Exigen que se autorice el uso de la bicicleta en desplazamientos necesarios

En la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote del coronavirus, nunca se prohibieron los desplazamientos de ciudadanos en bicicleta.

EFE

Exigen que se autorice el uso de la bicicleta en desplazamientos necesarios
Exigen que se autorice el uso de la bicicleta en desplazamientos necesarios

La asociación Pedalibre ha exigido que se permita el uso de la bicicleta en los desplazamientos necesarios recogidos en el decreto de estado de alarma contra el coronavirus, al considerar que se trata de un transporte "más seguro" contra el contagio de la enfermedad que el metro o el autobús.

"Pedimos a la ciudadanía que solo salgan de su domicilio en bicicleta para los casos establecidos por el decreto, no para su uso por ocio o deporte", ha señalado este lunes Pedalibre en un comunicado, coincidiendo con la decisión del ayuntamiento de Madrid de suspender el servicio de bicicletas públicas BiciMad.

La medida obedece a que, según ha declarado esta mañana el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, mientras dure el estado de alarma quienes tienen que ir a trabajar de manera presencial tienen "más garantías" de no contagiarse del coronavirus si se desplazan en transporte privado que si lo hacen en transporte público, porque se evitan las aglomeraciones.

Sin embargo, en declaraciones a Efe Miguel de Andrés, responsable de Ciclismo Urbano de Pedalibre, ha indicado que en la situación actual de alarma, la bicicleta es "el medio de transporte más seguro porque reduce notablemente los contagios" y por eso ha exigido que se permita su uso como transporte alternativo, advirtiendo de que solo estaría autorizado para los casos establecidos por el decreto, no para ocio o deporte.

"Dificultar el uso de la bicicleta para ir a comprar o para ir al trabajo es negativo en estas circunstancias, porque aumentan los usuarios de otros medios de transporte y el riesgo de contagio de la enfermedad es mayor debido a que la cercanía con otras personas", ha aseverado Miguel de Andrés.

Ha puesto como ejemplo las aglomeraciones que, según algunos usuarios, se han producido a primera hora de este lunes -primer día laborable desde la entrada en vigor de la alarma- en algunos transportes públicos de Madrid donde ha habido hacinamientos y largas esperas, especialmente en algunas estaciones de Cercanías.

Además, ha destacado que en la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote del coronavirus, nunca se prohibieron los desplazamientos de ciudadanos en bicicleta, e incluso durante el periodo de cuarentena se multiplicaron por tres las personas que utilizaron este transporte diariamente.

De Andrés ha denunciado además el cierre de parques y zonas verdes públicas, al tratarse de espacios por los que pueden acortarse las distancias, tanto en bicicleta como a pié, y evitar la proximidad con otras personas y ha acusado al ayuntamiento de Madrid y a otros consistorios que también han tomado estas medidas de "desconocimiento de lo que es la movilidad".

"Atendiendo a las circunstancias especiales en las que nos encontramos, esperaremos dos o tres días a que la situación se asiente y después haremos pública nuestra protesta para que se permita el uso de la bicicleta en los supuestos incluidos en el decreto de alarma", ha añadido el portavoz de Pedalibe.

Además ha subrayado la necesidad de que la empresa que gestiona el alquiler de las bicicletas públicas desinfecte los manillares cuando su uso vuelva a estar permitido y que recomiende a los usuarios el uso de guantes desechables con el fin de evitar contagios.