mes de cumplir los 49 años!, rendir temporada tras temporada... Y van 30 campañas compitiendo en lo más alto...

'Cam' ha completado 70 pruebas IRONMAN. Hace un año, en el IRONMAN de Nueva Zelanda, su prueba fetiche, volvió a demostrar que, para él, la edad no representa ningún factor limitante, más bien todo lo contrario...

El triatleta neozelandés, que el próximo 20 de junio cumplirá 49 años, acabó en la 6ª posición, con un tiempo final de 8h14' y un maratón en 2h51', a pesar de que durante la preparación estuvo hasta siete semanas sin correr por una lesión.

En 2019, no pudo acabar la prueba. Pero, hasta ese momento, llevaba 20 podios consecutivos: 12 victorias, 5 platas y 3 bronces. Además, un año antes, en 2018, había corrido el maratón en 2h41', para terminar en meta en la 3ª plaza y con su mejor marca personal de siempre en esta competición (8h07'10"). 

En la edición de este año que se disputó el pasado 27 de marzo, acabó la prueba en 8h58, su registro más lento hasta ahora. Sin embargo, lo peor no fue su tiempo final en meta –a más de una hora del ganador, su compatriota Braden Currie–, sino la descalificación. 'Cam' infringió la norma que prohíbe recibir cualquier tipo de asistencia externa. Brown sufrió una serie de problemas físicos durante la carrera a pie que consiguió aliviar tras intercambiar las zapatillas de correr con su hijo, que estaba animándole en un punto del recorrido... 

Aun así, 'Cam' sigue en la brecha, entrenando a diario "como si tuviera 20 años" y pensando en las competiciones que están por venir... Hemos tenido la oportunidad de charlar con este triatleta legendario, capaz de conquistar dos platas (2001 y 2005) y dos bronces (2002 y 2003) en el Mundial IRONMAN de Kona y que también ganó el Campeonato de Europa IRONMAN de Frankfurt (2006).

Captura de pantalla 2021 05 05 a las 7.46.56
 

Me imagino que después de tantos años, la dinámica de las carreras ha cambiado bastante...

En la natación y la carrera a pie todavía estamos haciendo tiempos similares a los de hace 20-30 años. Es el segmento de la bicicleta lo que ha cambiado por completo: ahora es mucho más rápido. La aerodinámica ha jugado un papel importante en esto junto con los componentes.
 
Retrocedamos unos años... ¿Qué te metió en el deporte del triatlón?

Primero probé todos los deportes: rugby, luego tenis, bádminton, fútbol, ​​tenis de mesa, correr... Pero luego vi el Tour de Francia de 1986 en la televisión y comencé a ir en bicicleta a la escuela como si fuera una contrarreloj todas las mañanas. Luego me cambié de colegio, donde había un maestro que intentaba que los niños hicieran triatlón. Lo probé y me enganché de inmediato. También vi el IRONMAN de Nueva Zelanda de 1987 y me sorprendió el evento. Sabía que algún día lo haría. 

Comencé con la distancia sprint, luego pasé a la olímpica cuando tenía 16 años y traté de estar en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Pero, simplemente, no tenía la velocidad necesaria. Así que descarté la corta distancia. Mi primer medio IRONMAN llegó cuando tenía 21 años, pero realmente comencé en la larga en 1997, cuando hice mi primer IRONMAN, que terminó siendo un desastre. Un dolor de espalda me torturó durante el maratón, pero seguí adelante y terminé 23º. 

Captura de pantalla 2021 05 05 a las 7.47.16
 

Después de ese desastre en 1997, lo hiciste por segunda vez en 1999, terminando segundo; y luego segundo nuevamente al año siguiente. Pero, en 2001 ganaste y terminaste segundo en Kona, entre varios podios más. ¿Fue tu temporada de eclosión definitiva?

Después de mi primer IRONMAN, fui muy humilde. Me prometí a mí mismo que aparecería mucho más preparado y logré terminar segundo por 13 segundos en 1999 frente a Tim De Boom (De Boom ganaría el Campeonato Mundial en Kona en 2001 y 2002).

Después de ese segundo lugar, decidí probar con un nuevo entrenador. Encontré a Scott Molina (campeón de Hawaii en 1988) y de la noche a la mañana cambió mi entrenamiento y casi duplicó el volumen. Tuve un éxito inmediato bajo el duro régimen de Scott y obtuve dos segundos lugares y dos terceros lugares en Hawaii bajo sus órdenes.

Captura de pantalla 2021 05 05 a las 7.47.29
 

Volviendo a esa victoria en IMNZ en 2001, esto pareció comenzar lo que es, y probablemente seguirá siendo, una de las mayores rachas ganadoras (2001-2005) en una sola carrera en la historia del deporte. ¿Cómo te sientes cuando escuchas eso?

Mi sueño cuando vi el IRONMAN de Nueva Zelanda en 1987 era ganar algún día la carrera, pero nunca pensé que eso realmente sucedería. Cuando gané en 2001, estaba bastante emocionado. No podía imaginarme no hacer IMNZ durante un verano Kiwi, así que seguí regresando cada año. Me encanta entrenar durante nuestro verano preparándome para la carrera.

Por supuesto, la última línea de meta para los triatletas de larga distancia es Kona. ¿Qué balance haces de tus actuaciones allí?

Es un evento tan bestial... Es muy difícil hacerlo bien en Kona. El más mínimo error echa por tierra todo el duro trabajo de los meses previos. Allí todo se amplifica. La primera vez que hice Hawaii en 2000 fue otro desastre. No estaba preparado para el calor, la humedad y el viento.
 
Me preparé mejor el año siguiente y terminé segundo en 2001, tercero en 2002 y 2003, segundo en 2005, octavo en 2006, quinto en 2009. Después de eso, tuve una racha asombrosa... de mala suerte: lesiones, enfermedades e incluso picaduras de abeja la noche anterior. Me encantaría volver algún día como grupo de edad y ver si puedo subir al podio.

Necesito contar cuántos eventos IRONMAN he hecho a lo largo de los años, pero en la parte superior de mi cabeza, debe estar cerca de los 70. Todavía tengo muchas carreras por hacer y lugares por visitar, así que estoy altamente motivado para seguir entrenando como un joven de 20 años.

Captura de pantalla 2021 05 05 a las 7.47.51
 

 

Los mejores vídeos