¿El triatleta nace o se hace?... El test genético responde

Cuánto influyen en el rendimiento esas cualidades que heredamos de nuestros padres y cuánto nuestro propio esfuerzo, alimentación, etc.
Alberto Cebollada -
¿El triatleta nace o se hace?... El test genético responde
¿El triatleta nace o se hace?... El test genético responde

Creo que todos hemos conocido deportistas con unas cualidades tremendas, deportistas con una “genética privilegiada” de esos que sin entrenar, o con menos entrenamiento, logran unas prestaciones por encima de lo normal. Cuando los demás hemos tenido que entrenar, entrenar y entrenar y esforzarnos mucho más que ellos para poder aguantarles la rueda, para poder compartir las sesiones de carrera o nadar a sus pies…

Cada uno de nosotros como triatletas, somos resultado de dos factores, uno que se adquiere a lo largo de nuestra vida deportiva principalmente mediante el entrenamiento y el otro, que nos viene heredado de nuestros padres y del que disponemos desde el momento en el que nacemos. Así, por un lado tenemos la “adaptación al medio” que se logra por el esfuerzo realizado bajo factores externos como pueden ser las mejoras del rendimiento que experimentamos día tras día al entrenar, o efectos más visibles como el bronceado de la piel tras la exposición a los rayos ultravioletas, esa definición muscular como resultado de los miles de kilómetros pedaleando y corriendo; todas ellas son modificaciones más o menos grandes que no son heredadas. Y por otro lado, tenemos el factor que nos ocupa en este test que es la genética, la cual está, como veremos, sometida a cómo interactuemos con el medio. Esto es que, por muy buen potencial genético que heredemos, si no entrenamos adecuadamente, si no cuidamos nuestra alimentación, si no acumulamos miles de horas de esfuerzo, o se dan otros muchos factores que ayuden, el rendimiento deportivo se esfuma.

Conocer la información que guardan nuestros genes, nos puede servir para corregir o reducir la probabilidad de padecer determinadas enfermedades, mejorar nuestra alimentación al poder personalizarla y optimizar nuestro entrenamiento al aplicar de forma individual los métodos, el descanso y la intensidad de la carga más adecuada a nuestro fenotipo.

El fenotipo es el conjunto de caracteres observables que un individuo presenta como resultado de la interacción entre su genotipo y el medio ambiente en el que vive. Casi todos los fenotipos emergen de interacciones complejas entre genes múltiples y el medio ambiente y nos surgen preguntas como estas:

¿Nuestro rendimiento en triatlón está escrito en nuestros genes o depende sólo del entrenamiento?

¿Nuestros genes determinan la probabilidad de sufrir una lesión, padecer una enfermedad o hacer que asimilemos mejor un tipo de alimentación que otro?

O por el contrario, ¿son los hábitos saludables y las horas de entrenamiento los verdaderos protagonistas del triatlón?

 “Es que nadas o corres como tu padre”… son comentarios que hemos escuchado en alguna ocasión en boca de nuestros conocidos. Es cierto que determinados patrones e incluso comportamientos los heredamos y están determinados genéticamente. El problema es que se tiende con facilidad al determinismo genético, o creencia de que el rendimiento deportivo o los resultados quedan totalmente determinados por nuestra herencia genética y esto ni en la vida ni en el deporte es así.

Un perfil genético favorable en combinación con un entrenamiento óptimo, es fundamental para un desempeño atlético de un deportista de élite, pero ningún resultado de un test genético se puede asociar lo suficiente para garantizar su uso como predictivo de un éxito deportivo. Debemos aceptar la aplicación de estas nuevas tecnologías y la propia investigación genética para lograr mayores beneficios en la salud, en la nutrición, en la prevención de enfermedades y en la optimización de los métodos de entrenamiento, pero al mismo tiempo conocer su limitación.

¿Qué es un test genético?

Es un análisis de una muestra de tu organismo que se analiza para detectar los polimorfismos o los cambios en el ADN específicos, que han demostrado su relación con diferencias interindividuales en los ámbitos deportivo y nutricional.

De esta forma, esta prueba permite conocer qué variables posee cada individuo en cada polimorfismo, y con ello, ofrecer a cada persona una información única que hasta la fecha había permanecido oculta: “su propia información genética”.

¿Qué información permite conocer éste kit especial para el triatleta de Baigene?

Se analizan diez parámetros desde el punto de vista genético para poder responder a la pregunta de ¿cómo de predispuesto está el cuerpo del triatleta para la práctica del triatlón?

