Marta Francés: de no poder caminar sin ayuda... a conquistar una Copa del Mundo

Un tumor en el cerebelo le causó una hemiparesia lateral cuando solo tenía 16 años. Lejos de amedrentarse, Marta se volcó en el paratriatlón y ya es una de las mejores del mundo. Con un poco de ayuda, podría cumplir su sueño de estar en Paris dentro de 3 años.

Sportlife

Marta Francés: de no poder caminar sin ayuda a llevarse un oro en Copa del Mundo
Marta Francés: de no poder caminar sin ayuda a llevarse un oro en Copa del Mundo

Todavía tiene reciente el oro en la Copa del Mundo en Alhandra, Portugal, el pasado mes de octubre, pero para llegar hasta aquí ha tenido que sufrir un largo proceso de adaptación y entrenamientos muy intensos, no ha sido fácil. Marta no es de las personas que se rinde con facilidad, como buena deportista. A raíz de su cáncer en el cerebelo, tuvo que someterse a dos operaciones, en la segunda le extirparon su tumor con éxito, pero le quedaron secuelas: no podía mover correctamente su mitad izquierda, perdió el equilibrio y la coordinación y necesitó 6 meses para volver a caminar y leer, en un momento crítico, en plena adolescencia. Al caminar Marta se iba hacia un lado y sus padres la tenían que ayudar a no hacer eses. 

Así fueron los inicios

“Todo empezó con mareos frecuentes, pensaba que tenía contracturas en la espalda, pero el problema era más grave, tenía un tumor que crecía y me estaba obstruyendo el cerebelo, así que decidieron intervenirme de urgencias. Era arriesgado y había pocas posibilidades de que saliese bien, pero decidí entrar en quirófano, así no podía vivir. La primera operación salió mal y una semana después volvieron a abrir y me lo limpiaron todo”, declara Marta.

Al principio su cuerpo no respondía y su futuro era incierto, Marta apenas movía la boca y los ojos y estuvo tres semanas hospitalizada. Ni los propios médicos sabían si podría volver a caminar. “Fue muy duro porque en todo momento era consciente de lo que me pasaba. Me dijeron que tuviera mucha paciencia y aunque ningún médico me garantizaba que volviera siquiera a poder andar decidí no rendirme. Poco antes de salir del hospital ya pude sentarme en la cama, aunque con ayuda, y ese fue el primer paso”.

Marta Francés nos cuenta su periplo hasta llegar a sus impresionantes resultados actuales en la elite del Triatlón paralímpico.

El ‘entrenamiento’ diario en casa

Medio año después pudo dar sus primeros pasos sola, tras interminables sesiones de intentarlo por el pasillo de casa con la ayuda de sus padres. “El día que pude por fin andar sola me eché a llorar. Y poco después ya trotaba. Tuve que aprender de cero en todo, leer, escribir, caminar… El lado izquierdo iba lento y la mano me temblaba mucho, no la controlaba. En una revisión el médico alucinó, decía que nunca había visto un caso como el mío y que me había ayudado esa fuerza física por haber sido deportista, pero estoy convencida de que fue mi fortaleza mental, porque mi cuerpo aún no respondía a mis órdenes, había perdido el equilibrio y la coordinación, iba a su bola”, explica Marta.

Antes de su cáncer ya era muy deportista: atletismo y gimnasia rítmica le daban más sentido a su vida. El combinado de estudios y deporte la ayudó a defenderse del bullying que sufrió en su adolescencia y de nuevo fue una enorme ayuda que la permitió llegar a donde actualmente está, compitiendo y codeándose con las mejores triatletas paralímpicas del mundo.

¿Y qué puedo estudiar?

Marta tenía claro que quería estudiar la carrera de Ciencias de la Actividad Física en el INEF, pero el médico se lo desaconsejó porque supuestamente le iba a afectar física y también psicológicamente si no iba a disfrutar igual que el resto. “Al principio le hice caso a mi médico y me matriculé en Biotecnología, pero no era lo mío y decidí cambiar. Como mi discapacidad no llegaba al 33% tenía que pasar las mismas pruebas físicas que el resto de estudiantes, pruebas que normalmente se pueden superar a poco que estés en forma pero a mí me costaban mucho, así que estuve año y medio preparándolas con un entrenador personal. Por mis condiciones, me adaptaron tres de las ocho pruebas en las que no estaba en igualdad de condiciones con los demás y aprobé a la primera”, nos cuenta con satisfacción.

marta frances gomez 02
Marta Francés: de no poder caminar sin ayuda a llevarse un oro en Copa del Mundo

Vuelta a los entrenamientos

“Empecé a entrenar natación, en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid pero por una serie de problemas, depresión incluida, pasé largo tiempo sin nadar. Por suerte en el CAR conocí a varios triatletas que me animaron a probar su deporte, pasé la clasificación para ver en que categoría paralímpica encajaba, competí en mi primer triatlón y me enganché definitivamente. Ya no quise dejar el deporte nunca más”, nos cuenta Marta.

Cuando me meto en el agua mi discapacidad no existe.

Aunque ya es matemáticamente imposible que pueda participar en los juegos de Tokio porque no ha podido tomar parte en las suficientes pruebas clasificatorias, la ilusión por competir en Paris en 2024 la tiene intacta. Eso sí, todavía necesita conseguir los apoyos suficientes para poder costearse los desplazamientos. Esperamos que este artículo sirva, además de para hacer más conocida su ejemplar trayectoria, para animar a algún posible patrocinador que haga posible que Marta consiga su sueño.

Marta Francés Gómez en plena competición, en el segmento de bici
Marta Francés Gómez en plena competición, en el segmento de ciclismo.

El deporte me da sensación de libertad y también felicidad, es la forma con la que me encuentro más integrada en la sociedad.

Otro de sus sueños es el de poder tener su propio club de rendimiento para entrenar a otros deportistas y poder llevarlos a los Juegos. Es entrenadora de natación y de triatlón así que estamos seguros de que le será muy fácil lograrlo. Desde Sport Life le deseamos la mejor de las suertes y estamos convencidos de que, con su tesón, su fortaleza y su actitud positiva, conseguirá llegar a los Juegos de París 2024. ¡A tope, Marta!

Marta Francés: de no poder caminar sin ayuda a llevarse un oro en Copa del Mundo
Marta Francés: de no poder caminar sin ayuda a llevarse un oro en Copa del Mundo.