Alberto Contador: "Las cinco carreras que cambiaron mi vida"

El ya ex corredor profesional repasa cuáles fueron las competiciones que marcaron su trayectoria.
-
Alberto Contador: "Las cinco carreras que cambiaron mi vida"
Alberto Contador: "Las cinco carreras que cambiaron mi vida"

14 años de carrera profesional dan para hacer muchos kilómetros en muchas pruebas. Sin embargo, Alberto Contador, en una entrevista en CyclingNews, ha destacado cinco que marcaron el devenir de su trayectoria en la élite del ciclismo mundial…

Subida a Gorla (2001)

La hizo en 2001, cuando todavía era aficionado, una subida corta pero muy dura. Y ganó. “La gente solía decir que quien ganara esta carrera, luego sería profesional y buen corredor. He tenido tres perros: Tour y Etna. Pero al primero lo llamé Gorla”, comenta Alberto.

Tour de Polonia (2003)

Allí, con tan sólo 19 años, consiguió su primera victoria como profesional, con el ONCE-Eroski. La última jornada tenía dos sectores. Por la tarde, se disputaba una contrarreloj. “Fui por la noche a hablar con el director y le dije: ‘Oye, ¿qué tal si me lo tomo con calma por la mañana y lo doy todo por la tarde’. Y el director, Santi García, me miró y dijo: 'De acuerdo, si eso es lo que quieres'. Hice el mejor tiempo y ninguno de los corredores de la General pudo superarme", explica Contador que, efectivamente, se llevó aquella crono.

Tour Down Under (2005)

Fue la primera carrera después de superar un cavernoma que a punto estuvo de costarle la vida en 2004 cuando estaba disputando la Vuelta a Asturias.

“Para curarme, me abrieron todo el cráneo. En aquel momento, no sabía si podría volver a subirme a una bici. Los médicos no se ponían de acuerdo. Pero al final me dieron permiso y el 27 de noviembre de 2004 volví a los entrenamientos… Cogí un vuelo a principios de enero a Australia para correr el Tour Down Under… Gané la etapa reina, justo por delante de Luis León Sánchez. Para mí, eso es increíble”, asegura el campeón de Pinto.

El Giro de Italia (2008)

“El primer Giro fue el mejor. Estaba de vacaciones, pero las circunstancias que rodearon al equipo en ese momento (había sido excluido del Tour) lo precipitaron todo. La idea inicial era que solo estuviera allí una semana. Pero después de una semana estaba bien, así que le dije al director: ‘Bueno, aguanta, ahora que me has hecho venir. Me quedaré aquí hasta Milán'. Terminé ganando.

Había estado sólo dos días entrenando en la sierra de Madrid. Mi ritmo cardíaco iba por las nubes… Además, al principio tuve una caída, con una mini-fractura en el antebrazo, y esa primera semana de competición me dolió mucho. No podía levantar los brazos de los acoples de la cabra en la contrarreloj. Pero pasaron los días y pude terminar la carrera sintiéndome realmente fuerte.

Aun así, hace poco, en diciembre, me operaron de la mano para arreglarme un ligamento roto, una ‘reliquia’ de la caída de aquel Giro”, recuerda Alberto.

Vuelta a España (2017)

“Esta última Vuelta a España ha sido un regalo, algo muy especial. Obviamente, para mí y mis compañeros de equipo, la tercera etapa fue una verdadera lástima. Tuve algunos problemas estomacales y perdí mis opciones para la General. Pero sopesé los pros y los contras, y terminé haciendo una carrera muy diferente. Pude atacar exactamente cuando tuve ganas… prefiero esto último. Creo que, para mí, esa opción en la Vuelta me dio más. Me dejó sintiéndome mejor”, concluye el madrileño.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....