Tomás, el runner de 85 años que corre a diario: "El día que deje de correr me muero"

Cuando las inclemencias meteorológicas se lo impiden, acude al gimnasio a hacer cinta y seguir con su rutina deportiva, que es lo que le "da la vida".
EFE (Inés Morencia) -
Tomás, el runner de 85 años que corre a diario: "El día que deje de correr me muero"
Tomás, el runner de 85 años que corre a diario: "El día que deje de correr me muero"

Tomás Álvarez es un ejemplo de que el deporte no tiene edad, ya que sigue corriendo a sus 84 años -cumplirá 85 el próximo 31 de diciembre- y mantiene su vitalidad saliendo a recorrer, diariamente, por las calles de Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

Eso sí, cuando las inclemencias meteorológicas se lo impiden, acude al gimnasio a hacer cinta y seguir con su rutina deportiva, que es lo que le "da la vida", según él mismo reconoció en una entrevista a Efe tras disputar este domingo su decimoquinta Carrera del Turrón en la localidad vallisoletana donde reside.

No recuerda cuándo comenzó a correr: "Desde que era muy joven", pero sí sabe que forma parte de su día a día y que sin el deporte, no podría vivir.

De hecho, señaló, tajante: "El día que deje de correr, me muero" y tiene la intención de seguir dando guerra muchos años más.

Este domingo ha corrido cinco kilómetros porque, aunque la Carrera del Turrón -que ha cumplido su XXII edición- también cuenta con la modalidad de diez kilómetros, su mujer, Pilar Tejedor, no le dejaba hacer más y así lo confesó delante del resto de participantes, cuando le preguntó el locutor de la prueba, Jesús Gómez.

Ha tenido la suerte de que "ninguna lesión" le ha impedido disfrutar del deporte y, aunque nunca le ha atraído la competición como tal, formó parte del club de veteranos de Trotapinares y ha participado en todas las carreras que ha podido, este año, la del Turrón ha sido la primera, porque si llueve, evita competir.

Profesor de mercantil, Tomás Álvarez ha trabajado en Sava -hoy Iveco- y en la Fundación Municipal de Deportes de Valladolid, bajo las órdenes de Fernando Alonso, uno de los referentes de la promoción deportiva en la ciudad, donde reforzó su deseo de hacer deporte como una filosofía de vida.

También desarrolló su trayectoria laboral en una asesoría fiscal y, aunque sufre de Parkinson desde hace unos años, la enfermedad no ha supuesto ningún obstáculo para demostrar que sigue siendo un campeón, aunque en este caso, le acompañó una vecina, Mercedes Martín, para comprobar sus pulsaciones y su estado de salud durante la carrera.

En estos días, además de su deporte favorito, podrá disfrutar de su familia durante estas fechas navideñas: de su mujer y de sus dos hijos, Tomás y Pilar -quien también es una apasionada del deporte y compite en las carreras que se organizan en Valencia, donde reside- y con la que podrá hablar de su participación en la que será su última prueba de este año 2018.

Como bien explicó: "poder seguir corriendo son los intereses de lo que he invertido a lo largo de estos años y eso supone mi mayor felicidad, porque corriendo, soy feliz". La pasión por el deporte le seguirá acompañando para mantenerle como un ejemplo de persistencia y de ilusión por vivir.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La élite internacional del triatlón se concentró en Banyoles el pasado fin de semana ...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...

Bastante severidad exige la práctica del triatlón, como para tener que renunciar a la...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus próximos retos con los consejos de M...

Un modelo de alto rendimiento desarrollado por triatletas, mantiene las característic...

Analizamos cómo ruedan las zapatillas 890v7 de New Balance, una de las más polivalent...