Qué tomar después de entrenar: las respuestas del experto

Tanto las sesiones al aire libre de los triatletas como el gimnasio exigen una correcta hidratación postdeporte.
Toni Martínez, entrenador -
Qué tomar después de entrenar: las respuestas del experto
Las respuestas del experto a qué tomar después de entrenar

Los gimnasios ofrecen variadas y diferentes actividades para que sus clientes consigan los objetivos que quieren alcanzar.

Cuando hablamos de qué podemos tomar después del gimnasio, tendríamos que especificar qué tipo de actividad se ha realizado. No será lo mismo una persona que ha acabado de hacer una clase de zumba que el que ha trabajado intensamente una hora y media con las pesas o el que ha hecho una clase de yoga. Dependiendo de la actividad realizada, los métodos de recuperación serán diferentes.

Ahora bien, hay unos consejos a nivel general que les pueden ir bien a todas las personas, sea cual sea la actividad física que hayan realizado.

No debemos olvidarnos de un aspecto clave, la hidratación. Aunque será de mayor importancia en aquellas actividades que se prolonguen en el tiempo como pueden ser las denominadas cardiovasculares: correr, bicicleta, elíptica, remo, natación, spining, etc. También lo es en el resto de actividades porque mantener el organismo bien hidratado durante y después del ejercicio es fundamental para una buena recuperación. Para este propósito, las bebidas isotónicas son las que mejor respuesta nos ofrecen. La ingesta de agua solamente no es una garantía para recuperar totalmente el organismo ya que, dependiendo de la intensidad y duración de la actividad realizada, pueden requerirse electrolitos e hidratos de carbono.

Otro aspecto muy importante para la correcta recuperación después del ejercicio es lo que llamamos “la ventana”. Es el espacio de tiempo, donde el organismo está más receptivo para absorber aquellos nutrientes que hemos perdido durante la practica deportiva. Esta ventana está situada poco después de acabar el ejercicio y, más o menos, dura una media hora. Es decir, que no sólo es importante lo que tomamos sino que también cuándo lo hacemos.

Como explicábamos anteriormente, el tipo de actividad que se realice nos indicará qué tenemos que tomar para reponer al organismo. Si realizamos actividades orientadas a trabajar la fuerza (pesas, crossfit, tbc, gap, etc), además de líquidos isotónicos, tendríamos que incorporar alimentos o productos ricos en proteínas o aminoácidos, para poder recuperar lo antes posible e incluso aumentar el rendimiento muscular. En la mayoría de los entrenos de fuerza, dependiendo de la intensidad, hay una destrucción del tejido muscular, que está formado básicamente por proteína.

Por otro lado, si las actividades que hacemos están más enfocadas a objetivos de resistencia, adquieren más importancia las bebidas isotónicas. Hoy en día, en el mercado podemos encontrar gran variedad de este tipo de productos, con distintos tipos de sabores: naranja, limón, fresas…hasta los amantes de la cerveza estarán contentos con la aparición de la cerveza 0,0 isotónica, que está indicada para actividades de baja y media intensidad. Aporta todo el sabor de la cerveza 0,0 convencional, y además es isotónica, por lo que es una buena opción para una hidratación después del ejercicio físico.

Es muy recomendable que el sabor de la bebida sea agradable para la persona que la consuma, porque de esta forma no le costará esfuerzo ir tomándola y conseguirá una recuperación completa. Aproximadamente habría que tomar un litro por cada kilo de peso que hayamos perdido.