Emilio Martín: "Me motiva más poder seguir dedicándome a esto que el hecho de ganar"

Charlamos con el flamante subcampeón del mundo de duatlón, que a finales de junio va a por el Europeo en Rumanía.
Triatlón -
Emilio Martín: "Me motiva más poder seguir dedicándome a esto que el hecho de ganar"
Emilio Martín: "Me motiva más poder seguir dedicándome a esto que el hecho de ganar"

El pasado 27 de abril, Emilio Martín sumó en Pontevedra su cuarta plata en un Campeonato del Mundo de Duatlón (también tiene dos oros y un bronce). Dentro de dos semanas, afronta en Rumanía el Europeo, competición que le ha dado un oro (Soria 2017), otra plata (Alcobendas 2015) y un bronce (Ibiza 2018)...

Pensando ya en la cita de Rumanía, este fin de semana ha hecho un entrenamiento de calidad en el Desafío Doñana Sprint, donde ha terminado 13º, remontando 134 posiciones desde el agua hasta meta...

El próximo sábado cumples 37 años… ¿Cuáles son las claves para seguir mejorando y evolucionando haciendo del paso de los años un aliado en lugar de un hándicap?

No considero que vaya mejorando ya año a año. Creo que tengo un nivel que voy manteniendo como puedo, pero lo que sí voy adquiriendo es cada vez más experiencia, que es algo fundamental en el deporte a la hora de conseguir buenos resultados. Y los que estoy consiguiendo en los últimos años creo que se basan más en esa experiencia que en la mejora física.

¿Y cómo se mantienen las ganas por entrenar al máximo nivel de exigencia después de tantas temporadas en la élite?

Considero que soy un privilegiado por ganarme la vida de la manera que lo hago. Hago lo que me gusta cada día y eso es una suerte que no todo el mundo tiene. Hay gente que va a trabajar todos los días del año en algo que no le gusta. Si ellos son capaces de hacerlo, imagínate alguien que hace lo que realmente le gusta y disfruta con ello. No hay mayor motivación para salir a entrenar cada día, aunque es verdad que no en todos los momentos del año ni todos los días tengo las mismas ganas, pero los días buenos suman mucho más.

¿Y el hambre por ganar con un palmarés tan brillante?

Eso me sale en la competición. Yo lo que hago es disfrutar del camino. Lo que pasa es que en el deporte que hago, como no obtenga resultados a nivel competitivo, sería imposible poder vivir de ello. Eso es, yo creo, lo que saca esa versión mía y ese hambre de ganar. Es más el hecho de poder seguir dedicándome a esto que la satisfacción propia de ganar o una cuestión de ego.

Ahora, con la perspectiva que da el tiempo, ¿qué valoración haces de la que fue tu cuarta plata mundialista de Pontevedra?

Hago la misma valoración que la misma semana que la conseguí. Fue un resultado muy positivo, tras la lesión que sufrí el 22 de marzo en el bíceps femoral que me tuvo 11 días sin correr y que me hizo plantearme seriamente no ir al Campeonato del Mundo. Fui y conseguí una plata por la que, de verdad, en el primer 10.000 no hubiera apostado. Así que eso me hizo saborearla aún más. Nada es comparable a la primera medalla internacional que logré, que además fue la de campeón del mundo, o a mi otro oro mundial en 2015, o a la de campeón de Europa en Soria, pero cada una tiene su historia detrás.

Publicidad

Y llegas al Campeonato de España de Duatlón Cross en Almería… y arrasas, sin haber hecho una preparación específica… Por curiosidad, cuéntanos qué entrenos hiciste la semana previa...

No hice una preparación específica pero hoy día los circuitos de bici en los campeonatos de España de Duatlón y Triatlón Cross son relativamente sencillos, el de Almería, incluso, más quizás que los de años anteriores, por lo que a mí me beneficia por mi condición de duatleta de carretera. La semana previa no fue fácil porque aproveché para hacer una mini-concentración por allí, por Mar de Pulpí, y entrené bastante duro.

