La lección de vida de Gherardo Mercati: ¡83 años y tres oros en el Europeo de Bilbao!

El longevo deportista italiano está compitiendo en casi todas las pruebas del Europeo Multideporte de Bilbao.

La lección de vida de Gherardo Mercati
La lección de vida de Gherardo Mercati

Esta misma semana nos hacíamos eco de la vivencia del paratriatleta español Ricardo Marín en el Europeo Multideporte de Bilbao.

Ricardo, que el pasado sábado conquistaba la plata en el prueba de Duatlón, lograba este martes el oro en Duatlón Cros, sobre un duro trazado de 4 km de carrera a pie, 20 km de MTB y otros 3 km finales a pie, después de un esfuerzo de casi 3 horas... en las que tuvo compañía.

Nuestro paratriatleta completaba todo el recorrido acompañado de 'Gomi', un auténtico desconocido que tuvo la gentileza de permanecer al lado de Ricardo para hacerle más llevadera la exigente prueba.

La lección de vida de Gherardo... nacido en 1939

Pero 'Gomi' no es el único héroe del Evento Multideporte de Bilbao. El deportista italiano Gherardo Mercati también nos está dejando una lección de vida ejemplar. 

Tiene 83 años... Sí, como lo estás leyendo: 83... Es decir, nació en 1939. Y se presentó en Bilbao para competir el pasado sábado en la prueba de Duatlón, en la que conquistó el oro, ya que sus dos rivales, ambos de 80 años, no pudieron acabar. 

Tres días después, el martes, también se llevó el título en Duatlón Cros. Esta vez era el único participante de su grupo de edad (80-84). 

El jueves se puso en la línea de salida del exigente Triatlón Cros, pero tuvo que retirarse en la segunda transición, tras más de tres horas de esfuerzo.

El viernes, tan sólo 24 horas después de la paliza del Triatlón Cros, ha vuelto a competir en el Acuatlón para lograr su tercer oro.

Y este sábado, Gherardo vuelve a la acción en la competición de Aquabike, con el objetivo de lograr su póquer particular... con 83 años.

thumbnail PHOTO 2022 09 23 15 45 17

Seguramente haya sido el triatleta más aclamado. Sus entradas en meta quedarán para el recuerdo por el entusiasmo de los espectadores y por su eterna sonrisa...