Aquarunning: un entrenamiento "que sale a flote"

Se puede usar perfectamente en nuestra preparación física habitual, no sólo en procesos de recuperación de lesiones.
-
Aquarunning: un entrenamiento "que sale a flote"
Aquarunning: un entrenamiento "que sale a flote"

La carrera a pie es un deporte muy lesivo por los microtraumatismos que implica al golpear el suelo, lo que conlleva un desgaste articular nada desdeñable, en el mejor de los casos, y lesiones, en el peor de ellos.

El agua es un medio ideal para practicar deporte ya que apenas ofrece impactos que puedan dañar nuestros músculos y articulaciones, pero a la vez nos ofrece una resistencia al movimiento que nos permite mantener un nivel de intensidad adecuado. Ahora que es verano y tenemos más accesibles las piscinas te vamos a proponer unos interesantes consejos.

El “aquarunning” es utilizado por muchos corredores para la recuperación de lesiones y como complemento a las sesiones de entrenamiento. Tan sólo necesitamos un flotador abdominal para mantener la alineación de la columna y evitar además tocar con los pies en el fondo de la piscina.

BENEFICIOS DEL CORRER EN EL AGUA

La ausencia de impacto con el suelo, nos evitará lesiones a nivel articular y muscular. Nos permite trabajar por igual el tren inferior y superior de forma más intensa, debido a la resistencia que nos ofrece el agua en nuestros movimientos. El consumo calórico se incrementa al sumar la resistencia que el agua nos ofrece.

A TENER EN CUENTA

-Es más recomendable controlar el trabajo de correr en el agua por tiempo que por distancia recorrida.

-Las pulsaciones en el agua son las equivalentes a 5 ppm menos que en el asfalto. Es decir que trabajar el 80 % del FC max en el agua equivale al 85% en el asfalto, esto es debido a que corriendo en el agua estamos flotando y al no estar bajo la influencia de la gravedad, el reclutamiento muscular cambia y se disminuye el esfuerzo cardiaco.

-Los pies nunca tocan el suelo, el movimiento de brazos y piernas es igual que al correr y mantendremos el cuerpo algo hacia delante. En el agua podemos hacer las mismas series que el asfalto. La velocidad no va a ser la misma, pero el tiempo y la intensidad sí deben serlo.

-Hay muchos casos de triatletas que tras un largo periodo sin correr sobre asfalto o tierra y combinando de forma adecuada las sesiones de natación, ciclismo y carrera en el agua, al volver a correr con apoyos, se sintieron como si nunca hubiesen dejado de correr a nivel aeróbico (transferencia del entrenamiento) y muscular (se trabaja tono, sin impacto).

-La hidrogravidez, la intensidad del ejercicio y la presión hidrostática del agua en todas sus direcciones convierten al medio acuático en un gimnasio tridimensional donde poder practicar la carrera de manera adecuada y saludable.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....