Lionel Sanders: "Si Frodeno y Kienle compartieran sus datos de entrenamiento, yo analizaría la mierda que hubiese"

El triatleta canadiense ha seguido el ejemplo de Jan Frodeno y Sebastian Kienle y también ha compartido los datos de sus pruebas antidopaje.

Lionel Sanders: "Ahora no comparto tanto mis entrenos porque sé que molesta a mis rivales"
Lionel Sanders: "Ahora no comparto tanto mis entrenos porque sé que molesta a mis rivales"

Jan Frodeno fue el primero en hacerlo. Le siguieron Sebastian Kienle, Ben Hoffman o Cameron Wurf... Todos han publicado recientemente los resultados de las pruebas antidopaje a las que se han sometido en los últimos meses para dejar claro que son deportistas honrados que compiten 'limpios'.

El último en hacer públicos los datos referentes a los controlos antidoping por los que ha pasado ha sido Lionel Sanders, que ha seguido el ejemplo de sus "rivales" y también ha aprovechado para ofrecer su visión sobre el dopaje en el triatlón.

"Jan Frodeno y Sebastian Kienle han compartido públicamente sus datos de las pruebas antidopaje. Valoro la transparencia, así que haré lo mismo. He sido bastante transparente a lo largo de mi carrera y me he frenado un poco en los últimos tiempos porque he notado que algunos de mis rivales estaban molestos. No molestos por la transparencia, sino por los datos de entrenamiento, algo así como: 'A quién le importan tus entrenamientos; deja que tus resultados hablen por sí mismos'. Estoy de acuerdo en que debes dejar que tus resultados hablen por sí mismos, pero con los resultados no cuento toda la historia. Dicho esto, compartiría con mucho gusto todos los entrenamientos que he realizado en mi carrera, pero también sé que si Jan [Frodeno] y 'Sebi' [Kienle] compartieran sus datos de entrenamiento públicamente, yo analizaría la mierda que hubiese en ellos. Y estoy seguro de que todos los demás también lo harían, así que no creo que esto suceda a corto plazo. Pero compartir los datos de las pruebas de antidopaje es un buen comienzo", explica el subcampeón del mundo IRONMAN de 2017 en la última entrada que ha publicado en su página web.

"Soy profesional desde 2013. No sé nada sobre triatlón de corta distancia, así que no puedo hacer un solo comentario al respecto. Sin embargo, he realizado bastantes carreras de media y larga distancia y puedo decir que no siento que ninguna de las veces que he perdido haya sido contra triatletas que utilizan sustancias dopantes. Tal vez soy ingenuo, pero de momento no percibo que el triatlón de larga distancia de élite tenga un problema de dopaje", afirma el triatleta canadiense.

"Ahora puedo decir que me llamó bastante la atención lo que pasó después del IRONMAN de Hawaii de 2017, donde acabé segundo. Fue el mejor año de mi carrera. Estuve cerca de ganar en Kona. Estaba seguro de que me someterían a más controles antidoping en 2018. Y sucedió justo lo contrario. Pasé 9 pruebas, 4 menos que en 2017. Y creo que deberían haberme realizado más pruebas en 2018, dados mis resultados.

Personalmente, creo que todos los profesionales deben usar un dispositivo de rastreo GPS. Y la AMA [Agencia Mundial Antidopaje] debería poder acceder a su ubicación en cualquier momento. Creo que también deben poder someterse a pruebas aleatorias las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Y, como he dicho, estoy a favor de que los datos de entrenamiento estén disponibles públicamente, o al menos disponibles para la AMA. Además, los organizadores de carreras deberían dedicar del 10 al 20% de sus ingresos a la lucha contra el dopaje... No porque crea que el triatlón de larga distancia debe limpiarse, sino porque creo que lo único que tenemos es un deporte limpio y esto debe defenderse enérgicamente", apunta Sanders, que añade los correspondientes resultados de sus pruebas antidopaje...