Se analiza:

-Riesgo de lesionabilidad

-Rango de movimiento articular ROM y flexibilidad

-Tipología de fibras musculares

-Hidratación

-Capacidad de Resistencia aeróbica

-Fatiga metabólica

-Inflamación

-Detoxificación

-Intolerancia a la lactosa

-Metabolismo de cafeína

¿Dónde y cómo lo podemos hacer?

Nosotros hemos acudido personalmente a Baigene en Vitoria, para conocer como trabajan y que nos expliquen su metodología y aprovechar la visita para realizar la toma de muestra para el análisis genético específico de triatlón. “En el rendimiento en triatlón los pequeños detalles cuentan y pueden ser la clave del éxito. Por medio de un análisis genético damos la oportunidad de que el triatleta se conozca mejor, o al menos un poco más”, explica David Celorrio, Doctor en Genética, Farmacéutico y Asesor de Baigene.

El análisis genético proporciona al triatleta una información exclusiva sobre la relación existente entre las diferentes exigencias de las tres disciplinas, que componen nuestro deporte y sus propias características personales relativas a su dotación genética. De tal modo, que a partir de dicha información se pueden programar de forma totalmente personalizada, tanto el entrenamiento como la competición, introduciendo aquellas medidas acordes a su perfil genético que se consideren apropiadas para poder aumentar su rendimiento deportivo, disminuir el riesgo de lesiones y realizar la actividad deportiva de la manera más saludable posible.

¿Cómo se realiza la toma de muestra?

Baigene ofrece la posibilidad de comprar el producto “on line” y a los pocos días recibes en tu casa el kit con un hisopo o bastoncillo que va en un tubo precintado para que te tomes tu mismo la muestra de saliva. En él, encontrarás todo lo necesario para realizar la recogida de saliva, así como unas instrucciones detalladas para guiarte en cada paso. El proceso es sencillo, rápido e indoloro al no ser invasivo, ya que consiste en realizar un frotis del hisopo en la mucosa de la pared interna de la boca unas cuantas veces para que se recojan muestras de saliva y de epitelio bucal en el extremo. 

RECOGIDA DE MUESTRA

Una vez realizada la toma de la muestra, se precinta en un envase hermético con tus datos y, adjuntando el consentimiento firmado, se introduce en un paquete que recogerá un mensajero para que tu muestra sea analizada por los especialistas en el laboratorio.

ENVÍO DE RESULTADOS

Al cabo de 4 semanas recibirás tu información de forma digital. En tu informe encontrarás toda la información referida a tus resultados genéticos y pautas aconsejadas según tu genética, que te permitirán desde el primer momento adecuar tus entrenamientos y nutrición de una forma totalmente personalizada.

¿Para qué nos puede servir tener toda esa información a cerca de nuestra genética?

En el informe se proponen unas mejoras en las pautas alimenticias, una adecuación metodológica de los sistemas de entrenamiento y se prescriben en caso de ser necesarios una serie de ejercicios y de entrenamientos específicos que pueden paliar aquellos puntos donde el triatleta presente debilidad o alta probabilidad de padecer una lesión, para potenciar esas  debilidades y fortalecer las prestaciones que le vienen dadas “de serie”. “Porque no hay dos triatletas iguales, no debemos seguir el mismo entrenamiento ni tener la misma alimentación. Es tu propia genética el gran factor diferenciador que descubrirá qué entrenamiento es más beneficioso para ti, o de qué forma puedes alimentarte para rendir mejor”, aclaraJosé Mª Aznar Oviedo, Doctor en Genética y Bioquímico de Baigene.

Resultados

Tras la visita a Baigene para realizar la toma de la muestra, nos pilló el triatlón de Vitoria por medio y fueron muchos los participantes que solicitaron hacerse el test genético lo que retrasó la obtención de los resultados, y luego el mes de agosto. Por ello el informe tardó en llegar más de dos meses, pero la espera mereció la pena… Recibí un exhaustivo y completísimo informe de más de 300 hojas que se divide en dos partes principales. Una parte con toda la información genética en la que se explica el por qué de los resultados y otra sobre cómo la puedo aplicar.

El informe ofrece iconos y escalas de colores que facilitan la comprensión de la “a priori” tan abrumadora  información científica. Incluye la ficha personal, el resumen con los resultados, una explicación de la influencia que cada variable genética tiene en el triatlón y las recomendaciones prácticas y los ejercicios adaptados a los resultados para potenciar mis fortalezas y corregir mis debilidades. También se explica cómo se deben interpretar los resultados, por un lado para facilitar la perspectiva global de los datos se atiende a “la frecuencia” con la que la dotación genética particular de cada uno se da en comparación con el resto de la población. También se explican los efectos que tu dotación genética  tiene en tu organismo y el rango estadístico en el que se encuentra. Los resultados también se asocian con una simbología a modo de semáforo genético, que informa sobre si tu dotación es normal, favorable o no para cada fenotipo concreto analizado.

