Tu primera inversión para hacer IRONMAN: un entrenador (y si puede ser, de perfil conservador)

¿Te estás planteando hacer un IRONMAN? No te pierdas las reflexiones de nuestro colaborador tri4dream sobre la que debería ser tu primera inversión.

Emilio Moreno López (@tri4dream)

Tu primera inversión para hacer IRONMAN: un entrenador (y si puede ser, de perfil conservador).
Tu primera inversión para hacer IRONMAN: un entrenador (y si puede ser, de perfil conservador).

Se acerca el 140.6 INN. Estamos a 38 días de por fin volver a competir en larga distancia. No lo hago desde octubre de 2020 en Barcelona, en lo que fue mi cuarto Ironman y por sensaciones y tiempos, el mejor de todos. Fue una carrera especial porque ahí puse punto y final a mi relación con Mario Repes, mi gran valedor en esto del triatlón y hasta esa fecha mi único entrenador.

Recuerdo que allá por diciembre de 2013, cuando dejé de jugar al fútbol, me llamaba mucho la atención el hecho de hacer un duatlón. Siempre me gustó muchísimo el ciclismo, mi abuelo fue ciclista – luchó contra Bahamontes en carreras populares de aquella época – y desde bien pequeñito me inculcó la pasión por este gran deporte.

Desde el primer momento quise ponerme en manos de un entrenador. Podría haber puesto en google “Entrenamientos para Duatlón” y me habría salido una ristra de enlaces para elegir uno e intentar llevarlo a la práctica. Pero no, pensé que lo mejor sería que alguien que supiera de qué iba este mundo me guiara y así lo hice. Me decanté por Mario porque me llamó mucho la atención su palmarés. Acababa de ser Campeón del Mundo 35-39 en Zofingen, Suiza ( El Kona del Duatlón) y tener la posibilidad, por un precio muy asequible, de ser entrenado por un campeón como él, me llenó de ilusión.

Con Mario hice 4 Ironman y 9 Ironman 70.3. Siempre fue muy cauteloso conmigo. Siempre con los pies en la tierra. Sobre todo con el primero de todos. Fue en Lanzarote 2016. No le gustó mucho la elección, sabía que era un sitio complicado para debutar, pero respetó mi decisión y allí que nos plantamos. Fue una carrera durísima. Yo iba con lo justo. Para acabar y poco más. Y lo hice. Recuerdo aquella maratón como un infierno. Jamás lo había pasado tan mal. Pero estaba en Lanzarote a punto de terminar un Ironman. ¿Qué quería? Si hacía dos años que literalmente odiaba profundamente correr.

Creo que es fundamental tener un entrenador para preparar este tipo de pruebas. Alguien con experiencia que te guíe, te asesore, esté a tu lado en los peores momentos de la preparación, que se amolde a tus circunstancias personales y sobre todo que te entienda, porque él ya habrá vivido todo lo que a ti te está pasando y eso es un plus que no te da un PDF de Google.

Cada vez veo más gente que entrena por su cuenta. Lo respeto, pero creo que sobre todo para debutar en Ironman, no es la mejor de las elecciones. El precio medio de un entrenador On line en España podríamos decir que va de entre 50 a 150 euros. Reconozco que quizá el eslabón más caro ya sea para pensárselo bien, pero sinceramente, por 50€, tener un entrenamiento cada semana ajustado a ti, me parece un lujo al alcance prácticamente de cualquier persona que practica triatlón. Si me dices que no puedes pagarlo, sinceramente, te has equivocado de deporte. Porque aunque se puede ajustar el presupuesto, por norma general podemos decir que es un deporte caro y a veces carísimo dependiendo de lo que quieras tener y sobre todo quieras hacer, en cuanto a material y competiciones.  Puedes tener una bici de 1500€ o una cabra de 10000€. Puedes competir en tu ciudad y gastarte lo justo o puedes irte a la otra punta del mundo y gastarte el sueldo de 4 meses para competir.

Por lo tanto para mí, lo primero que te recomendaría para tu primera inversión, es un entrenador. Y si puede ser de perfil conservador, mejor. Que te haga ver que vas a enfrentarte a una prueba extrema, en la que no tienes experiencia y salvo que estés tocado por una varita mágica y seas un crack, vas a sufrir mucho. De “perfil conservador” me refiero a alguien que no te llene la cabeza de pájaros y flores hablándote de tiempos, de ritmos, de lo que tienes en tus piernas y sí que te hable de cabeza fría, paciencia, de control y sobre todo de saber que tu primer Ironman seguramente no será el mejor. Que inicias un proceso que te llevará tiempo y en el que necesitarás muchos kilométricos en la bici, muchas carreras a pie y muchos metros nadando para realmente afrontar una carrera de estas características con esa fuerza y con esos ritmos objetivos ambiciosos que ves a tu amigo o amiga y que sueñas con algún día poder hacerlo como ellos.

Desde aquí le doy las gracias a Mario por llevarme siempre por el mejor camino. Por adaptarse a mí y a mi vida. Por saber que tenía limitaciones y que poco a poco iba a ser mejor triatleta. Debuté en Lanzarote 2016 con 13h36´y me despedí de él en Barcelona con 10h21´. Ahora es el turno de Alejandro Santamaría para llevarme a donde creo que AHORA sí estoy preparado para luchar. Ahora sí que quiero exigencia máxima, ritmos objetivo, ambición y salir a por todo en este caso en el  140.6 INN. ¿Por qué? Porque labré mi camino desde la prudencia, con un entrenador con mucha cabeza y ahora estoy preparado para dejarme la vida en los 226 kilómetros más famosos del mundo.

Te animo a que si eres principiante o sueñas con hacer algún día un IRONMAN, que disfrutes del camino y de cada etapa como he hecho yo y te aseguro que te enamorarás de este deporte. El swimbikerun como estilo de vida.

Los mejores vídeos