Entrenarse en casa es seguro; fuera de ella, el seguro no quiere saber nada

Las aseguradoras, acogiéndose al decreto ley, pueden dejar sin cobertura a aquella persona que decida practicar deporte fuera de su casa.

EFE

Entrenarse en casa es seguro; fuera de ella, el seguro no quiere saber nada.
Entrenarse en casa es seguro; fuera de ella, el seguro no quiere saber nada.

El coronavirus ha confinado al mundo del deporte profesional y aficionado, con rutinas en domicilios para no perder la forma, y un decreto ley ha establecido ilegal practicarlo al aire libre (exceptuando jardines privados), una circunstancia importante no solo para evitar una multa, sino también para no quedar fuera de la cobertura médica privada en caso de lesión.

Las aseguradoras, acogiéndose al decreto ley, pueden dejar sin cobertura a aquella persona que decida practicar deporte fuera de su casa mientras se mantenga el estado de alerta, en el caso de que se origine una lesión o accidente.

Según dos miembros de aseguradoras consultadas por EFE, las pólizas de accidente "tienen un redactado claro" al referirse al incumplimiento de la póliza, "porque de igual forma que cuando estás bebido, la aseguradora no se hace responsable de los actos, tampoco lo hará en el caso de que alguien decida practicar deporte fuera de su casa, ya que el decreto ley es muy claro en la obligación del confinamiento".

Un miembro de una multinacional de los seguros aseguró a EFE que las personas que participen en una práctica deportiva al aire libre estos días de confinamiento "se está exponiendo a cometer una negligencia", pues el problema le puede aparecer en forma de sanción administrativa por parte de la policía, así como en caso de lesión o accidente, pues "quedarán sin cobertura aunque tengan contratado un seguro privado".

Algo parecido sucede con los deportistas con licencia, en cuyo caso los clubes tienen la obligación de extender una póliza de seguros a cada uno de ellos.

La situación para ellos es idéntica en cuanto a quedar desamparados, como aclaró el abogado Xavier Albert Canal, especialista en materia deportiva.

"Para tener derecho al seguro deportivo, tienes que tener licencia, y la licencia no contempla estos casos que se están dando en la actualidad. Hay una cosa; las competiciones están detenidas y en principio no debería haber ningún lesionado. En caso de que te lesiones en casa haciendo una tabla de ejercicios, no queda claro que el seguro deportivo lo vaya a cubrir, o como mínimo, los problemas que pondrá la mutua serán importantes", argumentó.

Otro ámbito es el de las escuelas y centros deportivos, que han enviado planes de trabajo o mantenimiento a sus escolares para que mantengan una mínima actividad, la mayor parte de la cual la deben hacer bajo techo, con los riesgos que ello comparta.

La pasada semana el Gobierno de España aprobó un decreto de estado de alarma, en el que se recogían situaciones inéditas para una sociedad que vive en democracia, como por ejemplo el confinamiento en los domicilios, con algunas excepciones.

Donde no existía flexibilidad es en salir a la calle a dar un paseo para practicar una actividad deportiva, hecho que no está permitido, igual que salir a correr, acudir a centros deportivos o entrar en los parques públicos.

Por otra parte, los organismos públicos han hecho énfasis estos últimos días en que la práctica deportiva tampoco está permitida en los espacios comunitarios de las viviendas, es decir, las azoteas o los jardines, así como los aparcamientos de la comunidad.

El pasado lunes, una de las federaciones que más dudas podía recibir sobre cómo actuar en este nuevo ambiente social, como es la Española de Ciclismo, fue rotunda al advertir a todos los practicantes de las dos ruedas que no saliesen de ruta porque podrían incurrir en una negligencia, al quedar desamparados por la cobertura médica. 

Los mejores vídeos