"He hecho lo máximo que podíamos hacer, hasta donde el cuerpo ha podido aguantar, hasta el límite"

Entrevista a Fernando Alarza a una semana del asalto a las medallas en los Juegos olímpicos de Tokio.

EFE (Adrian R. Huber)

"He hecho lo máximo que podíamos hacer, hasta donde el cuerpo ha podido aguantar, hasta el límite".
"He hecho lo máximo que podíamos hacer, hasta donde el cuerpo ha podido aguantar, hasta el límite".

El español Fernando Alarza, bronce mundial de triatlón en 2016 y cuarto en la última prueba de ese campeonato disputada -en Leeds (Inglaterra), el mes pasado-, manifestó a EFE este sábado, antes de partir hacia Japón, que "es difícil pensar en preparar mejor los Juegos" de Tokio; y que, en ese sentido "el objetivo está cumplido".

"Estuvimos ahora un par de días aquí en Madrid, para pasar todo el protocolo de PCR's y demás cosas. Y ahora nos ponemos rumbo a Tokio, después de la fase final de la preparación, que ha ido muy bien; en Alicante, para adaptarnos a las condiciones de humedad y calor, muy parecidas a las que tendremos allí", explicó Alarza, nacido en Talavera de la Reina (Toledo) hace 30 años y que, tras debutar en los Juegos de Rio'16 (Brasil), en la capital japonesa será olímpico por segunda vez.

"Estos próximos días, en Tokio esperamos hacer simplemente una aclimatación natural, porque desde el mes de mayo estuve en Alicante; y el calor y la humedad ha ido subiendo desde entonces, poco a poco. Ese tipo de aclimatación es mucho más llevadero que llegar y empezar a entrenar, con calor; sin acomodarte poco a poco", afirmó el aguerrido triatleta talaverano, subcampeón de Europa en 2018.

"La verdad es que los entrenamientos han ido muy bien. Sinceramente, he dado un salto de calidad muy bueno. Hemos controlado todo muy bien y hemos llegado hasta el límite. Creo que llego muy bien preparado para la carrera. Muy bien. Me resultaría difícil pensar que hubiéramos podido hacer mejor las cosas con miras a preparar unos Juegos Olímpicos", declaró a Efe Alarza antes de volar este sábado a Tokio, en un vuelo que iba a salir a las cuatro de la tarde (hora española) y que debido al sobrepeso y las muy elevadas temperaturas no lo hará hasta las 23:00 horas (21:00 horas GMT).

"Hemos hecho todo lo que está en nuestras manos; y al final ése era el objetivo con miras a los Juegos, independientemente del resultado", comentó el 'tapado' del potente trío español de triatlón, que completan el único quíntuple campeón del mundo de la historia, el gallego Javi Gómez Noya -plata olímpica en Londres 2021-; y el mallorquín Mario Mola, triple oro mundial.

"Hemos hecho lo máximo que podíamos hacer, hasta donde el cuerpo ha podido aguantar para asimilar la carga de entrenamiento. Y eso es para mí, de momento, el gran éxito del año; casi de toda mi carrera deportiva: el haber podido soportar tal cantidad de entrenamiento y haber hecho todo lo que estaba en mis manos", dijo el talaverano, que se entrena a las órdenes de Roberto Cejuela.

"El resultado será algo que será importante; pero creo que dándolo todo en carrera estoy convencido de que saldrá un buen día. He trabajado hasta más no poder. Y en ese sentido, se ha cumplido el gran objetivo que tenía. No quería llegar a los Juegos sin haber podido entrenar demasiado, por cualquier molestia, o lo que sea; no quería no haber podido preparar una cita así como se debe", explicó a Efe Alarza antes de viajar a tierras japonesas.

"Ahora queda llegar allí y aclimatarnos, sobre todo no tanto ya al calor y a la humedad, sino a los horarios. La prueba empieza a las seis y media de la mañana; y eso es algo que hay que tener muy en cuenta, nada más llegar allí", afirmó.

"Hay que intentar adaptarse al horario desde el principio. La idea es levantarnos estos días sobre las tres y media o las cuatro de la mañana, sin mayor problema; y habiendo descansado todas las horas necesarias", declaró a Efe el campeón talaverano.

"Y después de eso, afrontar los último entrenamientos allí en Tokio para preparar tanto la carrera individual, como el relevo", indicó.

"Ya tengo muchas ganas de que llegue el día, porque, al final, llega con un año de retraso; y por eso las ganas son, si cabe aún mayores de que llegue la competición. Después, valoraremos el resultado. Pero, de momento, el objetivo está cumplido", declaró a Efe Fernando Alarza este sábado antes de viajar a Japón.
 

Los mejores vídeos