Hoy entrenamos con... Víctor Tasende

Víctor Tasende es un claro ejemplo de que nada es imposible cuando quieres algo de corazón y luchas por ello.
Cristina Azanza -
Hoy entrenamos con... Víctor Tasende
Hoy entrenamos con... Víctor Tasende

Cuando tenía 17 años, Víctor (Lippstadt Alemania 05-11-1987) sufrió una tetraplejía incompleta al tirarse de cabeza a una piscina. Su vida cambió radicalmente y la desgracia acabó convirtiéndose en su mayor regalo. Este hecho y las consecuencias que vinieron después hicieron que se convirtiese en la persona que es hoy en día, sin duda su mejor versión. Gracias a su envidiable espíritu de superación y a sus ganas de vivir, no únicamente consiguió volver a andar, sino que se ha convertido en un amante del deporte y ha superado pruebas extremas como la Titan Desert o un Ironman.

Obviamente no toda ha sido fácil. Hay mucho sacrificio, esfuerzo y trabajo diario detrás, pero Víctor Tasende es un claro ejemplo de que nada es imposible cuando quieres algo de corazón, luchas por ello y lo alcanzas.

Antes de probar con el triatlón, ¿hiciste algún otro deporte?

Lo cierto es que hasta los 20 años el deporte no formaba parte de mi vida, pero todo cambio cuando con 17 años, tirándome de cabeza a una piscina, sufrí una lesión medular, con un diagnóstico de tetraplejía. Desde ese momento hasta el día de hoy la rehabilitación, la recuperación y el constante trabajo con las secuelas, hicieron, han hecho, y estoy seguro que harán, que tenga el deporte como filosofía de vida. En estos más de 13 años he cruzado varios desiertos, junglas, montañas y he completado varios Ironman.

¿Cuándo decides probar con el triatlón? ¿Por qué?

Lo cierto es que cuando crucé la meta de la Titan Desert, que es una carrera de BTT por etapas en el desierto del Sahara, un medio de comunicación se acercó a mí y me preguntó qué sería lo próximo que haría, y lo cierto es que sin vacilar y con la emoción del momento dije que mi próximo objetivo era completar un Ironman. Y así fue como el 6 de octubre de 2013 completé mi primer triatlón, mi primer Ironman.

¿Ironman o pruebas por etapas? ¿Por qué?

Sin duda, pruebas por etapas. El Ironman me encanta, pero precisamente me hace feliz este tipo de modalidad del triatlón porque exige un esfuerzo muy grande durante muchas horas, y el nivel de sufrimiento puede ser muy grande. Cuantas más horas mejor me encuentro y más feliz me siento. En este tipo de pruebas por etapas ya no solo entrenas al cuerpo, entrenas la mente, te vuelves más habilidoso, más listo e inteligente, y todo ello te hace ser tu mejor versión en el trabajo, con los amigos y familia, en definitiva, te hace moldear tu mejor versión.

Actualmente, ¿cuál es tu entorno de entrenamiento?

La naturaleza. Poco me gusta estar encerrado, ya sea en casa o en un gimnasio. No quiero sentirme “encarcelado”. De una manera u de otra, llueva, nieve, haga sol o frío, intento, siempre que puedo, salir a la montaña, carretera, mar o piscina, pero todo al aire libre, porque eso me llena, me hace sentir bien, me hace curarme física y mentalmente, y sin duda te forja de alguna manera, mejor que estando en un entorno demasiado controlado.

¿Tienes ya algún objetivo ‘triatlético’ para el año 2019? ¿Y más a largo plazo?

Lo cierto es que actualmente no contemplo a corto plazo una prueba en concreto como tal, he probado varios triatlones en distintas distancias y lo que me ha quedado claro es que el Ironman es mi distancia. A largo plazo sí contemplo y visualizo estar en Hawaii, aunque sea el último en cruzar esa meta, o incluso realizar algún Ultraman.

En la actualidad, ¿compaginas tu trabajo con los entrenamientos? ¿Cómo te organizas?

Sí, compagino mi trabajo con los entrenamientos. Actualmente me dedico mucho a dar conferencias de motivación, sobre todo en el ámbito empresarial, pero también estoy en muchos foros de deporte o de diferentes asociaciones que
me contactan para poder ir hablar de diferentes temas. Por todo ello, hay épocas en las que tengo mucho trabajo y viajo, por eso siempre llevo mis zapatillas o bicicleta para entrenar, si no, cuando estoy en casa, trabajo desde el despacho haciendo consultas, y durante ese tiempo me es más fácil escaparme al mar o a la montaña. Yo siempre tengo conmigo preparada una mochila para ir a correr, nadar o andar en bici.

Cuéntanos cómo entrenas cada disciplina…

SWIM: normalmente cuando me preparo una prueba donde requiere que nade, lo primero que hago es planificar los meses. El planteamiento que hago es de mucha carga y lastre al principio. Me centro en la técnica y volumen. Según se acerca la fecha, bajo las sesiones de natación pero incremento el volumen en metros en cada sesión. El último mes ya solo busco encontrarme, sentir el agua y deslizar. El trabajo está hecho y pensar lo contrario es no estar seguro de haber hecho los deberes.

BIKE: sin duda, por horas y kilómetros, además de por zonas de frecuencia cardiaca. Lo que menos me gusta y de lo que huyo mucho es de los vatios. Una de las secuelas de la lesión me hace tener una fuerza limitada en las piernas. Por ello, me centro mucho en la cadencia y en las pulsaciones, buscando una cadencia muy alta a unas pulsaciones medias, para así intentar sacar una buena media de kilómetros.

Normalmente y dependiendo de la época de carga, descarga, volumen y la prueba en concreto, hago tres sesiones semanales de 30/40km y los fines de semana de 80/100 cada día, por carretera y/o monte.

RUN: por norma general, hago tres sesiones cada semana, o bien de lunes a viernes tres alternadas, o si hago una tirada larga el fin de semana, hago dos por semana. La metodología que sigo es entrenar carga con peso lastrado en tobillos y/o mochila, y después, más avanzada la temporada, ya me quito
el lastre y hago velocidad, normalmente entre 8 y 14 km. Después, los fines de semana los invierto haciendo tiradas largas, ya solo midiendo el tiempo global. Es decir, suelo hacer tres, cuatro o cinco horas, dependiendo de la semana de carga que sea. Ahí me pueden salir dependiendo del desnivel, 30, 40 ó 50 km. Estos los intento hacer siempre por campo, pistas o montaña, ya que la carretera me desgasta mucho.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....