A falta de clásicas de primavera... ¡¡Oliver Naesen 'se mete' un entreno de 365 kilómetros!!

"Fue una salida relajada para despejar la cabeza".

A falta de clásicas de primavera... ¡¡Oliver Naesen 'se mete' un entreno de 365 kilómetros!!
A falta de clásicas de primavera... ¡¡Oliver Naesen 'se mete' un entreno de 365 kilómetros!!

En España, los ciclistas profesionales no pueden entrenar en las carreteras. Tampoco lo están haciendo los franceses. Los italianos también han decidido permanecer en casa como señal de respeto por sus compatriotas que luchan contra la propagación del coronavirus Covid-19.

No es así en Bélgica. Y Oliver Naesen, del AG2R La Mondiale, y Maxim Pirard, su compañero habitual de entrenos que estuvo en el Bahrain-Merida en 2018 pero que actualmente no está compitiendo en ningún equipo profesional, han hecho un 'maratón' en bici de 365 kilómetros alrededor de Flandes.

"Realmente lo necesitaba. Si miras el teléfono móvil o ves la televisión, solo escuchas o ves cosas sobre el coronavirus. Eso no es bueno", ha explicado Naesen en Sporza.

"Estuvimos con la bici 12 horas y nos detuvimos durante unos 40 minutos. Pasamos por una panadería tres veces para comer donuts. La intensidad era realmente baja, montamos y conversamos, nunca aceleramos después de una curva", añade.

Naesen y Pirard salieron de su domicilio, en Teralfene, justo al oeste de Bruselas, a las 5:30 de la mañana, todavía de noche, y terminaron a las 18:00 de la tarde. Según los datos de Strava, completaron los 365 km a una velocidad media de 30,4 km/h, con Naesen promediando 182 vatios.

“Toda la energía proviene de tu grasa corporal, no tienes que comer mucho. No tuve hambre, ni siquiera anoche. Durante el entrenamiento comí 3 donuts rellenos y algunos geles. Consumí 8.000 calorías, así que la prueba del espejo todavía está bien. ¿Que si dormí bien? Fantástico, como un tronco. Incluso me quedé dormido en el sofá. Fue una noche maravillosa. Mis piernas definitivamente se sienten geniales. No hay diferencia. No fue una locura. Fue una salida relajada para despejar la cabeza. No se lo recomendaría a mis padres, pero mis colegas sí pueden probarlo", bromea Naesen, que se ha convertido en las últimas campañas en uno de los mejores corredores belgas de clásicas. Terminó en segundo lugar, detrás de Julian Alaphilippe, la Milan-San Remo del año pasado; fue tercero en la Gent-Wevelgem; y séptimo en el Tour de Flandes.

"Es muy raro. Normalmente este es el período de pico de forma. Y ahora el fuego se ha apagado. Estoy en 'modo invierno'. Me veo engordando día tras día. Cuando me enteré de que cancelaban las clásicas, inmediatamente decidí: 'Bien, ahora es tiempo de descansar un poco'. Pero tengo 29 años. Realmente no es el momento para eso. Estoy en mis años más fuertes", concluye.

Los mejores vídeos