"Es un castigo excesivo"

No te pierdas la crónica de Jaime Menéndez de Luarca del Mundial de St. George, donde acabó 9º de su grupo y con una marca por debajo de las 10 horas en un recorrido que fue un "castigo excesivo".

Jaime Menéndez de Luarca

Es un castigo excesivo
Es un castigo excesivo

Jaime Menéndez de Luarca fue el mejor triatleta español en la prueba de grupos de edad del Campeonato del Mundo IRONMAN que se disputó en St. George (Utah, EE.UU.) el pasado sábado: acabó en el puesto 69º de la general y en el 9º de su franja (45-49) con una marca de 9:55:58.

Jaime ya ha escrito su crónica de la prueba. Como siempre, merece la pena leer de principio a fin porque deja muchas lecciones:

Es un castigo excesivo

Tuve este pensamiento durante el ciclismo en varias ocasiones; aunque las sensaciones eran buenas, la altitud se dejaba notar, el calor iba in crescendo, los repechos se sucedían uno tras otro y los descensos no permitían ningún descanso mental. El viento no era nada que no hubiésemos manejado en Lanzarote y el asfalto no era peor que el de Nazaret, pero todo junto suponía un trabajo de concentración muy alto.

Amanecía en el Lago de Sands Hollow y, descartado el calentamiento en el agua por logística y temperatura del agua, solo quedaba correr 2 kilómetros muy fáciles para tener un mínimo de activación al iniciar la primera brazada en el infausto Rolling Start.

Consigo ponerme en la primera salida de 45-49 (10 triatletas). Salíamos 4 minutos después de 18-24 y otros grupos, por lo que desde los 400 metros estábamos adelantando gente. Localizo con facilidad al grupo de mejores nadadores y enseguida noto que es un ritmo levemente superior al que puedo mantener, por lo que en la primera boya se me van en cuanto empezamos a adelantar nadadores más lentos. Noto que mi brazada es frecuente y que voy dando piernas por lo que no me preocupo por quedarme solo, aunque debo ir esquivando en todo momento nadadores de mangas anteriores. A los 2.000 metros me tomo un gel que llevaba en el pecho, y a los pocos minutos noto que estoy terminando con más fuerza que otros Ironman. Veo 59´ al emerger de las frías aguas de Utah pero estoy seguro de que todos hemos nadado más lento de lo previsto y no le presto más atención.

Paso deprisa por T1 y en las primeras pedaladas veo que la bici quiere correr. La hilera de oleadas anteriores es enorme y voy pasando triatletas sin que me pase nadie...

Crónica completa en www.triluarca.es

Nuestros destacados