Opinión acerca de este tipo de análisis genético

Como ocurre con muchas otras tecnologías médicas ahora al alcance del deportista aficionado, es necesario tener precaución en la interpretación de los datos, especialmente en personas susceptibles o hipocondríacas que pudieran reaccionar negativamente ante la información relativa a la probabilidad de padecer determinadas enfermedades o al conocer las debilidades en algunas prestaciones.

La genotipificación avanzada ofrece posibilidades de comprender los mecanismos moleculares y empieza a jugar un papel importante en el desarrollo de la nutrición personalizada que intuyo se impondrá en el futuro más próximo.  La practicidad de estos análisis genéticos para mejorar la salud, requieren a su vez de estrategias para cambiar los hábitos. No basta solamente con orientar y dar recomendaciones sino que es necesario facilitar los métodos para lograr instaurar o corregir determinados comportamientos y, ahí, Baigene cumple al entregar un completo informe práctico. Desde mi punto de vista disponer de tu  información genética es parte de una “salud inteligente”, importante a la hora de mantener estilos de vida saludables.

Pero en mi opinión, sin tener esa costosa información, siguiendo las recomendaciones de una buena praxis deportiva, respetando los principios del entrenamiento deportivo, adecuando los métodos del entrenamiento a las necesidades y particularidades de cada deportista, así como seguir una alimentación sana, variada y equilibrada, ya se hace una gran labor de prevención.

Lo que más me ha gustado de este análisis genético

Sin lugar a dudas, se trata de un tema interesante, de un campo el de la genética apasionante y de una prueba indolora y de fácil realización que permite saber más de ti mismo. Una información privilegiada que antes estaba al alcance de muy pocos atletas de élite, ahora está a nuestra disposición permitiendo pulir y afinar en detalles tan trascendentes como cual es el método de entrenamiento con el que mi organismo responde con mejores resultados, cual es la velocidad de metabolización de la cafeína, el tipo de fibras musculares y su capacidad de contracción, el tiempo que necesito para recuperarme de los esfuerzos o la probabilidad de padecer una lesión músculo esquelética.

Y que es lo que no me ha gustado tanto

El Kit Genético específico de Triatlón de Baigene en Vitoria cuesta 480€, una cantidad nada despreciable si atendemos a que se trata de información, mucha información es cierto, pero son recomendaciones y consejos que al final es el triatleta quien debe poner en práctica en sus entrenamientos y esforzarse diariamente por cumplir esas indicaciones. Desde mi punto de vista entendería más útil para el deportista que por ese precio se entregase un informe menos extenso y más práctico y que incluyera la realización práctica de un determinado número de sesiones con el equipo de entrenadores de Baigene. En esas sesiones el triatleta podría poner en práctica y aprender los métodos de entrenamiento y ejercicios más aconsejados que se derivan de los resultados de su informe. Está claro que será con el tiempo y aplicando las orientaciones que facilita el informe, la única forma de poder comprobar si se perciben mejoras en el rendimiento, si la salud en general mejora, o si la prevención de lesiones es más eficaz. Y será solo entonces cuando podrá valorar cada uno si el coste de este Kit ha merecido la pena.

Conclusión

Como afirman algunos especialistas en genética, “el ojo del entrenador “ puede tener más valor predictivo del potencial deportivo de un deportista, y sus conocimientos y experiencia permitir  adecuar los métodos de entrenamiento para mejorar su rendimiento sin necesitar los resultados de un test genético. Pero en la actualidad no podemos subestimar la ganancia que supone para el deportista y/o su entrenador tener la información relativa a cómo su genética determina la contracción de  sus fibras musculares o cómo funciona su metabolismo; esta información siempre resultará de interés para no cometer errores y mejorar la salud.

Especialmente el tipo de test que ofrece Baigene pueden ser de utilidad en triatletas que intuyan problemas metabólicos o padezcan una mayor tasa de lesiones o aquellos que tengan una preocupación por saber la probabilidad de desarrollar una enfermedad que afecta a su familia.

Esta claro que aunque un triatleta tenga un físico o genotipo ideal, si no siente pasión y no dedica mucho esfuerzo en los entrenamientos, o sus hábitos de alimentación no son adecuados, será muy difícil que sus resultados evolucionen hasta convertirle en un atleta de alto rendimiento. Debe evaluarse además la relación coste-beneficio de este tipo de pruebas que quizás, a fecha de hoy, ofrecen información a la que se le atribuye más relevancia de lo que está demostrado científicamente pueden aportar en la mejora de las prestaciones de un deportista.

www.baigene.com

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....