El lunes hice un rodaje tranquilo y llegué allí por la noche. El martes hice por la mañana 55-60km de bici con 12 series de 1 minuto. Por la tarde hice un ritmo controlado a pie de 8km a 3’18/km por un circuito de tierra y después 6x200m recuperando 1 minuto. El miércoles, 80km de bici por terreno duro y con calor; y por la mañana, en ayunas, había hecho ya un rodaje a pie de 12km. El jueves por la mañana estuve viendo el recorrido del circuito de bici del duatlón cross, lo que supuso dos horas de mountain bike, tranquilo, ya que por la tarde tenía una especie de test consistente en 4x1.000m recuperando 2 minutos, intentando hacer la mejor media posible: 2’50, 2’48, 2’48 y 2’44. Es un entrenamiento que quizás no sea muy espectacular pero son ritmos que ahora mismo me cuestan bastante y me dejaron una cierta fatiga. El viernes volví a rodar 12 por la tarde. El sábado hice solamente 70 km de bici, con una última parte dura, y preferí no correr nada para intentar recuperar un poco de cara al día siguiente. Y ya el domingo, la competición, en la cual, en los 6 primeros kilómetros de carrera, me encontré bastante fatigado por la carga de la semana y por el calor que estaba haciendo, aunque después en bici sí que me encontré fuerte y pude abrir hueco.

El 30 de junio, el Europeo de Duatlón; y el 2 de julio, el de Duatlón Cross, en Rumanía. El año pasado, en Ibiza, hiciste 3º y 4º ¿Qué podemos esperar este año? ¿Es posible el doblete?

La prueba que realmente me importa es el duatlón de carretera, donde me encantaría volver a estar en el podio y, si fuera posible, intentar ser campeón de Europa de nuevo. Y en duatlón cross quiero disfrutar de la carrera. Haré las dos ya que están muy cerca una prueba de la otra y además aprovecho el viaje, aunque también dependerá de mi resultado en la prueba de carretera: si éste es positivo, iré más relajado a la prueba de cross; y, si no, quizás vaya más presionado y no tanto a disfrutar.

¿Cómo se recupera cuando hay que afrontar dos pruebas del máximo nivel en tan poco tiempo?

Es difícil recuperar, ya que a mí personalmente me cuesta mucho descansar el día después de una competición, pero hay que intentar cuidar al máximo ese aspecto junto a la alimentación, no sólo después de la carrera. También el día antes y el descanso previo a la primera de las dos pruebas es importante de cara a la segunda.

Publicidad

En la última sesión fuerte antes del Mundial de Pontevedra, hiciste “el mejor entreno del año con diferencia: 2x(3000-12km bici-1500)… Ritmos que ni soñaba hacer”… ¿Cuáles fueron esos ritmos?

Pues sí, ese entrenamiento de la semana previa a Pontevedra me sorprendió muchísimo porque además venía de una semana de carga en la que no esperaba haber entrenado tan bien después de sólo 5 ó 6 sesiones de carrera a pie después de la lesión. En el primer bloque hice 8’50 en el 3.000, en bici 340 watios normalizados (a ritmo de competición con algún relevo de algún compañero que venía a rueda) y el 1.500 en 4’16; recuperé 6 minutos y en el segundo bloque salió: 8’46 en el 3.000, la bici un pelín más fuerte que en el anterior, y el último 1.500 a 4’17. Hay que decir que las series a pie no eran a ritmo estable, sino que se hacía el primer tercio de cada repetición fuerte, el segundo a ritmo cómodo y el tercero a ritmo progresivo.

Descríbenos el entrenamiento más duro que hayas hecho en los últimos tiempo, de bici y de carrera a pie…

De bici, uno que consistía en 10 series de 4 minutos recuperando 2, en el que alternaba algunas a ritmo estable con otras a cambios de ritmo, y en el que la media final superaba los 410 watios, que me parece brutal y que no sé si seré capaz de repetir algún día.

De carrera a pie, quizás uno que hice esta misma semana, ya que como decía anteriormente hacía mucho tiempo que no trabajaba ritmos altos y me cuesta muchísimo: hice 1.000m + 2.000m + 1.000m + 400m (no era exactamente mi entrenamiento pero lo amoldé un poco a un compañero atleta), y salieron 2’45, 5’44, 2’39 y 59”, recuperando 3 minutos. No son tiempos espectaculares, nada parecido a lo que hacía en mi época de atleta, pero que hoy día me dejan muy satisfecho.

