Jaime Alguersuari, del ruido del motor al silencio del desierto en su MTB

Entre sus mejores recuerdos está su debut en la Titan Desert de Marruecos hace 3 años.

EFE (Carlos de Torres)

Jaime Alguersuari, del ruido del motor al silencio del desierto en su MTB
Jaime Alguersuari, del ruido del motor al silencio del desierto en su MTB

Jaime Alguersuari (Barcelona, 29 años) fue en su día el piloto más joven en competir en Fórmula Unio, con solo 19 años, y a acelerar se dedicó de 2009 a 2015, cuando frenó para siempre para no volver. Se hartó de "un negocio donde los pilotos han pasado de ser empleados a clientes" y ahora, reinventado para la música como DJ, se inspira en el desierto de Arabia Saudí como participante en la Titan Series.

"A esta carrera le vendría bien una música romántica y emocionante como la de Memorias de África", dice Alguersuari en el campamento de Aja Mountain, alejado del lujo asiático del mundo elitista de la F1.

"Reinvéntate", se titula su libro. Y eso fue lo que hizo el ahora músico catalán, llamado DJ Squire, cuando dejó hastiado el mundo del automovilismo.

"En el automovilismo todo es puro ego, hay demasiados intereses mezclados, desde negocios a política. La relación entre profesionales en muy especial. La F1 no es un deporte, es un negocio en el cual el piloto profesional deja de ser un empleado de un equipo para convertirse en un cliente que tiene que aportar un patrocinio", aseguró a EFE el expiloto de Toro Rosso.

Después de una dura etapa por el desierto saudí, donde comparte haima con otro expiloto español de F1, Roberto Merhi, Alguersuari subrayó que "hay pilotos que compran equipos de F1".

Alguersuari se declaró admirador del ciclismo, principalmente, y del tenis por los valores que transmiten, "el compañerismo, la deportividad", valores que no encontró en los años que dedicó al automovilismo.

Admitió que siente envidia cuando ve "cómo se respetan Rafa Nadal y Roger Federer" y recordó que cuando conoció a Alejandro Valverde, campeón del Mundo en ruta 2018, se encontró con "un chico fenomenal con valores ejemplares".

Entre sus mejores recuerdos está su debut en la Titan Desert de Marruecos hace 3 años. Aquella experiencia la prolonga estos días en el desierto saudí "como reto personal físico y mental, algo que en el día a día me ayudará a ser mejor persona, algo que te baja del cielo a la tierra".

"En la carrera lo puedes pasar muy bien y muy mal, pero ese equilibrio es fenomenal. Venir aquí es especial, y además he venido con amigos, escapo de la rutina y eso me inspira", dijo.

Bajo el cielo marroquí, Alguersuari extrajo algunas conclusiones: "Que no somos nada, pero nos creemos que somos algo. En mitad del desierto miras a tu alrededor y no ves nada, compruebas que no representas nada. Esa soledad en medio de la inmensidad es sensacional poderla vivir, recomendable para todo el mundo".

En Arabia Saudí participa del proyecto Where is de limite (Dónde está el límite), una entidad que nació "para hacer retos orientados a abrir la mente y el camino a la gente".

"Hacemos charlas de motivación. En la Titan Series de Arabia recaudamos 5 euros por kilómetro para las becas de la asociación", apuntó.

Alguersuari vive entregado al mundo de la música electrónica y a ello dedica de 8 a 10 horas varios días a la semana en el estudio que tiene en su casa. Su creación la envía a sellos discográficos donde puede encajar su estilo.

"Me pasé a la música porque no encontraba un sitio para conectar en el complicado mundo de los coches. Me pregunté si quería hacer eso, no me motivaba correr. En la vida hay otras cosas para crecer profesional y personalmente y opté por el camino artístico. Cambié de aires".

El expiloto escribió un libro,"Reinvéntate", en el que intentó transmitir la idea de que "todo el mundo puede hacer dos cosas bien a la vez".

"Yo no soy un ejemplo, soy un currante. Ahora publico con sellos discográficos, explico mi experiencia a la gente, todo el mundo lo puede hacer. No pretendo que todo el mundo sea emprendedor, no todos pueden ser músicos ni pilotos, pero hay que pensar en positivo. La felicidad no es cuenta bancaria ni tener fama, sino las ganas que tienes de que el mundo gire hacia ti", señaló.

Hijo de expiloto de motociclismo, periodista, editor y organizador de competiciones y nieto de fotógrafo deportivo, Alguersuari admitió que pertenece a "una familia especial", con un padre, de su mismo nombre, al que admira, sobre todo por ser un hombre de "ideas que impresionan".

Jaime júnior apenas sigue la F1, solo algunos resúmenes- No se levanta a las 5 de la mañana para ver una prueba del Mundial. Sin embargo, no duda en descubrirse ante Carlos Sainz, reciente ganador del Dakar, "tanto en la faceta personal como profesional, lleno de motivación con 57 años, un hombre de valores".

El músico es feliz dando conferencias sobre su libro, le motiva "hablar de tu a tu con la gente y ante públicos diversos de todas las edades", a los que cuenta su historia.

Mientras, sigue escribiendo y componiendo música. Le contratan en Estados Unidos y América Latina, pero considera que en España se acuerdan poco de él.

"Que escuchen mi música en un festival y hacer disfrutar a la gente es algo grandioso". Lejos de aquel ruido e inspirado en el desierto, Alguersuari no deja de soñar. De reinventarse.