El maratón cuesta abajo no logra romper la barrera de las dos horas

Victoria para el keniano Antony Karinga.

EFE

El maratón cuesta abajo no logra romper la barrera de las dos horas
El maratón cuesta abajo no logra romper la barrera de las dos horas

El maratón cuesta abajo desde Sierra Nevada hasta Granada no logró este domingo batir el récord del mundo de la distancia, que era el objetivo de los organizadores pese a que la marca no fuese homologada, pues el ganador, el keniano Antony Karinga, hizo un tiempo cercano a las 2 horas y 10 minutos.

Karinga invirtió en la prueba, disputada en continua bajada con una pendiente media total del 4,6 por ciento, dos horas, nueve minutos y 38 segundos, lejos de las dos horas, un minuto y 39 segundos que es el actual récord del mundo en propiedad del también keniano Eliud Kipchoge.

La carrera, promovida por Mikkeler Running Club y Albatros Adventure Marathons, pretendía que se estableciera una nueva marca mundial de maratón, a pesar de que ésta no pudiera ser homologada porque el recorrido entre la estación de Sierra Nevada y Granada capital es en continua bajada.

Los participantes más destacados han estado lejos de las marcas previstas, ya que el español Juan Calderón, segundo clasificado, se ha ido hasta las dos horas, 37 minutos y 38 segundos.

Ha cerrado el podio el keniano Julius Ndiritu, que era el principal favorito a la victoria y al final fue tercero con dos horas, 43 minutos y 34 segundos.

Más de cien corredores de veinticuatro países han tomado parte en un maratón cuesta abajo de Granada que pretende tener continuidad en el futuro con próximas ediciones en las que aumente tanto el número como el nivel de sus participantes.

Los mejores vídeos