A tus 37 años, has bajado de 2h20 en maratón como te propusiste. Y vas a por el 2h14… ¿Qué tiene el maratón que le has cogido el gustillo?

Me he propuesto ese objetivo pero no es algo que me quite el sueño. Al final, el objetivo de la maratón no es otro que buscar una motivación extra. Hace un año y pico o dos años el duatlón dejó de motivarme como lo hacía anteriormente y necesitaba buscar otro estímulo. Todo pasaba por el triatlón de media y larga distancia, pero realmente la natación no se me da bien, no me motiva llevar un entrenamiento estructurado y reglado en el agua y, aparte, me cuesta mucho sacar tiempo, por lo que la alternativa pasaba por el maratón. No quiero tampoco obsesionarme con una marca determinada, pero me apetece tener un objetivo y darle un sentido al entrenamiento. La cuestión es buscar una motivación para esa segunda parte de la temporada y hacerlo lo mejor posible. Además, es la distancia reina del atletismo y yo, como atleta que he sido y que me considero, era una asignatura pendiente que tenía, y tengo que aprovechar ahora que estoy en un gran momento, aunque es verdad que hay muchas formas distintas de poder disfrutar del maratón.

Y también quieres hacer sub14’ en un 5.000 antes del Europeo…

Era un objetivo que tenía ahí pero creo que no voy a ser capaz de llegar a ese nivel. El lugar elegido era el Meeting Iberoamericano de Huelva, que es en mi casa y suele haber una buena carrera para ello, pero a día de hoy creo que desecho esa opción y me centraré en entrenar y sacar la máxima punta de velocidad para esos 2,5 kilómetros finales, ya que el Campeonato de Europa es distancia sprint, y el 5.000 lo dejaremos para otra ocasión. No sé si me retiraré con la espinita clavada de no haber bajado nunca de 14 minutos, pero creo que ahora no es el momento, por mucho que me apetezca.

Publicidad

¿Por qué te motivan tanto estos desafíos de mejorar tus marcas atléticas ahora que eres duatleta?

Me motivan porque realmente yo me considero duatleta pero también atleta, y lo voy a ser siempre. Son pruebas que, cuando hacía sólo atletismo y corría 1.500 metros, no me encajaban dentro de la temporada y ahora, en cambio, sí tienen cabida, y me apetece ver hasta dónde soy capaz de llegar. Lógicamente, mis marcas en 800m, 1.500m o en 3.000m no voy a poder igualarlas, por lo que tengo que intentarlo en otras pruebas más largas.

Dijiste tras debutar en media distancia, con el mejor parcial a pie y un 17º puesto final, que no “volvías hasta que no nades decentemente”… ¿Te has puesto o tienes pensado ponerte con la natación para volver a hacer un 70.3?

Tengo pensado ponerme a nadar ya para preparar el Desafío Doñana, pero es una prueba con 1.000 metros escasos de natación, por lo que nadaré 2 ó 3 días a la semana. Si me empiezo a encontrar cómodo, igual me planteo hacer algún media distancia, pero a nivel local o regional, no más allá, por ahora no. Lo mismo en tres meses cambio de opinión.

¿Y te has planteado hacer algún distancia Ironman?

En 2004, cuando empecé a conocer el mundo del triatlón, y desde que empecé en duatlón en 2011 ya de manera más específica, sí que he tenido en mente hacer un Ironman alguna vez en mi vida, pero ahora mismo aún no es el momento. Quizás cuando lo haga sea de forma totalmente amateur y con el objetivo de terminarlo. A mí me gusta entrenar fuerte, y si en un futuro tengo una hora, la aprovecharé para entrenar fuerte, y si tengo tres, aprovecharé las tres, pero no me voy a obsesionar con hacer un tiempo determinado en un Ironman ni clasificarme para Hawaii ni nada así. Si viene y mi situación lo permite, lógicamente lo intentaré.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

El vigente bicampeón del mundo y 'recordman' de Kona, junto con el equipo BMC-Vifit, ...

Las prestaciones para el triatleta de la FuelCell Rebel y la FuelCell 5280....

Bastante severidad exige la práctica del triatlón, como para tener que renunciar a la...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus próximos retos con los consejos de M...