Un ex-ciclista profesional reconvertido a IRONMAN 'revienta' la bici del Mundial de Larga Distancia

El australiano Adam Hansen pulverizó el anterior récord del segmento de ciclismo del Challenge Almere que ostentaba su compatriota y también ciclista PRO Cameron Wurf.

El ex-ciclista profesional Adam Hansen 'revienta' el sector de bici del Mundial de Larga Distancia.
El ex-ciclista profesional Adam Hansen 'revienta' el sector de bici del Mundial de Larga Distancia.

El equipo de TRIATLÓN sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).

Adam Hansen (11 de mayo de 1981 –40 años–, Cairns, Australia) aún es famoso en el pelotón profesional por haber completado sin descanso y de manera consecutiva 20 grandes vueltas entre 2011 y 2018. Y más allá de esta increíble hazaña, la figura del veterano ex-ciclista australiano –lo dejó después del Giro de 2020– no deja indiferente a nadie.

A finales de 2019, mientras la mayoría de los ciclistas profesionales estaban pensando ya en un merecido descanso, Hansen quiso probar cosas nuevas. En lugar de irse de vacaciones o de quedarse en casa recuperando cuerpo y mente, el entonces corredor del Lotto Soudal se puso en la línea de salida del IRONMAN de Florida sin haber entrenado prácticamente ni la natación ni la carrera a pie.

A pesar de todo, el debut de Hansen en el triatlón fue espectacular. Completó la prueba en 9h05'54", en el puesto 38º de la general (de 2.283 participantes; ganó el británico Joe Skipper, en 7h46'28") y en el 8º de su grupo de edad (35-39), lo que le concedía una plaza para competir en el Mundial de Kona en 2020, finalmente cancelado por la pandemia de Covid-19 que estamos sufriendo. Cubrió los 3.800 metros de natación en 1h00'11". Fue el cuarto más rápido en el segmento de ciclismo, con un parcial de 4h15'23" (el estadounidense Andrew Starykowicz, el mejor en este sector, hizo 4h01'19"). Sin embargo, se tomó su tiempo en las transiciones y reconoció que sufrió en el maratón, para el que empleó 3h37'03".

El triatlón de larga distancia le gustó, y mucho. Tanto que, una vez retirado oficialmente del ciclismo de élite, ahora se considera IRONMAN PRO.

Hace unas semanas, en el 70.3 de Gdynia (Polonia) acabó en el puesto 17º de general. Y este domingo ha competido en el Campeonato del Mundo de Larga Distancia de Almere (Países Bajos), donde ha terminado 15º, pero con el mejor parcial en el segmento de clclismo. El australiano ha cubierto los 180 km en 4:02:46 (a más de 44 km/h de velocidad media), superando incluso al danés Kristian Høgenhaug (4:03:15), a la postre ganador de la prueba. El registro de Hansen, además, supone un nuevo récord para el trazado de ciclismo de la prueba. El anterior estaba desde 2018 en manos de un compatriota suyo, otro ciclista profesional, en este caso en activo, enamorado del IRONMAN: Cameron. Wurf (4:10:49)

Gracias a su extraordinario rendimiento sobre la bici de crono, Hansen llegó a la segunda transición en la 5ª plaza. Sin embargo, el tiempo se le fue en el maratón, que corrió en 3h20, y cayó hasta ese 15ª posición final en meta.

Hansen reside en el República Checa, sigue una dieta vegana desde hace unos años y también es emprendedor tecnológico. Fabrica sus propias zapatillas de ciclismo; ha ayudado a desarrollar Leomo (tecnología de detección de movimiento que se usa para mejorar la biomecánica en el ciclismo o la técnica en la carrera a pie); cuando comenzó la pandemia, también creó máscaras faciales de protección –impresas en 3D– para el personal sanitario; y ahora se está "construyendo su propia bici de triatlón" y su propia "piscina" contracorriente para poder entrenar la natación en casa.

Los mejores vídeos