Miriam Casillas: "Me he dado el placer de aburrirme, que creo que también es importante"

Las reflexiones de la triatleta internacional desde su confinamiento en Portugal.

EFE (Adrián R. Huber)

Miriam Casillas: "Me he dado el placer de aburrirme, que creo que también es importante".
Miriam Casillas: "Me he dado el placer de aburrirme, que creo que también es importante".

La extremeña Miriam Casillas, debutante en los Juegos de Rio de Janeiro 2016, será olímpica por segunda vez en representación de España en los de Tokio, recientemente aplazados hasta el año próximo.

Casillas, nacida hace 27 años en Badajoz y licenciada en medicina, comenta en una entrevista telefónica desde su confinamiento en Portugal cómo ve su futuro deportivo; afirma sentirse “orgullosa” de sus compañeras y familiares sanitarias; y admite haber sentido “algo de frustración” por no haber podido “ayudar a pie de campo” durante esta pandemia.

Su plaza acaba de ser ratificada por la Federación Española y en Tokio será olímpica por segunda vez. El aplazamiento, ¿le perjudica, le beneficia o da igual?

Me siento agradecida a mi federación y a mi director técnico (Iñaki Arenal) por ratificar mi plaza y seguir confiando en mí para Tokio 2021. Nunca sabré si me beneficia o no, pero creo que sigo en constante crecimiento como deportista y ahora tengo un año más como oportunidad para ser mejor triatleta.

¿Como vivió las jornadas previas al anuncio del aplazamiento de los Juegos, cuando se podía vislumbrar el mismo, pero aún no se sabía con seguridad?

Las viví con tranquilidad, en ese momento; y aunque éste sea nuestro trabajo, el deporte pasaba a un segundo plano. No era una prioridad. Centrada en hacer lo mejor posible todo aquello que estaba en mi mano o podía controlar.

El confinamiento la pilló en Portugal. ¿Cómo lo lleva, en el aspecto personal?

Lo llevo bien, son distintos motivos los que me hicieron quedarme aquí, estaba entrenando en Portugal -mi base de entrenamiento invernal- cuando la cuarentena empezó y consideré que no moverme era la mejor opción, además de por aspectos familiares y también por la situación que se vivía aquí, que era algo mejor que en España.

¿Cómo se tomó el confinamiento, en el plano de la práctica deportiva, en Portugal? Allí las restricciones fueron algo menos duras que en España, ¿no?

Con incertidumbre, como casi todos, pero con mucha tranquilidad, gracias sobre todo a mi entrenador (el portugués Paulo Sousa), encargado de adaptar los entrenamientos y enfocarlos al largo período en el que nos encontramos antes de volver a la competición y al apoyo de mi familia -aunque fuera de forma virtual. Además, lo he vivido siendo consciente de ser una privilegiada, ya que aquí, se ha permitido siempre poder salir, al menos, a correr; con distintas restricciones y en solitario.

En España las deportistas de élite pueden entrenarse al aire libre desde el pasado lunes. ¿Cómo es ahora la situación allí, en Portugal? ¿Qué está haciendo, por ejemplo, estos días?

Como comentaba, aquí he podido siempre salir a correr fuera de casa y, dependiendo del momento, también salir en bici, algunas veces. Ahora, además, puedo nadar en aguas abiertas, lo que supone un gran cambio; ya que, con piscinas cerradas, ha sido el mayor hándicap para el entrenamiento en nuestro deporte.

Ahora mismo, ¿está en una situación de ‘pretemporada’? ¿Cómo lo definiría, cuando aún no está claro cuándo se volverá a competir?

Lo definiría como una gran pretemporada. Considero que estoy preparando todo mi cuerpo y también mente para cuando tenga que volver a exprimirlo antes de los Juegos de Tokio. Mi objetivo es ser mejor deportista de lo que lo era cuando esto acabe porque creo que, aunque no sea en nuestra forma física, hay muchos aspectos que se siguen pudiendo mejorar.

¿Cuándo cree que se volverá a competir?

No lo sé, y creo que ahora mismo nadie puede responder a esa pregunta. En el mejor de los casos en este 2020.

¿Cómo mató o mata su tiempo libre durante el confinamiento? Los puzzles creo que no se le dan mal. ¿En qué otras actividades ‘no deportivas’ se centra?

He aumentado mis horas de sueño. No es que antes fueran pocas, pero era uno de mis objetivos a mejorar durante esta cuarentena. He vuelto a estudiar algo más, he podido ver algunas series, documentales y películas que tenía pendientes; y también me he dado el placer de aburrirme de vez en cuando, que creo que también es importante, y en mi rutina me suelo olvidar de ello.

Usted es médico, por lo que tiene un enfoque más próximo a la realidad en todo lo que a esta pandemia se refiere personalmente, ¿cómo vivió toda esta tragedia humana? ¿Qué opina de todo esto?

Como médico he vivido esta situación con algo de frustración. El hecho de haber estudiado la carrera de medicina y ahora no poder ayudar a pie de campo fue algo difícil de llevar.

¿Hasta qué punto le sorprendió y hasta qué punto se podía esperar, si se podía, algo así?

Es algo para lo que nadie estaba preparado y nadie podía esperar. Pero me siento muy orgullosa de todas mi compañeras y también familiares sanitarios por cómo han sabido adaptarse a una situación tan difícil.

¿Quiere aprovechar para mandar algún mensaje, como médico; o alguna recomendación?

Quiero aprovechar para dar ánimo a todas las familias que están pasando por momentos muy duros; y, además, para seguir pidiendo respeto y agradecer a todos los que están ayudando en pequeña o mayor medida a que podamos volver lo antes y mejor posible a la normalidad.