Jan Frodeno encuentra su 'escudo' para volver a las carreteras

"Ha sido genial poder salir de nuevo y ponerse a trabajar".

Hace unas semanas, tan sólo días antes de ser padre por segunda vez, Jan Frodeno estuvo a punto de ser atropellado mientras entrenaba por las cálidas carreteras de Queensland (Australia) por un conductor que, además, le increpó llamándole ‘maricon’. 

Tras un tiempo entrenando en el rodillo por miedo a sufrir algún accidente, ha vuelto a salir a las carreteras. Esta vez lo ha hecho con lo que el propio triatleta ha denominado un ‘escudo’. Se trata de un coche de apoyo que Mercedes, uno de sus sponsors principales, ha prestado al alemán. El encargado de conducirlo es su fisioterapeuta, el español Albert Lorza. Con su escolta personal, 'Frodo' se siente más seguro y continúa su camino hacia el Mundial de Kona 2018.

“Desafortunadamente, después de demasiados sustos, un 'escudo' se ha vuelto necesario mientras intentamos encontrar el equilibrio adecuado entre la seguridad y no obstaculizar a nadie. Hasta ahora he recurrido al entrenamiento en interiores por un tiempo, pero ha sido genial poder salir de nuevo y ponerse a trabajar”, ha expresado Frodeno en sus redes sociales.