Aguayo: "Estoy deseando que me pase Kienle y aguantar lo máximo posible"

Emilio Aguayo se mide en el Ironman 70.3 de Texas a algunos de los mejores triatletas del mundo.
-
Aguayo: "Estoy deseando que me pase Kienle y aguantar lo máximo posible"
Aguayo: "Estoy deseando que me pase Kienle y aguantar lo máximo posible"

En Dubai, el pasado 2 de febrero, acabó "decepcionado" con su actuación. Pero Emilio Aguayo compite este domingo en el Ironman 70.3 de Texas con la lección aprendida, aunque arrastra una lesión en la rodilla que le ha impedido correr con normalidad estas últimas semanas.

 

En Texas, como sucedió en Dubai, también se mide a grandes estrellas del triatlón mundial, como el alemán Sebastian Kienle, el indiscutible favorito, o el estadounidense Andrew Starykowicz. También vuelve Matt Russell, ya recuperado del atropello que sufrió en el Mundial de Kona de 2017...

 

-Después del Ironman 70.3 de Dubai dijiste: "El estrés, la inexperiencia en saber gestionar este tipo de viajes largos, donde soy un novato, dos días de pateos y cero entreno... creo que me han jugado una mala pasada". ¿Qué has hecho esta vez para remediar todos estos condicionantes?

 

A Texas me he venido con un amigo (Johan) que tiene familia aquí, por lo que los desplazamientos ya son con coche propio y estamos viviendo en una casa muy grande y cómoda. Además, están siendo muy amables llevándonos a entrenar al parque Memorial Hermann para los entrenamientos a pie y a la piscina para nadar. Las salidas en bici aquí no son como en Dubai, donde tenías que coger el coche cada vez para ir a un recorrido cerrado al tráfico. Aquí salimos desde la puerta de casa y tenemos muchas rutas donde los coches respetan a los ciclistas. A todo esto hay que añadir que he venido con más de una semana de antelación, por lo que si la carrera me sale mal, ya no será por estar cansado del viaje ni por el jetlag.

 

-También comentaste: "Malas sensaciones en el agua, perdiendo pies continuamente; 260 vatios medios en bici, que son los que saco en un entreno aeróbico de los del montón; y correr a 4 min/km, se queda muy muy lejos de lo que tenía dentro". Si en esta ocasión todo va bien, según lo previsto, ¿en qué tiempo te gustaría salir del agua... cuántos vatios te gustaría sacar... y a qué ritmo tendrías que correr para, esta vez sí, terminar satisfecho?

 

Los tiempos en el agua son algo muy subjetivo ya que depende de si se nada con o sin neopreno, de las corrientes, el oleaje, etc. Por lo que me contentaría con no perder más de 40 segundo con cabeza de carrera. Sé que viene Ben Kanute, que suele salir top-5 en Series Mundiales y en el Mundial Ironman 70.3 del año pasado salió con Noya escapado. Así que perder 40 segundo con él sería haber nadado muy bien. En bici, creo que estoy entrenado para estar cerca de los 300-305w. Quizás un poco más en un buen día y un poco menos en uno malo, pero ahí cerca debería estar. El circuito es muy rápido, todo llano, pero con mucho viento, lo que lo va a hacer especialmente duro y va a provocar que si no queremos perder el grupo no haya que dejar de pedalear ni un momento. En la carrera a pie es un poco diferente, ya que hasta hace una semana no podía hacer ni 15 minutos de carrera seguidos... Esta semana ya he podido correr dos veces, pero lo máximo que he hecho han sido 8 kilómetros. Así que, después de 2 meses habiendo corrido cuatro veces, creo que mi objetivo es poder terminar sin molestias. Así acabaría contento.

 

-En resumidas cuentas, ¿cuál es la enseñanza más importante que te dejó una prueba del nivel del Ironman 70.3 de Dubai?

 

Lo que más me chocó es que no se puede jugar a ser deportista profesional y pretender que te salga un carrerón sin planificar bien un viaje. Ser PRO es mucho más que entrenar, subir fotos de los sponsor a redes sociales, cuidarse la comida... Hay que saber gestionar el estrés que generan los viajes y, sobre todo, ir con tiempo y con una estrategia ya previamente estudiada. Hay que dejar poco a la improvisación.

 

-Con vistas a la clasificación para el Mundial Ironman 70.3 de Sudáfrica, ¿en qué puesto te gustaría/deberías acabar en Texas?

 

La idea en un principio era hacer un top-5. Pero hay que ser realistas. Con la lesión que arrastro y con el start list que hay, si hiciese un top-10, ya estaría satisfecho.

 

-¿Por qué elegiste el Ironman 70.3 de Texas?

 

Lo elegí porque mi amigo Johan me dijo que él lo había corrido el año pasado y que era una pasada. Además, me cuadraba bien en el calendario, así que no me lo pensé dos veces. Me saqué los billetes y me apunté. No me arrepiento para nada porque este lugar es increíble. Llevaba mucho tiempo queriendo viajar a Estados Unidos y estoy viviendo una experiencia muy bonita. Además, la lista de salida es de muchísimo nivel y creo que será una carrera muy bonita para vivirla desde dentro.

 

-¿Qué piensas cuando estás en la línea de salida al lado de Brownlee o, en esta ocasión, de Kienle?

 

A Brownlee solo pude verlo en la salida y ya no lo ví más en toda la carrera, ¡jejejeje! Es otro nivel. A Kienle... espero salir del agua delante suyo y, cuando me pase en bici, intentar aguantar lo máximo posible y sentir la adrenalina de ir detrás de un crack como él. Les tengo mucho respeto y admiración a ambos y me siento un privilegiado de poder compartir línea de salida con ellos.

 

-¿Qué supone para ti estar compitiendo con triatletas del nivel de Kienle?

 

La motivación es máxima y estoy deseando que llegue el momento en el que me pase con la bicicleta y tener las fuerzas suficientes para poder acompañarle unos kilómetros.

 

-¿Cómo ha sido una semana de carga tipo para llegar en un buen momento de forma a esta prueba?

Como he estado lesionado de la rodilla y no me permitía correr, he estado entrenando algo más la bici y la natación, aunque yo y mi entrenador somos de no hacer demasiado volumen y sí meter mucha intensidad. Una semana de carga tipo estos dos últimos meses podrían ser 20.000 de agua en 6 sesiones (unas 5 horas), unos 450 km de bici en 4 sesiones (unas 13 horas) y 2 sesiones de GYM de unos 40-45' para completar cerca de 20 horas de entrenamientos semanales. En bici solían ser 2 días aérobicos, uno de trabajo de FTP o PAM y otro día largo con algo de ritmo de competición y entrenar la ingesta de geles durante las series. Nadando solían ser 3 días faciles, un día de trabajo de velocidad, un día de aeróbico medio y un día de aérobico intenso.

 -¿Cómo estás visualizando una carrera 'buena' en Texas, en la que puedas dar tu "cien por cien" y en la que puedas resarcirte de tu "decepción" en Dubai?

 

Una carrera buena para mí aquí sería salir 40 segundos detrás de Kanute y 2 minutos delante de Kienle en el agua y hacer una media de 305w en bici. De esta manera, podría bajarme a correr entre los 10 primeros... Y correr sin dolor en la rodilla la media maratón para aguantar ese top-10 con algunos que desfallecieran por delante y otros pocos corredores que me cogieran viniendo desde atrás.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....