Kilian Jornet: "Llegué a odiarme a mí mismo"

Escalofriantes palabras del ultrafondista catalán.
-
Kilian Jornet: "Llegué a odiarme a mí mismo"
Kilian Jornet: "Llegué a odiarme a mí mismo"

El ultradeportista catalán Kilian Jornet se confiesa. No todo es un camino de rosas en su vida, y varios relatos de su pasado y presente dejan a la vista la dureza de ser todo un campeón del mundo… Kilian manifiesta unas duras declaraciones al periódico El País.

“Llegué a odiar a Kilian Jornet. Llegué a odiar mi foto. Podría ser una mierda, un maltratador, un nazi, un asesino. La gente no sabe nada de mí. Es duro verme a mí mismo como un ídolo o un mito para alguien sólo porque corro rápido. Me siento sucio por la admiración de la gente, por este mundo fanático”. Con estas impactantes palabras comenzaba Jornet  a abrir su corazón y hacer saber al mundo lo que pasaba y sigue pasando por su cabeza.

Toda una vida dedicada al deporte y a la montaña. Lo de ser campeón del mundo llegó ‘por casualidad’, no es algo que este brillante deportista buscara. A los tres años superaba los 1.000 metros de desnivel, para llegar a la adolescencia y comenzar a ganar eventos internacionales. “Tengo que limpiarme, y la manera es hacer algo cercano a la muerte”, expresa Kilian, de 30 años, al revivir esos días de angustia. Una continua lucha con su cabeza. ‘Summits of my life’ fue un paso hacia delante. Significó volver a recuperar la motivación por vivir y seguir sumando éxitos tras proponerse subir las montañas más grandes del mundo en el menor tiempo posible. 

Estos pensamientos no son nada nuevos, todo tiene su origen en junio de 2012, cuando se entrenaba en el Mont Blanc con Stéphane Brosse, su amigo y mentor. Entre ambos se abrió una grieta en el suelo y Brosse cayó. Jornet se salvó. “Me preguntaba: ¿Por qué no caí yo? ¿Por qué cayó él?”. Y en estos momentos su cabeza comenzó a tambalearse.

“Fue una época en la que bebía mucho alcohol. No me gusta. Nunca bebo. Pero me emborrachaba cada semana. Competía, hacía las carreras y ganaba, pero en el fondo estaba triste. La manera de salir de eso era emborrachándome, y durante las carreras poniéndome en situaciones que me acercaran a la muerte”, explica Kilian. 

Muchas veces se ha pasado por su cabeza el dejar su modo de vida, pero la montaña y la naturaleza lo es todo para él. Kilian Jornet continuará haciendo historia. En muchos cines de España ya se puede disfrutar de ‘Path to Everest’, un documental sobre su ascenso al Everest. Por el momento, Jornet, ha abandonado las ciudades tras su 'tour' de presentaciones y ya está de nuevo en ‘su casa’, la montaña...

Te recomendamos

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....

Lejos de ser una moda, los resultados de los estudios biomecánicos han demostrado que...