"Con trabajo y constancia puedo estar cerca de Remco y Pogacar"

Procedente de la 'fábrica' de la Fundación Alberto Contador, "Juanpe" López afronta su segunda temporada en el World Tour con el maillot del Trek Segafredo.

EFE (Carlos de Torres)

"Con trabajo y constancia puedo estar cerca de Remco y Pogacar".
"Con trabajo y constancia puedo estar cerca de Remco y Pogacar".

Juan Pedro López (Lebrija, 23 años), una de las esperanzas del ciclismo español procedente de la "fábrica" de la Fundación Alberto Contador, afronta su segunda temporada en el World Tour con el maillot del Trek Segafredo.

Tras un balance positivo de 2020, el andaluz quiere empezar esta temporada a cumplir sueños, y con "trabajo y constancia" no descarta estar cerca de los jóvenes que están revolucionando el ciclismo mundial, como el esloveno Pogacar o el belga Remco Evenepoel.

Concentrado en Denia con la formación de Nibali, Mollema y Mads Pedersen, el corredor lebrijano aprendió la pasada temporada "de lo bueno y lo malo" y ahora toca demostrar en la carretera esa experiencia.

"El primer año fue de aprendizaje y la valoración fue muy positiva, ya que siempre sacas conclusiones que te sirven, tanto de lo bueno como de lo malo. Además en el equipo hay compañeros de mucha calidad y cada uno te enseña una cosa, hay grandes lideres de vueltas y clasicómanos de gran nivel".

Juanpe recuerda la mala suerte de fracturarse el hueso de una mano en el Dauphiné, aunque luego volvió a buen nivel en la Vuelta. "También me sirvió la temporada para comprobar que en las grandes vueltas es donde más fuerte puedo estar, pero sé que hay cosas que mejorar".

El exdiscípulo de Contador apunta alto al escuchar los nombres de las figuras juveniles de la actualidad.

"Es difícil alcanzar ese nivel por la calidad que hay en el pelotón actual, pero con trabajo y constancia se puede estar cerca. Por mi no quedará y lo voy a intentar. Remco Evenepoel y Pogacar están tocados por una varita mágica, pero hay que intentar estar lo más cerca posible de ellos, y para ello hay que prepararse al 200 por 100".

En 2020 corrió su primeras clásicas, en Flecha Brabanzona, Lieja Bastoña y Flecha Valona.

"La experiencia me gustó mucho, aunque llegué con el cuerpo raro tras pasar una gripe y no las pude disfrutar como yo quería. Este año quiero volver a esas carreras".

En sus planes está abrir la temporada en el Tour de Haut Var (del 19 al 21 de febrero) y luego "sobre la marcha" irá definiendo su calendario, que tendrá como objetivo principal la Vuelta a España.

"Si todo va bien estaré en la Vuelta a España, es la carrera de casa y me hace especial ilusión. Quiero aprovechar alguna ocasión que puede tener, estar delante y luchar por alguna etapa. También me tira mucho el Giro de Italia, pero con el tiempo iremos viendo".

"Aunque como soñar es gratis", comenta "Juanpe", el lebrijano elegiría despertarse un día con la realidad de haber ganado una Lieja Bastoña.

Sus opciones "las marcará la carrera", afirma el excorredor del Kometa, donde se formo durante 5 temporadas a través de todas las categorías. Como Contador, el andaluz es escalador puro, y es en la montaña donde espera levantar los brazos en un futuro no muy lejano.

De momento disfruta en Denia de la primera concentración del año con el Trek Segafredo, "una gran familia" en la que es el único español. Junto a él buenos maestros, como Nibali, unos de los 7 ciclistas de la historia ganador de las tres grandes.

Los mejores vídeos