¡¡24 horas nadando en una piscina contracorriente para batir el Record Guinness!!

Lo ha conseguido un entrenador de natación de Cardiff de 39 años.

¡¡24 horas nadando en una piscina contracorriente para batir el Record Guinness!!
¡¡24 horas nadando en una piscina contracorriente para batir el Record Guinness!!

El pasado viernes a las 9 de la mañana, Dave Tonge empezó a dar brazadas en una Endless Pool –piscina de interior dotada con un sistema contracorriente para nadar sin moverse del sitio–... A las 9 de la mañana del sábado, después de 24 horas nadando de manera ininterrumpida, este entrenador de natación de Cardiff, de 39 años, había completado 55 kilómetros, lo que, a falta de la pertinente confirmación oficial, supone un nuevo Record Guinness.

Además, Tonge recaudó más de 7.500 euros que destinará al hospital local de Cardiff. El padre de su mujer tuvo cáncer de próstata y estaba recibiendo tratamiento allí.

"No estoy mal. Hoy me duelen un poco los hombros, ¡pero el dolor comenzará realmente mañana!", decía nada más acabar la gesta en 220triathlon.com.

"La primera parte fue fácil porque había hecho muchas sesiones de 12 horas. Pero llegué a las 15 horas y todo empezó a complicarse. Mi equipo también estaba cansado e intentaban motivarme y mantenerme despierto. Nadé 55 km y aguanté un ritmo medio de 2:20 por 100 m, aunque hice un poco de espectáculo y fui un poco más rápido a veces", explica el nadador de ultra-resistencia.

"He estado nadando todos los días durante el confinamiento entre dos y tres horas al día. Y también he nadado un par de veces por la noche para preparar lo que me esperaba en este desafío. Si todos los médicos y enfermeras podían quedarse despiertos por la noche haciendo su trabajo y luego estar con la familia al día siguiente, no había ninguna razón por la que yo no pudiera nadar todo el día y toda la noche", asegura.

"Se trata del récord de mayor distancia recorrida en 24 horas en Endless Pool y con traje de neopreno. Antes de un desafío como éste, debes hacer una sugerencia de cuánto tiempo necesitarás para comer y para ir al baño. Entonces, desde Guinness te dirán si el intento es procedente o no. Acordamos nadar 25 minutos y descansar 5, aunque hubo un par de momentos en que el cuerpo me pedía una recuperación un poco más larga", añade.

"Mi frecuencia cardíaca durante todo el evento nunca superó los 80 latidos por minuto. Aunque yo era velocista cuando competía en natación, ahora estoy envejeciendo. Soy mejor en la natación de resistencia, mantengo la técnica y me consigo nadar relajado para aguantar más tiempo", aclara.

Los mejores vídeos